[REVIEW] La Red Avispa: Juego de espías

Un reparto magnífico viaja de Cuba a Miami, en una película de espías, que no puede evitar que Olivier Assayas se pierda en el estrecho de Florida.

Por @Gimei18

Este mes llegó a Netflix uno de los estrenos más prometedores del año. Con dirección de Olivier Assayas y un elenco estelar, «La Red Avispa» está inspirada en el libro Los últimos soldados de la Guerra Fría, de Fernando Morais, que narra cómo el  FBI anunció en 1998 el arresto en Miami de 10 cubanos y los acusó de integrar la denominada ‘Red Avispa‘, un grupo de agentes infiltrados del régimen de Fidel Castro.

Se estrenó en la última edición del Festival de Cine de Venecia, donde estuvo nominada al León de Oro, aunque no todos fueron buenos comentarios; esto debe ser porque, aunque tiene todo para brillar, queda en las sombras de lo que pudo haber sido una excelente película.

Si reunimos a actores de la talla de Penélope Cruz, Edgar Ramírez, Wagner Moura, Gael García Bernal, Ana de Armas y Leonardo Sbaraglia, se supone que nada podría salir mal. Pero éste no es el caso. En este thriller, Assayas se pierde en un espiral de errores de guion, subtramas y mezcla de géneros, del que ni el elenco lo salva.

El realizador francés, uno de los más destacados de esta época con obras magníficas como Carlos (2010), Viaje a Sils Maria (2014), Personal Shopper (2016) o Doble vida (2018), es guionista y director de este thriller que sigue el conflicto de espionajes entre Cuba y Estados Unidos en la década del ´90.

Sigue la tensión del conflicto entre Cuba y Estados Unidos, entre espionaje y contraespionaje, que llevará a Norteamérica a declarar el bloqueo económico, financiero y comercial de Cuba. René González (Edgar Ramírez) es un piloto cubano que, aparentemente, decide huir de la tiranía del régimen castrista en busca de Miami, el paraíso, comenzando una nueva vida lejos de su esposa, Olga Salanueva (Penélope Cruz), y su pequeña hija. En Miami, trabaja como piloto para ayudar a muchos cubanos a huir de la isla.

Por otro lado, Juan Pablo Roque (Wagner Moura) cruza el Estrecho de La Florida a nado, diciendo, al llegar a la Bahía de Guantánamo, ser un desertor del ejército. En Miami, se enamora y se casa con Ana Margarita Martínez (Ana de Armas). A su vez, en la tercera línea argumental, aparece el agente encubierto Manuel Viramontez alias Gerardo Hernández (Gael García Bernal), que lidera un grupo de espionaje.

Durante las primeras secuencias, existe un misterio que engancha al espectador. Después viene un giro “inesperado”, el que estos espías, en realidad, no son los que parecían ser –no ahondamos en detalles para evitar spoilers-, pero no sorprende mucho, ya que todo se va dando de determinada manera en el argumento para que uno se lo pueda imaginar, sobre todo con la aparición de García Bernal. Todo esto resulta en una mezcla algo absurda de situaciones que no fluye de forma orgánica, confundiendo al espectador.

Aunque el contenido sobre una parte fundamental de la historia de nuestro continente es muy interesante, no termina siendo muy claro, quedado más cerca de una propaganda política, que de una película sutil y neutra, aunque tampoco indica una carga política ciertamente explícita. Al mismo tiempo, tantas historias en paralelo no permiten profundizar en ninguna, así como los datos duros de la historia social, política y económica de la relación entre esos países. Es como si Assayas hubiese tenido una idea genial para adaptar el libro pero se hubiese enmarañado entre sus propias representaciones. La película remite a otro estreno de este año de Netflix, Sergio, que sufrió del mismo mal: querer contar demasiado. Varios géneros, muchas tramas y subtramas, la exposición de la vida personal de excesiva cantidad de personajes, lo que va en detrimento de una buena historia.

La_Red_Avispa-839216907-large

Si algo hay que destacar de «La Red Avispa» es el magnífico elenco. Cuenta con un plantel estelar de actores de habla hispana, de nacionalidades distintas. Comenzando por la interpretación natural de Edgar Ramírez -American Crime Story: Versace (2018), The Last Days of American Crime (2020)-, y la siempre espectacular Penélope Cruz –Vicky Cristina Barcelona (2008), Todos lo saben (2018)- que muestra una frescura única de una mujer fuerte sobreviviendo a la adversidad e incertidumbre. Ellos dos forman una pareja con una energía llena de vigorosidad.

Por otro lado, Wagner Moura – Sergio (2020), Narcos (2015 – 2017)- denota un nivel interpretativo de primera, siendo su personaje un tipo frío y misterioso. Luego, Ana de Armas –Knives Out (2019), Sergio (2020)- realiza una labor maravillosa, consagrada y amada ya por todo Hollywood, sabe lo que hace, sabe de su belleza, y eso se nota. Por último, Gael García Bernal – Mozart in the Jungle (2014 – 2018), Y tu mamá también (2001)- y Leonardo Sbaraglia -Relatos salvajes (2014), Dolor y gloria (2019)- demuestran una vez más su consolidación como artistas. Ya no hace falta decir nada de la verosimilitud que manejan en sus actuaciones, más que elogiarlos. Lamentablemente, las flaquezas del guion no permiten que ninguno se luzca al máximo, ya que no el espectador no empatiza con los personajes, aunque, por lejos, son lo mejor de este thriller.

Assayas queda retraído en su última película, siendo un director consumado que supo generar momentos dramáticos épicos. También quedan desaprovechadas las imágenes de archivo de la televisión con discursos de Castro y de Clinton. Todo esto da cuenta que se trata de una excelente historia mal contada. Un thriller fallido e inconexo, que no significa que no pueda gustar, pero sí que quedan ganas de saber más aunque se hace larga en su duración.

Se sabe que la intención es buena, el elenco y el director también, pero la película no termina de enganchar, lo que puede tener como motivo principal un gran error de montaje en las historias narradas en momentos inoportunos o los desenlaces que confunden más que otra cosa. El trabajo de fotografía es excelente en cuanto los paisajes paradisíacos cubanos en contraposición con la realidad social de su pueblo, o los vestuarios de sus personajes en la nueva realidad estadounidense.

La Red Avispa (2020) es un thriller de espías con un gran componente de melodrama familiar que no funciona como se esperaba. Hay demasiados personajes y las historias no se cierran. La sensación final es que se ha querido construir un rascacielos y no se llegaron ni a los cimientos.

PUNTAJE: 6/10


wasp_network-655129249-large

Título: La Red Avispa (Wasp Network – 2019)

Dirección: Olivier Assayas

Guion: Olivier Assayas

Fotografía: Denis Lenoir

Reparto: Penélope Cruz, Edgar Ramirez, Wagner Moura, Gael García Bernal, Ana de Armas, Leonardo Sbaraglia, Harlys Becerra, Julian Flynn, Gisela Chipe, Steve Howard, Michael Vitovich, Brannon Cross, Stephen W. Tenner, Johanna Sol, Eric Goode, Thomas Dubyna, Ruairi Rhodes, Julio Gabay, Adria Carey Perez

La Habana, principios de los 90. René González, piloto cubano, roba un avión y huye de Cuba, dejando atrás a su amada esposa e hija. Comienza una nueva vida en Miami. Otros desertores cubanos pronto le siguen e inician una red de espionaje. Su misión es infiltrarse en organizaciones anticastristas violentas, responsables de ataques terroristas en la isla.

 

Advertisements

Be the first to comment

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.