[REVIEW] Amor de calendario: La primera navideña del 2020

Emma Roberts y Luke Bracey protagonizan una típica rom-com navideña donde todo debe salir perfecto para sacarte una sonrisa llegando a fin de año.

Por @Gimei18

Las comedias románticas tienen entre sus componentes esenciales el ser predecibles. Así que, por más giro que coloquen para intentar sorprender, lo más probable es que nos veamos venir ese desenlace empalagoso. Nadie se puede sentir engañado ya que es precisamente lo que promete una comedia romántica y lo que esperamos encontrar cuando damos play. Lo importante es la originalidad de la premisa y los gags que se sucederán durante la trama hasta llegar al esperado final. En definitiva, este es uno de los motivos principales por el que elegimos mirar este tipo de films. “Sabes cómo va a terminar una comedia romántica desde el póster”, se queja Sloane en una de sus citas sin compromiso con Jackson, y Amor de calendario, el primer aporte de Netflix al género navideño romántico del 2020, no es la excepción a esta regla.

Sloane (Emma Roberts) y Jackson (Luke Bracey) están cansados de las obligaciones familiares y las incómodas preguntas sobre su situación sentimental, por ello los días festivos son una terrible pesadilla. Juntos se convertirán en la pareja perfecta para ir a celebraciones, pero entre ellos no hay ni compromisos ni expectativas incómodas.

En cuanto al elenco, los protagonistas son tan bellos que nadie se fija si destacan, lo que igualmente es difícil para una película de este tipo. Lo completan: Jake Manley como York, Frances Fisher como Elaine, Kristin Chenoweth como tía Susan, Jessica Capshaw como Abby, Alex Moffat como Peter, Cynthy Wu como Liz, Mikaela Hoover como Annie y Billy Slaughter como Barry.

Amor de calendario abarca todo los clichés del género: corazones rotos, miedo al compromiso, la inmadurez crónica, el miedo a la soledad y la crisis de los 30, las presiones familiares, las casualidades del destino. Todo este cóctel está preparado con destreza, mucho humor, gags absurdos y una excelente química entre sus protagonistas. La premisa puede ser original en un primer momento, aunque según pasen los minutos de metraje se volverá repetitiva y muy poco creíble.

A diferencia de la mayor parte de comedias románticas con el sello Netflix, este largometraje juega bien sus cartas, y logra complacer a la audiencia ávida de historias navideñas y románticas, aunque sea para escapar un poco de la realidad que vivimos. Es entrañable, simple y entretenida. También es predecible pero no nos importa, porque hace reír, nos sentimos identificados con esas celebraciones familiares poco soportables, y tiene buenos chistes groseros (aunque nunca saca el freno de mano, para que no deje de ser correcta). Es una parodia a otras muchas películas que todos hemos visto, pero sin caer en lo grotesco. Una opción para pasar un buen rato y ya.

PUNTAJE: 7/10


Título original: Holidate

Año: 2020.

Duración: 103 min.

País: Estados Unidos.

Dirección: John Whitesell.

Guion: Tiffany Paulsen.

Música: Dan Nakamura.

Fotografía: Shane Hurlbut.

Reparto: Emma Roberts, Luke Bracey, Frances Fisher, Kristin Chenoweth, Jessica Capshaw, Jake Manley, Andrew Bachelor, Manish Dayal, Mikaela Hoover, Cynthy Wu, Kurt Yue, Meeghan Holaway, Alex Moffat, Billy Slaughter, Jessejames Locorriere, Olaolu Winfunke, Rahiem Riley, Adam Drescher, Jonathan Baron y Serene Lee-Sng.

Productora: Netflix, Wonderland Sound and Vision. Distribuida por Netflix.

Género: Comedia romántica.

Sloane y Jackson odian las vacaciones, porque les obliga a pasar tiempo con sus respectivas familias y a tener que participar en comidas a las que no les apetece ir. Cuando ambos se conocen, deciden hacer todo lo posible por disfrutar de su tiempo libre de cualquier otra manera.

Advertisements

Be the first to comment

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.