[REVIEW] Súbete a mi moto: Menuda nostalgia

[REVIEW] Súbete a mi moto: Menuda nostalgia

Hoy llega la serie original de Amazon Prime Video, sobre la increíble historia de la boyband más reconocida de Latinoamérica. En 1977, nació Menudo y, más de 40 años después, la historia de este fenómeno juvenil es contada.

Por @Gimei18

«Paso día y noche corriendo por ti

En mi moto doy mil vueltas a tu casa buscando ser feliz

y hago mil piruetas por llamar tu atención

y del ruido los vecinos y tus padres ya no pueden vivir

Súbete a mi moto

Nunca has conocido un amor tan veloz

Súbete a mi moto

Ella guardará el secreto de dos

De los dos

Siempre inmaculada la llevo por ti

Tanque lleno si decides cual gaviota volar tras de mí

Tanto que soñado tenerte junto a mí

Ya no hay freno que detenga este amor que siento por ti

Súbete a mi moto»

“Aquellos que solo quieran ver la leyenda negra de Menudo, que lo hagan. Pero créeme que lo malo fue mucho menos que lo bueno, y lo bueno fue épico”. Así arranca el tráiler oficial de la serie sobre la boyband más exitosa y popular del continente americano.

Si bien para los menores de 40, puede resultar extraño el título de la nueva serie de la plataforma, para quienes ya pasaron esa edad –y algunos menores nostálgicos- les va a resultar muy conocida esa frase. Súbete a mi moto fue el nombre de una canción de la banda Menudo, pero no sólo eso: significó un himno del grupo, coreado en cada rincón de América Latina, en la década del ’80. Para los adolescentes de esa época las motos eran un elemento aspiracional y entonces, se escribió una canción alusiva, que terminó siendo un súper hit. En Puerto Rico, México y Venezuela, batió todos los récords de ventas y encabezó las listas de reproducciones de las radios de esa época.

Sí, todos hemos escuchado el nombre Menudo, sobre todo por conocer algo del pasado del gran Ricky Martin, y cómo él se abrió paso en el camino de la música y los escenarios. Lo que no sabíamos –salvo los fanáticos que aún cosecha la banda- es que Menudo fue un diamante en bruto creado en manos de un solo visionario, a partir del trabajo de muchos chicos, de prueba y error, y de un incansable esfuerzo para lograr ser únicos en su especie. Claro, una década después, nos sorprendíamos con las norteamericanas BackStreet Boys o NSync, pero todo ya había sido inventado desde una pequeña isla, tiempo atrás.

Creada por Mary Black-Suárez (productora ejecutiva de Hasta que te conocí, la bioserie de Juan Gabriel) y Sergio Jablón, «Súbete a mi moto» tendrá 15 episodios de 45 minutos cada uno, lo cual dará la oportunidad suficiente para conocer en detalle los sucesos que marcaron la vida de Menudo, un fenómeno latino sin precedentes y que marcó el camino de boybands posteriores.

[REVIEW] Súbete a mi moto: Menuda nostalgia

Edgardo Díaz, un ambicioso y hábil empresario, creó en el año de 1977, en el poblado de Caguas, Puerto Rico, esta banda. Menudo se mantuvo en actividad hasta 2009 y llegó a contar con 39 cantantes a lo largo de su historia. Éste fue también el trampolín de figuras que hoy son un éxito, como el caso del ya mencionado, Ricky Martin.

Desde el primer capítulo, la reunión de la hija –ya adulta- de una fan, que está realizando una investigación sobre Menudo para su blog, con el creador y productor de la banda, Edgardo Díaz, en la actualidad, actúa como disparador para repasar los orígenes del grupo musical, pasando por sus diferentes etapas, mientras afirma que el grupo siempre fue un negocio. “Yo me jugué todo por Menudo”, afirma Díaz en la mesa de bar. Aunque ella está segura que toda esa historia significó más que sólo una empresa con ánimos de lucrar.

Todo comienza entonces con un flashback en el primer episodio, más precisamente a 1975, para mostrar al productor Díaz disolviendo al grupo español La Pandilla (que también tenía chicas en su formación), que tuvo gran éxito en Puerto Rico, y que se separó cuando sus integrantes crecieron. Después probó suerte con otra banda de chicos y chicas pero tampoco funcionó. Díaz se da cuenta de la necesidad del mercado y dice “Yo no necesito más cantantes mujeres, necesito más fans mujeres”.

La ficción se centra también en el origen del nombre de la banda, los shows pequeños en ferias del pueblo, la grabación de las incipientes canciones que escribía el propio Díaz, la primera sesión de fotos, las dudas en cuanto la creación de la identidad de la marca. Un show de Menudo en Puerto Rico, en 1981, con el primer vistazo de los chiquitos en plena acción, indica el éxito que se venía. Pero no todo lo que brilla es oro.

En sus comienzos, estuvieron los hermanos Fernando y Nefty Sallaberry Valls (hijos de un amigo de Díaz) y Carlos, Óscar y Ricky Meléndez (hermanos entre sí y primos de Díaz). Sus reglas han sido la base para muchas otras bandas que se vinieron después. A partir de carteles con tipografía muy pop de la época, la serie va indicando los años y países que iba recorriendo la banda y los cambios que sufrieron con el paso de los años. Menudo cambiaba constantemente su formación para seguir siendo una banda de niños. Lo que nunca cambió fue su manager, el creador del fenómeno.

“Los nenes trabajaban, pero yo trabajaba mucho más. Ellos iban al colegio; cuando no lo hacían, tenían su tutor, comían bien, hacían ejercicio. Y yo me ocupaba de que descansaran por lo menos 8 horas diarias”, dice el Díaz de la actualidad en el encuentro con la chica. En principio, la serie va a poner énfasis en la explotación infantil y en la cláusula de los contratos que rezaba que si cumplían 16 años, les cambiaba la voz o empezaban a mostrar vello facial, los echaba sin miramientos.

Veremos si más adelante en los episodios, se abordan los graves problemas que rondaron a la franquicia Menudo ya que, por ejemplo, Roy Roselló –uno de los tantos chicos de la banda-, en 2014, acusó a Díaz de haber abusado sexualmente de varios integrantes de Menudo.

Otro de los personajes que, pareciera, tendrá una fuerte injerencia en la historia, es el de Joselo Vega (Sian Chiong), un joven colaborador de Díaz, que lo sigue a todas partes, sobre todo ayudando en la contención de los chicos, que luego se convertiría en el coreógrafo de Menudo, y más adelante, en la mano derecha de Ricky Martin como solista. De éste último, también quizás se hable mucho en los episodios subsiguientes, debido a que, por la importancia que radica en la superestrella mundial, hay un capítulo dedicado a él, llamado Enrique Martin.

El surgimiento de Enrique Martin Morales, el verdadero nombre de Ricky Martin, en Menudo es en 1984. El pequeño de 12 años se unió a la banda en reemplazo de Ricky Meléndez, lo que es un excelente capítulo de la serie. En la ficción, Ricky es interpretado por 2 actores: en su niñez, por Ethan Schwartz, y en la adolescencia, por Felipe Albors. La realidad es que para 1989, tras 5 exitosos años en Menudo, Ricky Martin abandona el grupo y comienza su carrera como solista, aunque esa historia es digna de otra serie (Dios, o Amazon Prime, nos oiga).

Menudo se caracterizó por sus particulares vestuarios y esto es llevado a la pantalla de manera grandilocuente. No sólo se ve reflejada la época en la vestimenta de todos los personajes, sino que la ropa de los shows dice muchísimo sobre el éxito de la banda y su público objetivo. Las chicas vibraban al son de sus canciones y de los colores de sus pantalones o camisas.

El elenco de adultos está muy bien interpretado gracias a la participación de Yamil Ureña y Braulio Castillo como Edgardo Díaz, Sian Chiong como Joselo Vega, Marisol Calero como Doña Panchi, Josette Vidal como Julieta Torres, y Rocío Verdejo como Renata Torres.

Entre los niños y jóvenes, todos son talentosos actores personificando a los integrantes de la banda, entre ellos, Felipe Albors e Ethan Schwartz (Ricky Martin), Marcelo Otaño y Eugenio Rivera (Ricky Meléndez), Samu Jove (Xavier Serbia), Gustavo Rosas (Sergio Blass), Alejandro Bermúdez (Rene Farrait), Leonel Otero (Johnny Lozada), Mauro Hernández (Miguel Cancel), entre otros.

[REVIEW] Súbete a mi moto: Menuda nostalgia

Como curiosidad, originalmente el título pensado para la canción que da título a la serie era «Sube a mi Motora». Pero en México, donde el grupo tuvo mucha aceptación, creó cierta controversia, ya que el término motora está usualmente asociado a las drogas. Por lo cual, se debió adoptar el nombre «Súbete a mi Moto». Sin embargo, en Puerto Rico, la versión más difundida fue «Sube a mi Motora». Porque allí el significado es exactamente contrario al de México. El término «moto» alude a las drogas y «motear» significa «hacer drogas».

El tema fue cantado por primera vez por Rene Farrait, e integró el álbum Quiero ser. En 1983, fue el leit motiv para la película Una Aventura Llamada Menudo, donde Charlie Masso sustituye a Farrait. En esta época, en la mayoría de las presentaciones en vivo, Súbete a mi moto era la canción de cierre. También tuvo algunas versiones que tuvieron mucho éxito. A mediados de los años 1980, se lanzó una adaptación en portugués, «Suba na minha Moto», y fue un gran éxito. Aunque la mayor repercusión en Brasil la ganó «Não Se Reprima». Luego, cuando en 1998, varios ex Menudos se juntaron en El Reencuentro retomaron este himno adolescente. Por su parte, en 2002, el grupo venezolano Boom hizo una nueva versión de este tema para la telenovela de TV Azteca.

Los primeros 5 episodios exploran el crecimiento de la banda en paralelo con las consecuencias psicológicas para los chicos. Es una serie que no teme exponer lo no tan maravilloso alrededor de este lucrativo y ambicioso proyecto. Técnicamente, como se mencionó antes, está trabajada muy bien la década de los ´80 y el montaje en los shows, recreando el clima que generaba Menudo.

Los tópicos quizás más álgidos; la insinuación sexual, la sobreexposición, el trabajo infantil, las cláusulas de los contratos y las dudas de los padres, están contadas con mucho respeto y profesionalismo. Las interpretaciones son buenas, tanto de chicos como de adultos y la narrativa tiene un ritmo perfecto que atrapa y hace interesante una historia para muchos desconocida. Una serie prolija y llamativa que se recomienda mirar, no sólo como entretenimiento, sino para conocer la historia de la boyband más conocida y famosa de América Latina, que aún hoy sigue cosechando fans.

Esta reseña se escribió a partir del visionado de los primeros 5 capítulos que nos proveyó Amazon Prime Video.


[REVIEW] Súbete a mi moto: Menuda nostalgia

Título: Súbete a mi moto

Dirección: Javier Solar, Raúl García

Guion: Mary Black-Suarez, Sergio Jablon

Fotografía

Andrés León Becker

Reparto: Josette Vidal, Yamil Urena, Braulio Castillo, Marisol Calero, Sian Chiong, Edgar Cuevas, Azul Guaita Bracamontes, Elaine Haro, Juan Carlos Liendo, Claudette Mallé, Luz Ramos, Rocío Verdejo, Ricardo Alvarez, Maricarmen Avilés, Mariangelie Vélez, Hussam Núñez, Linette Torres, Samuel Andaluz, Rossana de León, Jimena Bilsup

Productora

Coproducción México-Puerto Rico; Endemol Shine Boomdog, Somos Productions, Piñolywood StudiosDistribuida por Somos Distribution, Amazon Prime Video

La historia detrás de la icónica boy band Menudo, según el creador y manager de la banda.

Advertisements

Be the first to comment

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.