[REVIEW] Amor. Boda. Azar: Variantes de una boda

[REVIEW] Amor. Boda. Azar

Netflix estrenó una comedia romántica protagonizada por Sam Claflin, que partiendo de una boda y muchos enredos, plantea situaciones de lo más hilarantes.

Por @Gimei18

Las bodas y las fiestas siempre han dado mucha tela para cortar en el cine, ya que un evento con distintos personajes, reunidos en un mismo lugar y durante un corto lapso de tiempo ofrece muchas posibilidades, tanto en clave dramática como cómicas. Es por ello, que la industria cinematográfica continúa exprimiendo este sub género. Más aun, en este nuevo y extraño contexto mundial ante la pandemia y su consecuente aislamiento, hace que ver una historia que sucede en una fiesta llena de gente bien vestida y arreglada, llame la atención.

Esta película se grabó el año pasado en Italia, con coproducción inglesa, es una remake de la francesa Plan de Table (2012) y cuenta la historia de cómo un joven hará todo lo posible para que la boda de su hermana pequeña se lleve a cabo sin complicaciones. Pero su intento de crear un día perfecto, sufrirá algunos cambios a partir de una ex novia enfadada, un invitado no deseado, un sedante puesto en la copa equivocada y Dina, la mujer de los sueños de ese muchacho.

Amor. Boda. Azar (2020) es una comedia ligera sin mirar el choque cultural entre los novios y sus cercanos, ingleses e italianos, sino que se centra en la multitud de enredos y romances que se producen durante el encuentro. El azar del título es un poco raro y queda más atinado el “repeat” del título original, ya que la película tiene la característica de ver como Jack, su protagonista, revive diferentes versiones de la boda de su hermana.

[REVIEW] Amor. Boda. Azar

En la primera parte se asimila en las formas a la gran Cuatro bodas y un funeral (1994), introduciendo los personajes y todos nos emocionamos con esa posibilidad, que se desvanece enseguida. Cuando Marc (Jack Farthing) llega a la recepción sin ser invitado, Hayley (Eleanor Tomlinson) convence a su hermano de poner un fuerte sedante en la copa del intruso, Jack (Sam Claflin) lo hace, pero unos niños aparecen para cambiar el orden los carteles de la mesa que comparten los protagonistas y todo puedo ser un gran enredo. Ahí mismo se narra toda una versión de los hechos que, en un momento dado, el narrador explica que eso sucede con un poco de mala suerte y todo puede ser diferente si el orden de los asientos fuera distinto. Se muestra un montaje rápido de varias versiones alternativas hasta finalmente llegar a la versión donde todo funciona distinto.

Los dos protagonistas de la película salvan la película, ya que Sam Claflin utiliza todo su carisma para interpretar a ese chico tímido, fuera de su zona de confort, de tipo galán o de acción, así como Olivia Munn lo hace para salir radiante en cada escena y generar una linda conexión con Jack. El personaje de Roberto, el novio, así como de Rebecca se pudieron aprovechar más. Joel Fry, quien interpreta a Bryan, el amigo actor es excelente y muy cómico, robándose gran parte de la película.

Hay que poner atención a lo que dice la voz en off al principio de la película, aunque no hay cierre con ese recurso y está desaprovechado. Es divertida de principio a fin, tiene buen humor inglés. Igualmente va perdiendo poco a poco el interés del espectador. El enredo nunca explota del todo, es como si todo en la película se conformará con ser liviano. Incluso visualmente el hecho de transcurrir en Italia intenta darle un halo glamoroso que no termina de congeniar. En resumen, las bodas pueden ser muy divertidas o un completo desastre, y Amor. Boda. Azar deja expuestas ambas situaciones. Es una comedia romántica más del catálogo de Netflix que se queda lejos de sus antecesoras por lo que no hay que esperar encontrar nada del otro mundo acá.

PUNTAJE: 6/10


[REVIEW] Amor. Boda. Azar

Título: Love. Wedding. Repeat

Dirección: Dean Craig

Guion: Dean Craig, Francis Nief, Christelle Raynal

Reparto: Sam Claflin, Olivia Munn, Freida Pinto, Eleanor Tomlinson, Aisling Bea, Joel Fry, Jack Farthing, Tim Key, Allan Mustafa, Alexander Forsyth, Stefano Patti

Una ex novia enfadada. Un invitado no deseado. Un secreto. Una pastilla que no está donde debería. El gran amor que se escapó. Dos versiones alternativas de una misma boda en las que Jack (Sam Claflin), hermano de la novia, tendrá que lidiar con una exnovia un poco alterada (Freida Pinto), un invitado no deseado que guarda un secreto, una pastilla para dormir en el lugar incorrecto y la chica que lo plantó (Olivia Munn). Cada una con un final distinto.

 

Advertisements

Be the first to comment

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.