[REVIEW] Bridgerton: Queda inaugurada la temporada de caza

[REVIEW] Bridgerton: Queda inaugurada la temporada de caza

“¡Cuán difícil es hacer que un inglés reconozca su propia felicidad!”

William Makepeace Thackeray

Por @mauvais1

Sin lugar a dudas, cuando uno se sitúa en la Inglaterra de la regencia, en la celebre temporada de caza de maridos, se retrotrae a la voz más escuchada, o leída mejor, de aquel entonces. Jane Austen;  que supo, con graciosa cirugía explorar cada aspecto de estos y sus rutinas, sus anhelos y por sobre todo, el ineludible mandato social de saber ubicarse en su sitio y medrar a costa de buenos y prósperos matrimonios, tanto para los hijos herederos como, en especial y por particularidades que hoy no son más que cuestionables, las hijas casaderas.

Lo interesante fue, y será, la manera, el enfoque irónico y hasta lo malicioso con que trato tales temas. A las postrimerías de la revolución industrial que cambiaría para siempre el perfil bucólico y campestre, un tanto naif, de la sociedad, también cultivó un sugerente romanticismo. Las historias, eran el viaje, el conocer tan de cerca y meticulosamente a sus protagonistas. Que poco a poco hallarían el amor verdadero, a pesar de las convenciones o conveniencias que tanto exponía.

Que «Bridgerton» haya gozado de tanta fama entre los lectores, tiene también que ver justamente con lo que con tanta malicia Austen supo denunciar, aunque no juzgar. La trama romántica construida a través de desaciertos y desencuentros, y la posibilidad de estirar las reglas hasta caber en ellas, sin romperlas claro. Que para eso habría que acercar más a una Brontë. Así que aquí estamos, Julia Quinn le dedicó nueve volúmenes a la historia de la familia Bridgerton. «The Duke and I», primera entrega aquí adaptada por Chris Van Dusen.

Uno de los aciertos de la historia, es el haber cubierto terreno que la propia Austin no tuvo alcance, puesto que aquí se narran las vicisitudes de la alta y noble sociedad londinense, con la misma reina Carlota de Mecklemburgo-Strelitz, esposa del enloquecido Jorge III, como centro. Que la joven sea distinguida por ella, que sea la casadera más elegible de la temporada y que no tenga problema alguno con su abolengo o estatus social y económico, ciertamente traza una narrativa nueva. Que no diferente. Interesante también es la suma del distópico sentido que la historia toma.

[REVIEW] Bridgerton: Queda inaugurada la temporada de caza
Cr. LIAM DANIEL/NETFLIX © 2020

La historia de Daphne Bridgerton y el Duque de Hastings, lleva el consabido tono romántico de una historia de cruces fortuitos y planes como máscaras de un romance creciente y que por razones, ajenas a ella, no podrá tener el final feliz. Acosada por los rumores, que su propio hermano engendra con su actitud sobreprotectora, pacta con el Duque un cortejo, que a él lo liberará de las despiadadas madres en busca del premio mayor que es él como soltero, y ella obtendrá nuevamente la celebridad necesaria para conseguir un buen partido.

Pacto osado, que dará paso a un cortejo solapado entre ambos. Una historia que se transita sin mucha afectación o verdadero drama. Ambos son parte de un juego mayor que se gesta en los salones y fiestas. Una suerte de microcosmo que emula el gran baile de casamenteras. Ella es la perfecta dama que la sociedad espera que sea, ensimismada con su posible matrimonio, afectada señorita, aunque con ese rasgo distintivo de heroína. Cierto encanto rebelde, y sagacidad. Su valentía está en proteger su estatus y el de la familia. El incordio que ambos protagonizan es en parte y viendo todo lo sucedido, algo falso y rebuscado, que intenta dar peso dramático a quizás algo que nunca lo necesitó. Olvidando otros que si bien podrían valer una serie.

Que exista la anónima «Lady Whistledown» da a todo este enredo de salones, un interesante giro, puesto que revela sin pudor alguno los secretos más oscuros de estos, advirtiendo sus falencias, la humanidad rota que muchos son tras las máscaras sociales. Más en el recorrido, el misterio de quién es, es una suerte de McGuffin que mantiene el drama en acción y no mucho más.

[REVIEW] Bridgerton: Queda inaugurada la temporada de caza
Cr. LIAM DANIEL/NETFLIX © 2020

La historia, con algunos rasgos distópicos, y no nos referimos a los imprecisos históricos como escuchar la «Barcarolle» de «Les Contes d’Hoffmann» en 1813, o que bailan un tango entre otros tantos. Tiene que ver, con lo creía en un principio solo un elenco multirracial, que siendo una ficción, no tenía por qué ser justificado. Pero resulta que el buen rey loco, Jorge III, sí se casó con una mujer de color y dio inicio a una integración total de ellos. Indicio que da escuetamente Lady Danbury (Adjoa Andoh), un relato que merecía más de esa mención.

Decididamente, «Bridgerton» es una combinación de varias historias que hemos visto, en donde no hallarán a Thackeray y su feria de las vanidades. Puesto que no intenta dinamitar el romántico fantaseo que de la época se sigue construyendo, más bien un repaso somero, en que los protagonistas en ningún instante parecen realmente perderse.

La ingente cantidad de personajes, ya que por momentos es un retrato coral, deja fuera muy buenas tramas que podrían haber sumado a la principal. Los disgustos del Duque de Hastings, tienen muchos rasgos en común con la historia de la Reina, las cortesanas y la pobre Marina Thompson. Se siente en ellos lo macabro de sus costumbres y conveniencias sociales, lo infructuoso que es ese selecto grupo, estando dentro o fuera de él. Son las historias más románticas de la serie, en ellas las sombras, las pasiones, y anhelos son todo el tiempo bombardeados. Sus sentimientos demandan una acción de la que no capaces de ejercitar. Lejos de ser un choque, cultural y social, como se venía dando entonces. Ese enfrentamiento a las reglas estereotipadas por el arrebato romántico, no está aquí y es una pena.

La tradición novelesca de este género supone un final acorde a la experiencia aprendida, una adecuación y puesta en valor del lugar que el protagonista ocupa en su entorno. Madurar, en la sofisticada sociedad de tiempos de la regencia. Austin, siempre supo hacer la diferencia con la conservadora burguesía campestre y la exótica y refinada nobleza londinense, ese era el choque. Cada uno radical a su manera, que encontraban un punto en común para su convivencia y asegurar el futuro mutuo. No sin antes pelarlos hasta el hueso, mostrando que se perdía en la acción, que se debía abandonar en persecución de ello. Aquí solo es superar el entuerto, cualquiera sea, sin arrugar las faldas. La lectura superficial, de esa época y sus maneras, desalienta el conflicto narrado. Y aunque bien moderniza al género con temas que no se mencionarían jamás en sus prosas, parece no captar justamente que lo sugerente era el meollo del asunto, tanto para las confusiones que desataría como los amores que iniciaría.

[REVIEW] Bridgerton: Queda inaugurada la temporada de caza
Cr. NICK BRIGGS/NETFLIX © 2020

No desalentarnos a ningún lector con esto, porque la historia es interesante, sin rebusques ni conflictos profundos. Una reconstrucción para los tiempos que corren, con temas que hoy tratamos, que busca reafirmar la feminidad más allá del universo varonil, y se las ingenia para romper con cánones obvios sobre la situación de la mujer en esos tiempos. Porque fueron más activas de lo que parece. “Bridgerton” aunque no conmueve, si entretiene y seguro deleitará con el opulento universo con que rodea a sus personajes. Es solo que creí sería más insidiosa o tal vez crítica.


[REVIEW] Bridgerton: Queda inaugurada la temporada de caza

Título: Bridgerton

Dirección: Sheree Folkson, Alrick Riley, Julie Anne Robinson, Tom Verica

Guion: Chris Van Dusen, Sarah Dollard, Janet Lin, Abby McDonald, Joy C. Mitchell

Reparto: Phoebe Dynevor, Regé-Jean Page, Golda Rosheuvel, Jonathan Bailey, Luke Newton, Luke Thompson, Claudia Jessie, Nicola Coughlan, Ruby Barker, Sabrina Bartlett, Ruth Gemmell, Adjoa Andoh, Polly Walker, Bessie Carter, Harriet Cains, Jason Barnett, Joanna Bobin, Kathryn Drysdale, Jessica Madsen, Ben Miller, Ruby Stokes, Molly McGlynn, Martins Imhangbe, Julian Ovenden, Ned Porteous, Joseph Macnab, Freddie Stroma, Sandra Teles, Jamie Beamish

Productora: ShondaLand (Distribuidora: Netflix)

Los Bridgerton comienza con Daphne Bridgerton (Phoebe Dynevor), la hija mayor de la poderosa familia Bridgerton, en su debut en el competitivo mercado matrimonial de la Regencia londinense. Con el ánimo de seguir los pasos de sus padres y encontrar el verdadero amor, las perspectivas de Daphne parecen inicialmente esperanzadoras. Pero todo empieza a desmoronarse cuando sale a la luz un diario repleto de escándalos sobre la alta sociedad escrito por la misteriosa Lady Whistledown que lanza calumnias sobre Daphne. La entrada en escena del rebelde Duque de Hastings (Regé-Jean Page), el soltero más deseado de la temporada, supone una válvula de escape para ambos, cuando deciden aliarse en una creciente batalla de ingenio para eludir las expectativas sociales sobre su futuro.

Advertisements
Acerca de Marco Guillén 3314 Articles
Aguanto los trapos a Jordi Savall. Leo ciencia ficción hasta durmiendo y sé que la fantasía es un camino de ida del que ya no tengo retorno.

1 Trackback / Pingback

  1. Bridgerton: Netflix renueva la serie creada por Chris Van Dusen

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.