Rojo y Viejo Bastardo: «Maniac Cop» (1988), de William Lustig

Mitad justiciero, mitad villano. «Maniac Cop» (1998) es un peculiar slasher que para muchos nunca funcionó pero que, a mi parecer, se disfrutaría enormemente un día como hoy.

Por AnxieBre

Una traducción fiel del título de esta película es «Policía Maníaco», pero es mejor dejarla con su nombre original, para que no pierda la magia. Pero este villano no fue siempre malvado. Cuando era policía bueno se encargó de meter presos a los delincuentes más viles.

maniac-cop-coleccion

Luego, acusado de atentar contra los derechos humanos, fue arrestado y llevado al mismo lugar que sus detenidos. Allí, como era de esperarse, los delincuentes se vengan. Y lo hacen desfigurándole la cara y golpeándolo hasta dejarlo casi inconsciente.

Fue dado por muerto, pero años después vaga por las calles en busca de redoblar la apuesta. Ahora las cosas cambiaron… el «nuevo policía» asesina a cualquier persona.

Para algunos «Maniac Cop» entra en la categoría de «cine de culto malo» o «mal cine de culto», pero lo cierto es que hay mucho para perdonarle a esta película que tiene tras de sí dos nombres importantes dentro del cine de género: William Lustig y Larry Cohen. Además, luego de verla, no podremos olvidarnos nunca de Robert Z’ Dar, fallecido ya hace unos años, y menos que menos de Bruce Campbell (que venía de filmar «Evil Dead») o Tom Atkins.

xLTliM2YtZTMwNDk1ZTE2N2RlXkEyXkFqcGdeQXVyMjUyNDk2ODc@._V1_SX1777_CR0,0,1777,999_AL_

Un guión simple con actuaciones desparejas, pero lo mejor está en las escenas de muerte que le hacen honor al género. Nada demasiado rebuscado. Se disfruta tal cual es. Lo que sí, nunca se explica el costado «sobrenatural» del villano. Simplemente es una gran mole asesina (como Jason Voorhees) que no muere en su momento, se escapa de la morgue y tiene una fuerza física descomunal. Una película bien pasatista para un sábado a la noche de pochoclos y coca.

Lo mejor de la película:

➡ Las muertes. Cualquiera que sea. Hermosas escenas tirando hacia lo absurdo

➡ El hecho de que no le veamos la cara al policía maníaco es algo sumamente meritorio y le otorga hasta un sentido de «juego de las escondidas» increíble

➡ La crítica a la policía estadounidense (que llega tarde siempre en cualquier película de terror). El policía nunca habla, sólo emite un reiterativo ruido gutural. Es un zombie y a la vez puede ser vil. Olor a crítica al gatillo fácil.

MV5BZmVmYjQ4OGItNTM4Zi00YmZlLTk0MGMtY2VkYWM1ZGRjMzAyXkEyXkFqcGdeQXVyMjUyNDk2ODc@._V1_

Debajo les dejo un trailer de dos minutos que me parece que resume a la perfección la película y la vende muy bien. Y el póster que incluyo en la ficha me parece de lo más hermoso. Es en realidad la imagen de la colección completa de tres películas (si, es una trilogía). Espero la disfruten!

vhs maniac cop


Título original: Maniac Copmaniac-cop-coleccion_4

Director: William Lustig.

Guión: Larry Cohen.

Productora: Shapiro-Glickenhaus Home Video.

Elenco: Tom Atkins, Bruce Campbell, Laurene Landon, Richard Roundtree, William Smith, Robert Z’Dar.

Duración: 85 mins.

País: Estados Unidos.

Hay un policía maníaco suelto en Nueva York y, tras su paso, varias muertes violentas en plena vía pública. El principal sospechoso es Jack Forrest, un agente con fama de ser problemático. Sin embargo, cuando su superior, el teniente McCrae, es encontrado muerto, Jack decide ocuparse del caso. Para ello cuenta con la ayuda de su novia y de otro agente que trabaja de incógnito. Juntos tratarán de develar la incógnita de quién se está cargando a media ciudad.

 

Advertisements

Be the first to comment

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.