[REVIEW] Amor de Gata

Amor de Gata [REVIEW] | Cuatro Bastardos

Lo nuevo de Netflix y Studio Colorido llegó con una historia llena de magia y dudas existenciales.

Por @Caty90

Amor de Gata (Nakitai Watashi wa Neko o Kaburu) es la nueva producción animada de Netflix. ¿Qué pasaría si, después de un mal día, alguien te ofreciera ser un gato? En esta historia, Nule, una joven adolescente, parece ser la chica rara pero independiente y feliz del curso. Alegre, ruidosa y, aparentemente, sin preocupaciones, pasa sus días entre el colegio y su mejor amiga.

Amor de Gata [REVIEW] | Cuatro Bastardos

O por lo menos, eso es lo que sus compañeros ven. Porque pronto nos damos cuenta que en su vida familiar hay una o dos situaciones que distan de lo ideal: padres separados, madre irresponsable y novia viviendo en casa con su gata, que aparentemente no la quiere.

Lo que sí es obvio desde el principio, y que no es secreto alguno, es que está enamorada de un chico llamado Hinode… el cual no está ni mínimamente interesado y parece bastante harto de sus avances y muestras de afecto. Aunque Nule sí ha logrado conseguir su atención… en forma de gato. Esta habilidad la obtiene un día de carnaval, cuando conoce al vendedor de máscaras, quién le da una con cara de gato que le permite convertirse en una linda gatita blanca de ojos azules. Y entre idas y venidas, termina cruzando su camino con el de Hinode y conociendo un lado del chico que ella desconocía, mientras él piensa que ella es la reencarnación de su perro muerto, Taro.

 

Resulta que, a pesar de que no lo podemos ver, existe una isla donde habitan los gatos. De allí viene el vendedor de máscaras, quién le da a los humanos máscaras para convertirse en gatos y que, a cambio, cuando el humano no quiere volver a ser nunca humano, se queda con su máscara «humana». Estas son, por otro lado, vendidas a gatos que quieren, a la inversa, ser humanos y vivir más.

Mientras que el vendedor de gatos tiene serias influencias Ghiblianas (la forma del personaje, su diseño y sus movimientos hacen recordar a los de Totoro, aunque este último es un personajes mil veces más entrañable), la isla de los gatos es la joya de la historia, con bares, restaurantes, poleas y elevadores, todo entremezclado para crear un lugar único.

Amor de Gata [REVIEW] | Cuatro Bastardos

Pero más allá de todo, el corazón del film es Nule y sus relaciones en la vida humana. Su relación con su madre es complicada ya desde el inicio, tiene que vivir con la novia del padre que, a pesar de que parece buena persona, sigue siendo la novia del padre y en el colegio no logra integrarse, ya que se convirtió en la chica rara cuando su situación familiar se volvió pública.

El aislamiento que Nule siente es lo que la lleva al vendedor de gatos y a la gran pregunta: ¿quiere dejar de ser humana y vivir como gato permanentemente? ¿Es esa la solución a  todos sus problemas? ¿Puede simplemente dejar atrás a todos los que conoce y ama, a pesar de lo muy sola que se sienta?

Como gata, ha logrado acercarse al chico que le gusta de una forma que no logra como persona, principalmente por su tendencia a pretender que todo está bien y que nada la molesta, lo cual es la principal razón de sentirse tan aislada.

Entre la magia y la realidad, las relaciones humanas se ponen a prueba y las dudas que nos acosan son el centro de la historia. Huir no es la respuesta y los arrepentimientos están a la orden del día.

Amor de gata entonces es una tierna historia con una buena dosis de magia y personajes jóvenes que intentan entender cómo lidiar con sus deseos y decepciones mientras sobreviven la secundaria y tratan de entender tanto el mundo como la gente que los rodea.

PUNTAJE: 7/10


Amor de Gata [REVIEW] | Cuatro Bastardos

Título: Amor de gata (Nakitai Watashi wa Neko o Kaburu – 2020)

Dirección: Junichi Sato, Tomotaka Shibayama.

Guion: Mari Okada.

Música: Mina Kubota.

Reparto de voces: Mirai Shida, Natsuki Hanae, Johnny Yong Bosch.

Miyo «Muge» Sasaki es una joven estudiante de secundaria que se ha enamorado de su compañero Kento Hinode. Aunque le persigue todos los días, él nunca parece percatarse de su presencia. Sin embargo, mientras esconde un secreto que no puede contar a nadie, Muge decide seguir persiguiéndole. Un día, de manera fortuita, descubre una máscara con la que se transforma en un gato llamado Tarō. Esto le permite acercarse a Kento, pero también corre el riesgo de no poder volver a transformarse en humano.

 

Advertisements

Be the first to comment

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.