[REVIEW] Small Axe

[REVIEW] Small Axe

Steve McQueen patea el tablero de la TV con «Small Axe», una antología conformada por cinco películas, que aborda los conflictos raciales que debieron afrontar los inmigrantes antillanos y caribeños en la Inglaterra de los años sesenta y ochenta.

Por @joacods

Small Axe es una antología de cinco films que sigue la historia de los inmigrantes del Caribe y Centroamérica en Inglaterra, a lo largo del período conformado por los años sesenta y ochenta. En cada una de sus cinco entregas, McQueen elige narrar la problemática racista sobre este grupo inmigrante, desde diferentes realidades y perspectivas.

El título retoma la frase «If you are the big tree, we are the small axe» de la canción homóloga del gran Bob Marley, que aún con múltiples interpretaciones posibles, radica en el gran potencial de las pequeñas acciones o los pequeños esfuerzos, frente a un poder superior y cómo la suma de estos puede derribar a este gran poder, sea el que sea.

En el caso de la antología en cuestión, está más que claro que McQueen la utiliza para contraponer al llamado «Windrush» con el poder supremo del gobierno inglés. De esta forma, cada film representa una suerte de «hacha» urdida frente al sistema, desde distintos rincones de la experiencia, siendo cada una de ellas un ejemplo de una lucha que aún no termina.

[REVIEW] Small Axe

El primero de los films, «Mangrove» cuenta con la ya célebre Letitia Wright en uno de los papeles principales y se centra en el «juicio» que debieron soportar nueve activistas negros en el año 1970 luego de una legítima protesta que termina siendo reprimida por la policía.

Luego «Lovers Rock» (acaso la mejor película jamás filmada por McQueen) sigue a dos enamorados que se conocen en el medio de una fiesta repleta de alcohol, marihuana y piezas del subgénero musical homólogo al tìtulo del capítulo y nos da un vistazo más macro al grupo retratado y a su problemas internos, regalandonos en el proceso un primer plano hermoso del famoso sound system y del incipiente reggae de aquellos tiempos.

En contraposición a estas dos historias, las tres restantes siguen historias más personales y privadas. Tal es el caso de «Red, White and Blue», entrega que sigue a John Boyega en el rol protagonista, el aspirante a policía Leroy Logan, quien luego de luchar por poder ingresar en el cuerpo policial que reprimía (y reprime) a su propia gente por el simple hecho de ser inmigrantes y negros, logró crear la «National Black Police Association» (NBPA).

«Alex Wheatle» cuenta justamente la experiencia de Alex Wheatle, un novelista negro encarcelado durante el Disturbio de Brixton en 1981. Y la antología cierra con «Education», quizás la película con menos violencia física explícita (prácticamente nula) pero que desnuda la violencia intelectual racista perpetuada por el gobierno frente a los hijos y nietos del Windrush y que si bien trabaja con personajes ficticios, retoma lo denunciado por Bernard Coard en su «How the West Indian Child is Made Educationally Sub-normal in the British School System» de 1971.

Small Axe viene a demostrar que no hay moldes ni estructuras fijas o inamovibles en televisión, un medio-modelo que hoy en día se adaptó al streaming y está dejando cada vez un poco más atrás su formato de series con entregas semanales, tan celebrado anteriormente (aún cuando los ejemplos de «The Mandalorian» y «WandaVision» parecen apuntar hacia el lado opuesto, con el fandom con el hype por las nubes con la espera semanal).

La antología del gran Steve McQueen no acata el modelo de serie clásica sencillamente porque no es una serie ni tampoco una miniserie, por el contrario, el proyecto se acerca mucho más al famoso «Decálogo» de Krzysztof Kieslowski (retomando la comparación original del crítico John Larsen) tanto en formato (ambas cuentan con películas independientes entre sí) como en calidad cinematográfica, una obra que es considerada como una expresión artística única y vista por gran parte de la crítica como un «pináculo del arte«.

En este sentido, Small Axe potencia su valor expresivo al presentar y explotar en todas sus películas el racismo como base disparadora para contar diferentes historias con una sensibilidad difícil de encontrar en las pantallas actualmente y mucho menos en las hogareñas.

[REVIEW] Small Axe

En ellas, la firma de McQueen está marcada a fuego, ya que en todas puede verse la destreza del director de «Shame» (2011) y «12 years a Slave» (2013). Es el propio cineasta el encargado de dejar en claro que si bien todas estas historias suceden en el pasado y más precisamente décadas atrás, no hay ninguna que se sienta como un hecho aprehendido y superado, por lo que se visionan tan contemporáneas como cualquier film que trata estos temas con relatos actuales, así como lo sigue siendo el racismo y el segregacionismo.

Ninguna de las entregas se preocupa demasiado por informar a la audiencia acerca de la llegada de los protagonistas a las islas británicas, ni nos cuentan mucho acerca del pasado de sus vidas; McQueen sabe que lo necesario es enfocar las cámaras sobre el racismo y la violencia que históricamente se ejerció sobre estos ciudadanos para intentar marcarlos como ciudadanos de segunda, inferiores. Y es por eso que tampoco necesita darles tan seguido el micrófono porque más impacto causan los hechos, los gestos para con ellos, la falta de posibilidades a la que todos se enfrentan constantemente. Y de esta forma logra transmitir lo planeado: el sufrimiento, la diferencia, el dolor.

Small Axe llega en un momento de la historia en que el racismo, lejos de desaparecer, se manifiesta a flor de piel en diferentes partes del mundo con el asesinato de George Floyd a manos de la fuerza policial de EE. UU. en mayo de 2020 como hecho paradigmático y con acontecimientos similares que no paran de multiplicarse, muchos a manos de los cuerpos de policía, como Small Axe muestra en varias de sus entregas.

Así, la antología de McQueen se configura como un producto necesario y urgente, no sólo por su destreza al narrar historias interesantes y aunque confluentes, diversas a la vez; sino también por el acierto de visibilizar un racismo contemporáneo, cada vez más férreo y violento al cual hay que arrancar de raíz de una vez por todas.

PUNTAJE: 10/10


[REVIEW] Small AxeTítulo: Small Axe

Dirección: Steve McQueen

Guion: Steve McQueen (junto a Alastair Siddons en Mangrove, Alex Wheatle y Education; junto a Courttia Newland en Lovers Rock y Red, White and Blue)

Reparto: Letitia Wright, John Boyega, Malachi Kirby, Shaun Parkes, Rochenda Sandall, Alex Jennings, Jack Lowden, Micheal Ward, entre otros.

Productora: Turbine Studios, EMU Films, BBC, Amazon Studios.

Antología de cinco entregas, con el racismo sufrido por la comunidad negra de Londres en las décadas de los 60, 70 y 80 como tema central. Películas: 1. Mangrove 2. Lovers Rock 3. Red, White and Blue 4. Alex Wheatle 5. Education. El título alude a la frase de una canción de Bob Marley, «If you are the tall tree, then we are the small axe»

Advertisements

Be the first to comment

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.