[REVIEW] Bliss: Una Matrix con nada de “dicha”

La película de Mike Cahill para Amazon Prime Video es una historia de ciencia ficción que no llega a ningún lado concreto.

Por @Gimei18

El cineasta Mike Cahill consiguió llamar la atención con sus dos films anteriores en los que mezclaba la ciencia ficción con una narrativa poética, Another Earth (2011) y I Origins (2014). Temas existencialistas, tintes filosóficos, que vuelven a aparecen en esta nueva película Bliss (2021) que, protagonizada por Salma Hayek y Owen Wilson.

Si bien es cierto que, desde un primer momento, es comparable fácilmente con Matrix, realidades simuladas y cristales de colores para elegir cuál tomar. Bliss aborda una buena premisa, de diferentes realidades, a partir del drama vivido por el personaje de Wilson, pero no saber qué hacer con esas ideas y acumula información sin lograr un efecto claro. Una premisa bastante clásica del género: dilucidar si lo que vive el protagonista, un adicto a las pastillas, es la realidad o si está atrapado en un mundo paralelo.

La película comienza presentándonos a Greg (Owen Wilson), un hombre que está pasando por un mal momento al haberse divorciado de su mujer y haber sido despedido de su trabajo. Sin embargo, su vida cambiará por completo cuando conozca a Isabel (Salma Hayek), una mujer con extraños poderes que vive en las calles que le asegura que el mundo en el que viven es una simulación y que sus verdaderos cuerpos se encuentran en una realidad mucho más hermosa y positiva, como un paraíso terrenal.

El reparto es horrible, bueno, en realidad, ellos, Owen Wilson y Salma Hayek, no tienen nada de malo, hasta parecen buenos los dos, pero el problema es cuando a alguien se le ocurrió ponerlos juntos en un film, no tienen ninguna química y la dirección de actores no les ayuda en absoluto. Papeles muy alejados de lo que hacen habitualmente no es señal que pueda funcionar bien. Aunque los actores cumple el inconveniente está en el guion; cuya narrativa entorpece las interpretaciones. La historia se vuelve cada vez más inverosímil y los intérpretes no parecen nada convincentes en sus roles.

La película plantea interrogantes muy oportunos e interesantes e indaga en la premisa de que es real y que es subjetividad. Hasta ahí estaba bien, aunque en el resultado Bliss es una decepción, un paso atrás para Cahill respecto a sus anteriores largometrajes. Se queda en lo que pudo ser, pero no fue. Nada tiene un motivo sólido; personajes fingidos, sin suficiente carga dramática y construidos a partir de los actores individuales y no pensando en una dupla; caer en la emotividad sin sentido, sólo para generar algo al espectador y no explotar los efectos especiales y sobrecargar las escenas con diálogos innecesarios.

Bliss es un drama de ciencia ficción superfluo, que nunca termina de explotar. Ese costado sobre la filosofía humana va desapareciendo y, con ello, las ideas van perdiendo interés. Aun coqueteando con Matrix, va de mejor a peor, terminando en una confusión que no llega a entretener, aunque sí invita a pensar sobre esa “otra realidad”, una mejor pero sin Wilson y Hayek como pareja. Más allá de eso, es un buen ejercicio su visionado para reflexionar sobre filosofía y realidades distintas a la que vivimos, donde Cahill sabe realizar un cine estético y metafórico.

Puntaje 5/10


Título: Bliss

Guion y Dirección: Mike Cahill

Reparto: Owen Wilson, Salma Hayek, Madeline Zima, Nesta Cooper, Joshua Leonard, Jorge Lendeborg Jr., Ronny Chieng, DeRon Horton, Steve Zissis, Mercy Malick, Katie McCabe, Debbie Fan, Erin Flannery, Kayla Adams, Megan Nguyen, Darin Cooper, Dayne Catalano, Scott Douglas MacLachlan, Benjamin J. Cain Jr., Guy Perry.

Productora: Amazon Studios, Endgame Entertainment, Big Indie Pictures, Pakt Media, Stellar Visioning (Distribuidora: Amazon Studios)

Tras divorciarse y ser despedido, Greg (Owen Wilson) conoce a Isabel (Salma Hayek), una mujer que vive en las calles y está convencida de que el mundo contaminado y destrozado que les rodea es solo una simulación informática. Tras sus dudas iniciales, Greg descubre que quizá haya algo de verdad en la delirante historia de Isabel.

Be the first to comment

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.