[4B Recomienda] Fargo, la serie

[4B Recomienda] Fargo la serie

Estrenada en 2014 por la cadena FX y creada por el director y guionista Noah Hawley, también conocido por Legión, la serie amalgama los géneros dramático, policial y thriller, atravesando a todos éstos, la presencia constante del humor negro.

Por @joacods

Basada en la joya homónima de 1996 dirigida por los hermanos Coen, Fargo consta hasta el momento de 3 temporadas. La serie, que toma una inspiración directa de la película para la premisa de su primera temporada, se encuentra situada en el mismo universo que su contraparte fílmica y entrelaza las tramas de sus temporadas a través de sus personajes y/o del escenario donde transcurren los hechos, dándole entonces al show el estatus de «antólogico«. Todas las entregas de la serie están signadas por un crimen (o más, porque a partir del primero se van desencadenando otros) y por la sucesión de hechos que este genera, generalmente implicando a varias partes y a muchos personajes.

Una de las cosas más interesantes de Fargo es, justamente, el rico universo compartido que plantea. Las temporadas se desarrollan en diferentes contextos, ciudades que se presentan desérticas y heladas y en diversas épocas, permitiendo esto al creador centrar cada historia con un principio y un final que, puede o no, influir directamente en los hechos de cada nueva season.

Sobre esto, al convertir al film original en otra pieza de este universo, las referencias a la misma pueden notarse sin mayor esfuerzo, algo con lo que muchos de los fans del largometraje estarán encantados. No es fácil adaptar una película que funciona tan bien como Fargo (1996), que no da pie alguno para una secuela ni deja dudas sobre qué es lo que ha sucedido en los hechos y sin embargo, el resultado es un show infaltable.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

NO FALTA NADA: CRIMEN, DRAMA Y HUMOR NEGRO

Todos los capítulos del show comienzan con una placa que aclara que la serie se basa en hechos reales, algo que Hawley decidió convertir en una costumbre para continuar con la esencia del film, que también contenía dicho mensaje. Aquí se encuentra una de las claves fundamentales que hacen que todo encaje perfectamente. Fargo es tan buena porque tranquilamente podría haber ocurrido u ocurrir en cualquier parte del mundo: revuelve en lo turbio de la miseria humana cotidiana, de los negocios sucios de las empresas y de los individuos y sobre todo, en lo absurdo y lo excéntrico que es el ser humano, aspecto que no se encuentra retratado generalmente en la oferta habitual de material audiovisual hegemónico.

La esencia de la película de los Coen se encuentra palpable a lo largo de las tres temporadas y no es casualidad: ambos figuran como productores de la serie. Es que Fargo no bebe solamente de su material original, sino que apreta donde tiene que hacerlo y es por eso que sentir un aire a todo el cine negro de los Coen, como «No Country for Old Men» y «Burn After Reading», por ejemplo; no resulta para nada raro. Hawley es un tipo hábil y detallista y en Fargo lo deja bien claro. No sólo las tramas no dejan hilos sueltos (aunque muchas veces parezca que sí, y en algunos pocos casos así lo sea, deliberadamente) sino que cada elemento está fríamente calculado. Los planos, los tiempos cinematográficos, el montaje, la composición, la escenografía, la banda sonora, las alegorías que se van entretejiendo silenciosa y magistralmente… El mecanismo funciona en toda la serie, con algún que otro altibajo, pero perfeccionándose con el paso del tiempo. No es casual que la segunda temporada de la serie sea, para gran parte de la crítica, mejor que la primera…

Otro de los pilares de Fargo es lo imprevisible de los argumentos. Desde el planteo hasta la resolución, todo parece estar virando constantemente. Muchas veces parece que todo está a punto de estallar y justo en esos momentos, es cuando llega la pausa, el freno. Así van y vienen los hechos, enrevesados entre la niebla y el frío gris de la tierra congelada.

DETALLES QUE IMPORTAN

Como se mencionó anteriormente, todo parece en Fargo estar pulido detenidamente y alineado con esto, en todas las historias, cada personaje tiene un rol importante que cumplir. O desencadena el desastre, o es partícipe del mismo; nadie del cast principal se encuentra en escena porque sí. Hablando de esto, es necesario hacer referencia a la excelencia que han logrado en dicho aspecto, en todas las temporadas. Martin Freeman y Billy Bob Thornton con Allison Tolman y Colin Hanks en la primera temporada; Kirsten Dunst, Patrick Wilson, Jesse Plemons, Jean Smart y Ted Danson en la segunda; Ewan McGregor, Carrie Coon, Mary Elizabeth Winstead, Goran Bogdan y David Thewlis en la tercera. Todos ellos, en mayor o menor medida, crean personajes inolvidables.

Y es que uno de los grandes aciertos de Fargo es precisamente eso, a veces tan fácil y tan difícil: crear personajes. Muchos de ellos se encuentran en una batalla constante con su moral y es por esto que algunos villanos se encuentran bien delimitados, salvajes e imparables (y extraordinariamente creados, ejem Billy Bob y Thewlis…) y otros no tanto. El cazador y el cazado intercambian papeles continuamente y esto también el show se lo debe a los Coen y sus recursos.

La temporada 4 de Fargo que se encontraba originalmente fechada para el 19 de abril del corriente año, se encuentra aplazada hasta nuevo aviso gracias a la pandemia de Coronavirus… mientras tanto, podés ponerte a punto (o no, ya sabrás por qué, si leíste la nota con atención) en Netflix.


Título: Fargo (2014 – 2020)

Creador: Noah Hawley

Dirección: Adam Bernstein, Randall Einhorn, Colin Bucksey, Scott Winant, Matt Shakman

Guion: Noah Hawley, Steve Blckman

Reparto: Billy Bob Thornton, Martin Freeman, Jesse Plemons, Kirsten Dunst, Patrick Wilson, Ewan McGregor, Carrie Coon, Mary Elizabeth Winstead, Chris Rock, Jessie Buckley, Ben Whishaw.

 

Advertisements

Be the first to comment

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.