Retrospectiva Bastarda: «Carrie» (1976), de Brian de Palma

Retrospectiva Bastarda: "Carrie" (1976)

Si te gusta el terror y las novelas de Stephen King, no dejes de ver o revisitar una de sus mejores adaptaciones de la mano de Brian de Palma.

Por @santiagufranco

La película comienza con un increíble plano cenital de unas chicas jugando voleibol mientras la cámara va descendiendo y acercándose a una de ellas lentamente, momento en el que oímos que es maltratada verbalmente por las demás compañeras por su incompetencia ante el juego. Mientras esto pasa, vemos los títulos de créditos en un rojo intenso y pasamos a un plano secuencia en cámara lenta muy complejo en el que como voyeuristas irredentos entramos en el vestuario de las chicas que vimos anteriormente, ahora desnudas o en toalla, haciendo bromas o simplemente charlando, todo ambientado por la música de Pino Donaggio; hasta que la cámara aborda nuevamente a aquélla chica ingenua y maltratada completamente desnuda duchándose, con primerísimos planos de su cuerpo; el agua, el vapor y la piel se apoderan de la pantalla con una belleza ineludible hasta que vemos sus ojos de terror al darse cuenta que está saliendo sangre de su cuerpo.

Es su primera menstruación, pero nadie le habló de ello; y el maltrato vuelve, pero apenas comienza. Y estos son sólo los primeros cinco minutos de película, en los que sabemos que su director no tendrá ningún inconveniente en entregarnos escenas poco condescendientes con el espectador, no se guardará nada; arriesgará como lo ha hecho siempre en su carrera el gran director Brian de Palma.

Retrospectiva Bastarda: "Carrie" (1976)

De Palma ya venía de dirigir a actrices reconocidas como Margot Kidder en Sisters y de realizar películas muy estimables como El Fantasma del Paraíso y Obsesión. En esta ocasión se embarca en la tarea de adaptar para el cine la primera novela de un tal Stephen King. Este profesor de inglés, años antes, en medio de la pobreza, viviendo en un remolque junto a su esposa Tabitha y sus hijos, había escrito una novela sobre una chica adolescente abusada por su madre y compañeros de colegio quien descubre que posee  poderes telequinéticos.

King despreció su escrito y decidió tirarlo a la basura pero su esposa lo animó a desistir de ello y enviarlo a un editor. Para su sorpresa la novela no sólo fue publicada, sino que se convirtió en un enorme éxito de ventas y el profesor pasó a ser una marca en sí mismo y una de las figuras más conocidas y prolíficas del siglo XX y lo que llevamos del XXI. Y el trabajo de De Palma es maravilloso, de las mejores películas de su carrera y una de las mejores adaptaciones al cine de la obra del escritor estadounidense.

En esta ocasión cuenta con actrices muy jóvenes que después veremos a lo largo de los años en múltiples cintas. El reparto encabezado por Sissy Spacek; su palidez, sus ojos saltones y profundos y su actuación le confieren al personaje de Carrie White una credibilidad en pantalla a todas sus vivencias; sentimos profundo pesar por Carrie y es una decisión acertada del director llevarnos por sentimientos como la lástima y la tristeza pues se convierten en el núcleo para aceptar el desenlace con cierta sensación de justicia. También está Amy Irving en uno de sus primeros papeles encarnando a una chica inconforme con su propia actitud, que reconoce el mal que le ha hecho a Carrie al prestarse para las burlas y el bullying en manada. Bullying promovido por la malvada Chris, interpretada por Nancy Allen, y apoyada por su novio Billy Nolan, encarnado por un joven John Travolta; estos tres últimos volverían a trabajar con De Palma.

Pero aparte de Spacek, quien se come la pantalla con su magistral actuación es Piper Laurie, interpretando a Margaret White, la madre de Carrie. Nos entrega el perfil de una mujer viuda, fanática religiosa histérica y violenta, quien ha abusado física y psicológicamente de su hija por años exponiéndola a castigos brutales y manteniéndola en la ignorancia sobre lo que significa ser mujer y crecer, pues considera que el sólo pertenecer al género femenino es un pecado bajo justificaciones bíblicas pletóricas de misoginia. Para la señora White el deseo de la mujer es una ignominia, convirtiéndola en uno de los personajes más detestables del cine. No en vano fue nominada al Oscar por esta poderosa interpretación.

Retrospectiva Bastarda: "Carrie" (1976)

La película aborda todo un arsenal de temas siendo los más destacados la adolescencia, la culpa, la violencia en los colegios, el fanatismo, las costuras defectuosas de una sociedad ciñéndose fielmente a costumbrismos y anacronismos que como en las historias de King, son la columna vertebral de la narración. Esto por supuesto sin dejar a un lado el terreno de lo fantástico donde Carrie descubrirá muchas cosas sobre sí misma y con serenidad y un pulso narrativo destacado, tanto De Palma en la película como King en la novela nos mostrarán que todo ser humano tiene un límite y cuando éste se sobrepasa las consecuencias pueden ser devastadoras.

La película en su totalidad es una lección de amor al cine por parte de De Palma; sus virtuosismos técnicos que observamos a lo largo de toda su obra ya los encontramos en Carrie. Por ejemplo el plano cenital del que hablamos en un inicio y que volveremos a ver en Los Intocables, heredado de Hitchcock en Psicosis. O en sus minutos finales el recurso de la pantalla partida para mostrarnos a la vez la acción y reacción desencadenada por su personaje principal, herramienta con el que el propio director no se sintió conforme pero que funciona de manera hipnótica, con Spacek mostrando su lado más escalofriante mientras conocemos lo que ocurre con lo que le rodea. Tarantino, quien se considera un admirador de De Palma, utiliza este mismo recurso en Kill Bill.

Retrospectiva Bastarda: "Carrie" (1976)

También detectamos el uso del split focus diopter, una herramienta de los lentes que nos permite tener un primer plano sin perder profundidad de campo, así vemos un punto cercano y uno lejano perfectamente enfocado y dividido por una opacidad. Este recurso lo veremos en todo su cine incluso hasta Misión Imposible pero no es exclusivo de él pues también lo usa Spielberg en Tiburón o Minority Report y nuevamente Tarantino en Reservoir Dogs. En Carrie lo podemos apreciar en escenas en las que ella habla con su madre o escucha el poema del chico que le atrae.

Poco se puede decir de los remakes que se han hecho, uno llamado The Rage: Carrie 2 que intenta ser una continuación fallida pero conserva el mismo esquema sin el talento de De Palma; y otro en el que actúan Julianne Moore y Chloë Grace Moretz que si bien no es despreciable, es inferior a la original.

Después de esta película intentará tener mayor éxito comercial contando con Kirk Douglas, Amy Irving y John Cassavetes en La Furia, una película imperfecta en muchos sentidos, vuelve al tema de la telequinesia, y que posee una de las mejores escenas finales del cine fantástico, de la que probablemente hablaremos en otra retrospectiva.


Título original: CarrieRetrospectiva Bastarda: "Carrie" (1976)

Año: 1976

Duración: 97 min.

País: Estados Unidos.

Dirección: Brian De Palma.

Guion: Lawrence D. Cohen, Paul Monash (Novela: Stephen King).

Reparto: Sissy Spacek, Piper Laurie, Amy Irving, William Katt, Betty Buckley, John Travolta, Nancy Allen, P.J. Soles, Priscilla Pointer, Sydney Lassick, Stefan Gierasch, Doug Cox, Michael Talbott, Harry Gold, Noelle North, Cindy Daly, Anson Downes, Edie McClurg, Deirdre Berthrong, Rory Stevens.

Productora: United Artists

Sinopsis: Carrie White, una tímida adolescente que vive con su madre, una fanática religiosa, es objeto de las burlas constantes de sus compañeros de instituto. Cuando, en las duchas del gimnasio, la chica sufre un ataque de histeria al tener su primera menstruación, a una de sus compañeras se le ocurre gastarle una broma macabra durante la fiesta de graduación. Lo que todos ignoran es que Carrie posee poderes telequinésicos.

Advertisements

Be the first to comment

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.