[REVIEW] Another Round

Lo nuevo de Thomas Vinterberg tiene a Mads Mikkelsen como protagonista e integrante de un grupo de cuatro docentes que, ante una monótona y rutinaria vida, deciden embarcarse en un experimento sociológico que incluye alcoholizarse por la mañana y antes de ir a trabajar. Ganadora del Oscar a Mejor Película Internacional, por qué ver esta interesante propuesta.

Por @joacods

«Another Round» (o «Druk», su título original) nos presenta a Martin (Mikkelsen) y a su grupo de amigos y colegas del trabajo: Tommy (Thomas Bo Larsen), Peter (Lars Ranthe) y Nikolaj (Magnus Millang). En el festejo de los 40 años de Nikolaj, y luego de algunos tragos, uno de ellos menciona los estudios del psiquiatra Finn Skårderud, quien ha teorizado (según dice uno de los personajes) que todos los humanos contamos con un «déficit de alcohol en sangre» y que con un mínimo porcentaje de BAC (contenido de alcohol en sangre), las personas logran ser más creativas y mantenerse más relajadas en el día a día.

Martin, quien ha entrado en un pozo depresivo general y que se encuentra desmotivado en todas las vetas de su vida, decide probar el experimento y comienza a beber por las mañanas antes de embarcarse en su rutina diaria. A partir de los primeros efectos positivos que obtiene Martin, el grupo decide sumarse al experimento y establecen una serie de reglas: el contenido de alcohol en sangre debe mantenerse por arriba del 0.05 y no puede beberse pasadas las 8 PM. A partir de allí, el experimento comenzará a hacer estragos en la vida de los protagonistas llegando a un punto en el que tal vez sea demasiado tarde detenerse.

En algún rincón del ciberespacio se ha inferido que Druk es una especie de «The Hangover» escandinavo, con un poquito más de drama. De antemano, la premisa parece compartir varias similitudes con dicha franquicia, sin embargo Druk parece avanzar bastante más a fondo con las consecuencias que los sucesos de descontrol acarrean en sus personajes y definitivamente se separa de la línea cómica de aquella serie de películas para infiltrarse de lleno en una cuestión sociológica: la crisis de mediana edad masculina.

Thomas Vinterberg ha sido y sigue siendo un cineasta para seguir de cerca. Fundador del llamativo movimiento «Dogma 95», junto a Lars von Trier; ya se ha alejado hace tiempo de esta corriente pero, sin embargo, logra llamar la atención de la crítica con sus nuevas intervenciones como cineasta y Druk no es la excepción.

Para contar esta historia, Vinterberg elige a un Mikkelsen que se ha probado al hartazgo ya en roles de lo más variados y que hoy se configura como uno de los actores más valiosos en su terna. Es alrededor del personaje de Martin dónde gira la trama y dónde puede observarse la caída emocional de un hombre en desgracia y en clara negación de una realidad que lo supera. La cinta es filosa en su aproximación a esta temática y si bien parece celebrar en cierto punto una extensa tradición alcohólica como la danesa, no duda en pisar el acelerador del drama en momentos en que el director así lo considera.

Quizás esto ronde lo que más se le ha criticado al filme ya que hacia el final de la historia, se aleja del análisis desde adentro de una cultura bien conocida por el realizador, para caer en un cierre clásico bastante más hollywoodense que el resto del metraje.

Más allá de las mencionadas críticas, lo cierto es que la conclusión del argumento apela a una tradición narrativa bastante común hoy en día pero que aún así parece calzarle más que bien a la totalidad del largometraje. Mucho de lo mejor del mismo lo entrega la química del grupo de amigos protagonistas y sobre todo, la actuación de Mikkelsen de principio a fin. Druk es una película muy entretenida y entrega una historia más que extravagente que busca interpelar al espectador y al final del día, lo termina logrando.

Es un film que se aleja muchísimo de la premisa a la que su director suscribió en el pasado pero hay que recordar que eso fue, justamente, hace más de veinte años.

PUNTAJE: 8/10


Título: DrukOtra ronda (2020) - Filmaffinity

Dirección: Thomas Vinterberg

Guion: Thomas Vinterberg, Tobias Lindholm

Reparto: Mads Mikkelsen, Thomas Bo Larsen, Lars Ranthe, Magnus Millang, Maria Bonnevie, Susse Wold

Productora: Zentropa, Film i Väst, Topkapi Films, Danish Film Institute, TV2 Danmark, Eurimages, Netherlands Film Fund, Swedish Film Institute

Existe la teoría de que deberíamos nacer con una pequeña cantidad de alcohol en nuestra sangre, y que una ligera embriaguez abre nuestras mentes al mundo que nos rodea, disminuyendo nuestros problemas y aumentando nuestra creatividad. Animados por esa teoría, Martin y tres de sus amigos, todos ellos cansados profesores de secundaria, se embarcan en un experimento para mantener un nivel constante de intoxicación etílica a lo largo de su jornada laboral. Si Churchill ganó la II Guerra Mundial aturdido por el alcohol, ¿quién sabe lo que unos pocos tragos podrían hacer por ellos y sus alumnos?

Advertisements

Be the first to comment

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.