[REVIEW] I Know This Much Is True: Una vida de sufrimiento

[REVIEW] I Know This Much Is True

Mark Ruffalo protagoniza la miniserie de HBO basada en la novela de Wally Lamb. Cuenta la historia de los hermanos gemelos Thomas y Dominick Birdsey, marcados por un pasado oscuro, lleno de traumas. Una trama dolorosa que golpea directo al corazón.

Por @Gimei18

“Y si tu ojo derecho te es ocasión de pecar, arráncalo y échalo de ti; porque te es mejor que se pierda uno de tus miembros, y no que todo tu cuerpo sea arrojado al infierno. Y si tu mano derecha te es ocasión de pecar, córtala y échala de ti; porque te es mejor que se pierda uno de tus miembros, y no que todo tu cuerpo vaya al infierno.”

Mateo 5:29-30

La vida es dolor. Tristeza. Pérdida. Reflexión. La innegable verdad (su título en español) de la humanidad es el sufrimiento. Tratamos de vivir en comunidad y ser felices, pero siempre aparecen los fantasmas de la muerte, la soledad y la enfermedad. Llevar esto a una ficción puede parecer fuerte porque nos quita el velo de la seguridad con la que vamos por la vida.

El estar enfrentando una pandemia global como la del COVID-19 quizás nos acerque un poco más al miedo, aunque por largos meses negamos su existencia o sus consecuencias. Así es que es difícil que uno se disponga a ver esta serie como cualquier otra. El drama existencial, la discapacidad cognitiva y la muerte no son tópicos que uno elija para pasar el rato porque dejarían en evidencia lo que no queremos ver ni conocer; como reza el dicho popular “no hay peor ciego que el que no quiere ver”.  Ahora, si uno asume el compromiso con esta historia, va a doler, lo sé, pero la información siempre estuvo ahí, aun en otros formatos, más o menos realistas. Lo importante es ver el gran trabajo de guion, dirección y, sobre todo, de Mark Ruffalo. Es una miniserie de calidad aunque dura para los tiempos que corren.

Misery Porn se denomina al género literario donde confluyen la tragedia y el sufrimiento, donde hay abusos de todo tipo, miserias, adicciones y dolor, mucho dolor. Relatos oscuros, con un peso negativo insoportable. I Know This Much Is True podría entrar, tranquilamente, en esta categoría. Es eso, el dolor encarnado, el llanto a gritos, el miedo a la muerte. Todos son golpes a la boca del estómago, de esos que nos dejan sin aire. Desde el primer capítulo, quita la respiración a base de angustia.

[REVIEW] I Know This Much Is True

Bajo la excelente dirección de Derek Cianfrance, creador de la oscura y triste Blue Valentine (2010), esta serie dramática se basa en la novela homónima de Wally Lamb, escrita en 1998, que se hizo famosa cuando Oprah Winfrey la seleccionó para su club de lectura. Aunque es ficción, muchísimas de las situaciones que se muestran no son ajenas a quienes conviven con personas con patologías psiquiátricas. Sufrimiento, culpa, agresión, secretos, maldiciones, más dolor del que se cree poder soportar un ser humano. Por todo esto, no es fácil recomendar una serie así, aunque si lo toleran, verán que es una joya.

Década del ´90. En un pequeño pueblo llamado Three Rivers en Connecticut, viven dos hermanos gemelos: Dominick y Thomas Birdsey. Ambos criados en un hogar disfuncional, donde el padrastro los maltrata y no saben quién es su verdadero padre. El relato se cuenta a partir de flashbacks, donde va dando cuenta de la patología de Thomas y la forma de vivirlo de Dominick.

Mark Ruffalo realiza un doble papel: Thomas sufre esquizofrenia paranoide y Dominick vela por su hermano y por sus propios miedos y pesares. La historia se narra desde la perspectiva de Dominick, a quien nada le ha sido fácil. Ya adultos, ocurre un hecho de quiebre en Thomas que lo lleva a la internación psiquiátrica. Dominick, al tiempo que lucha con ello, debe lidiar con la separación de su esposa Dessa (Kathryn Hahn), y con un encuentro con Nedra (Juliette Lewis), una traductora de lo más desestabilizada. La salud mental es clave aquí, y  Dominick también acude a una terapeuta (Archie Panjabi) para intentar salir adelante con su vida.

Si algo logra esta historia deprimente es que enaltece la compleja doble actuación de Ruffalo, que necesitaba algo así para lucirse definitivamente. Una magistral interpretación de dos personajes. Como dato de color, perdió 14 kg para hacer de Dominick y aumentó 10 para Thomas. Ruffalo es sublime en estos episodios, todo el peso de la historia recae sobre él, haciendo un despliegue actoral de los dos hermanos, no sólo a partir de los gestos o el peso corporal, sino de un entramado psicológico complicado, donde un hermano es “sano” y el otro sufre esquizofrenia y donde, juntos, transitan la vida miserable que les tocó vivir.

En ese proceso, vemos a Mark Ruffalo descarnado frente a la cámara, dejando constancia de su enorme talento y su capacidad para conmover al espectador. Su compromiso con estos hermanos fue tal, que se basó en la relación son su propio hermano Scott (fallecido en 2008). Al finalizar el último capítulo, aparece un cartel en el que se dedica la serie a la memoria de Megan Cianfrance (fallecida en 2019), hermana de Derek Cianfrance, el director, por lo cual uno termina de ver la serie ya con angustia por la ficción, y se suma ese dato que nos hace un nudo en el estómago. Todos los demás, los secundarios, son grandes actores, donde resalta una Juliette Lewis impresionante. Además, acompañan Kathryn Hahn, Archie Panjabi y Rosie O’Donnell.

[REVIEW] I Know This Much Is True

El trabajo del director, Derek Cianfrance, rebosa ese realismo crudo a base de primeros planos. El rodaje y montaje de estas 6 horas a las que vemos como normales en la TV, son en realidad semanas y semanas de incesante trabajo donde primero se filmaron las escenas de un hermano, y después todas las del otro. Ruffalo modifica su peso corporal y su fisonomía en general para hacer a estos dos personajes, rodando escenas de una misma locación, y reproducirla meses después, para hacer el contraplano desde el otro protagonista. Mark Ruffalo aparece en casi todas las escenas, y hasta con su voz en off.

I Know This Much Is True (2020) es un cóctel de desolación. Una historia conmovedora, mostrada en tonos fríos y tristes, con paisajes lluviosos. El guion es excepcional con ciertos diálogos que invitan a la reflexión. Es una serie que no se olvida fácilmente y no es recomendable verla si uno no está de buen ánimo. ¿Vale la pena verla entonces? Claro que sí. Muestra la innegable verdad del dolor, el desconsuelo y el luto.


[REVIEW] I Know This Much Is True

Título: La innegable verdad (I Know This Much Is True – 2020)

Dirección: Derek Cianfrance

Guion: Gina Prince-Bythewood – Basado en «I Know This Much Is True» de Wally Lamb

Protagonistas: Mark Ruffalo, Melissa Leo, John Procaccino, Rob Huebel, Juliette Lewis, Kathryn Hahn, Rosie O’Donnell

Relata la problemática relación de Dominick Birdsey con Thomas, su hermano gemelo esquizofrénico y sus esfuerzos por sacarle del centro donde está internado.

Advertisements

Be the first to comment

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.