[REVIEW] Emily en París: Inocente y refrescante comedia romántica

El viernes 2 de octubre se estrenó la serie del creador de «Sex and the City», y protagonizada por Lily Collins, que ofrece una mirada a los desafíos de la madurez, en soñados paisajes parisinos. Una alternativa perfecta para dejarse llevar por una historia sencilla, fresca y entretenida.

Por @Gimei18

Dentro de los recientes estrenos originales de Netflix, llega la serie «Emily en París», del creador de Sex and the city, Darren Star. Una divertida comedia protagonizada por Lily Collins, que nos traslada a una aventura por las vistas de la capital francesa.

En Argentina, desde el mismo día de su estreno, se encuentra en el Top Ten de la plataforma de streaming. Con 10 episodios de 30 minutos cada uno, es una mezcla entre la serie de Carrie Bradshaw y «El diablo viste a la moda», en un contexto actual.

Se trata de una postal perfecta del París soñado, con todos los estereotipos posibles y los encantos de su protagonista, logrando que todos nos imaginemos por unos minutos en la ciudad del amor. El romanticismo de París, la magia de sus calles, el sabor de sus restaurantes, la belleza de su moda. Todo eso enarbola una mirada sobre los desafíos de la madurez (en otro país con distinta cultura), el autoestima, el crecimiento personal y el conocerse a uno mismo a través de diferentes situaciones.

Emily en París

Esta serie llega en un momento oscuro entre tanto miedo e incertidumbre debido a la pandemia global, por lo que el hecho que proporcione alegría y sonrisas por doquier, le suma puntos extras. Además, claro, de poder imaginar un viaje a la Torre Eiffel. Por otro lado, no menos importante, es recomendable hacer su visionado en idioma original para no perderse los choques lingüísticos entre los idiomas y los divertidos malentendidos.

La producción tiene todos los elementos seguros para éxito, comenzando con hermosos paisajes de París, momentos de moda icónicos (creados por Patricia Field, la misma responsable del vestuario de Carrie Bradshaw), relaciones amorosas pasajeras con galanes diversos y por supuesto personajes bien definidos. Con un público objetivo muy bien definido, se trata de una comedia romántica ligera y divertida que, aunque flaquea en el primer capítulo, después no deja de mejorar, llegando a un final con un giro inesperado que deja más que prometida una segunda temporada.

La trama no tiene nada de novedosa, de hecho, la hemos visto por décadas en series y películas, sin embargo, de alguna forma «Emily en París» logra actualizar la historia y volverla un nuevo placer culposo. La serie nos cuenta la historia de Emily, una ingeniosa publicista, que tras el sorpresivo embarazo de su jefa, debe reemplazarla en su puesto de trabajo en París, a pesar de su poca experiencia e ignorancia del idioma. No obstante, ella decide arriesgar todo con el fin de surgir en su carrera. Sin embargo, la búsqueda de su sueño no será tan sencillo como esperaba, debido a que su nueva jefa, la peculiar cultura francesa y la distancia con su novio, podrían hacerla desistir de su aventura. Por esto, se refugiara en sus nuevas amistades y redes sociales, las que sin saberlo serán cruciales para una estadía amena y su éxito laboral.

La actriz e it girl, Lily Collins, lleva ya una década demostrando que no sólo es la hija de Phil Collins, sino que tiene un talento que, con cada producción, crece más y más. Su habilidad para abordar personajes muy distintos entre sí, la llevó a ser la «Blancanieves» que escapaba de la reina malvada Julia Roberts en «Mirror Mirror» (2012) o la novia seducida por el psicópata en «Extermely Wicked, Shockingly Evil an Vile» (2019), y ahora, una ejecutiva de marketing de Chicago que intenta sobrevivir en la capital francesa.

Aunque la serie promueve ciertos estereotipos que pueden resultar negativos para el público joven que la mire. Todos nos preguntamos si Lilly Collins no estará a punto de desmayarse por su extrema delgadez, aunque queda de manifiesto que su aspecto es condición indispensable para lucir varios modelitos chic por episodio, como lo hacía Carrie Bradshaw.

Claro está que se trata de una ficción con poca relación con la realidad, pero no hay que dejar de lado que puede haber jovencitos y jovencitas que pretendían seguirle el ritmo a la siempre brillante y exitosa Emily, a la que todo le sale de maravillas. Así que parece atinado que todos sepan que, como se mencionó, es una serie que no muestra la realidad, al menos en ese sentido. Es destacable que la protagonista no es perfecta y siempre quiere hacer bien las cosas, pero comete errores, y los sufre. Aunque siempre termina bien, lo que es un poco fantasioso. La idealización del amor romántico, rozando lo tóxico, se deja ver durante toda la temporada, aunque su protagonista se ensaña tanto en mostrarse como un personaje fuerte e independiente, que esto del amor no termina molestando en absoluto. También hay amistad y apoyo real entre mujeres, y otras tantas relaciones más complicadas. Habla de lo difícil que es llegar a un lugar que no es el propio, de los prejuicios y los miedos. También del esfuerzo y la perseverancia, del éxito y del trabajo.

Emily en París

Emily en París es gratificante de ver y significa un escape optimista para la realidad que vivimos. Explota su fotografía, mostrando lugares emblemáticos como la torre Eiffel, la orilla del Sena, o la exposición interactiva de Van Gogh en el Atelier Des Lumières, y de paso, recrea los estereotipos franceses, como los saludos a la francesa, el mal humor de los parisinos hacia quienes no hablan francés, la importancia de la elegancia, sus maneras bon vivants y su fama de amantes apasionados. Así, los enamorados de París que sueñan con visitar la ciudad del amor, están invitados a tener una cita con la nueva comedia romántica de Netflix. Actual y refrescante, invita a verla de corrido y acompañar a Emily en su vida de ensueño.


Emily en París

Título: Emily en París (Emily in Paris – 2020)

Dirección: Darren Star (Creador), Andrew Fleming

Guion: Emily Goldwyn, Darren Star

Fotografía: Steven Fierberg

Reparto: Lily Collins, Samuel Arnold, Lucas Bravo, Philippine Leroy-Beaulieu, Ashley Park, Camille Razat, Kate Walsh, William Abadie, Jean-Christophe Bouvet, Elizabeth Tan, Christophe Tek, Constantin Balsan, Alexis Barbosa, Michel Biel, Bruno Gouery, Christophe Guybet, Claude Perron, Kevin Scroggs, Natascha Wiese, Aleksandra Yermak

Productora: Distribuida por Netflix. Jax Media, MTV Studios

Emily, una estadounidense de veintitantos años del Medio Oeste, se muda a París para una oportunidad de trabajo inesperada, encargada de llevar el punto de vista estadounidense a una venerable empresa de marketing francesa. Las culturas chocan mientras se adapta a los desafíos de la vida en una ciudad extranjera, al tiempo que hace malabarismos con su carrera, sus nuevas amistades y su vida amorosa.

Advertisements

Be the first to comment

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.