[REVIEW] El protector

Un ranchero en la frontera de Arizona se convierte en el improbable defensor de un niño mexicano que huye desesperadamente de los asesinos del cartel que lo han perseguido hasta Estados Unidos.

Por @mauvais1

Suele existir en el mundo cinematográfico una gran diferencia entre el titulo original de las cintas y el propuesto por las distribuidoras del extranjero. Aquí en Latinoamérica, el film de Robert Lorenz, escrita por Chris Charles, Danny Kravitz y Lorenz mismo; The Marksman – El Tirador, al ser retitulado simplemente como «El Protector», desmotiva a pensar en el desapego de un francotirador que todo lo ve desde la distancia y a través de un lente enfocado solo en su presa, como si hace el original.

Nos explicamos. Jim, un parco y murmurante Liam Neeson, tendrá una última lección antes de que todo su mundo termine, y esta será justamente enlodarse en la primera línea, más que solo apuntar desde la árida distancia.

Asilado en en lo poco que ya queda de su rancho, divide su tiempo entre alimentar a sus últimas y famélicas vacas, los compromisos económicos con el banco que se llevará ese resto más temprano que tarde y su estrecho contacto con los agentes de frontera. Él, que vive literalmente en el límite entre Estados Unidos y México, con radio en mano, colabora con la agencia denunciando a los inmigrantes que se cruzan a sus tierras y que visualiza a la distancia con sus binoculares.

Es un anciano solitario, con el postrero recuerdo de un Estados Unidos que creyó construir al defenderlo en el ejercito. Crepuscular remembranza de una nación en constante cambio de ideas, de peligrosidad en sus fronteras. Este aislado memento comenzará un camino de implicancias cuando en su paso se crucen Miguel y Rosa, dos inmigrantes ilegales que escapan de asesinos de un cartel (nunca retratado de otra forma, como ese México dorado que tanto prospera en el lente estadounidense).

De allí el tirador, ese personaje ajeno y hasta entonces siempre a distancia, se ve involucrado en la acción cuerpo a cuerpo. Ahora deberá comprometerse, dar la palabra que tiene pero que parece hace mucho dejó de usarla, y cruzado por un juramento debe salvar al niño. Es entonces cuando el western torna hacia una road movie, una de acción en las rutas y el coming of age de dos rotos sujetos. El niño, la conciencia inocente; el viejo, la sabiduría, y aquí el cine de Clint Eastwood y esa maravilla que es «Gran Torino» se hace presente y la asociamos inmediatamente por ser también Lorenz un colaborador del director.

Todo comienza con una suerte de encuentro casual y codicia, para luego transformarse en un camino de redención pequeña y de ahí cerca, en que Jim comprenderá que su suerte mal andada puede generar una sin sombras en el niño. Es una película correcta, que bien lleva sus pocas escenas de acción aunque quizás el tiempo dramático es el que más tropieza con algunos lugares ya conocidos del género.

Recuerdo haber leído, en alguna parte alguna vez, una frase de John Huston que decía «La madurez es la capacidad de aceptar la incertidumbre» y me pareció fascinante, ya que tales sentimientos se reservaron siempre a la exploración juvenil y que hoy de muchas maneras se ajusta a la película de Robert Lorenz, porque fuerza a esas crepusculares criaturas, ya listas para enfrentar a sus anónimas muertes, cual saga nórdica, a un último conflicto capaz de lanzarlo al vacío. Hecho fascinante que un lacónico Liam Neeson entiende y abraza en un personaje que en su triste dureza encuentra la manera de desafiarlo. La justicia por mano propia es otro de los tópicos que no estará ausente, pero qué sería de este género sin ello.

Es sencillo llamarlo el protector, si se atienen solo a lo mostrado, más en su titulo original, invita al espectador a una lectura distinta, que entre los intersticios de la acción, tan vapuleada por el cine como es la redención postrera, también inquiere sobre el combatir ya no solo señalando, sino dando un paso adelante involucrándose.

No es una gran película, pero tampoco la aberración que algunos afirman. Es un correcto western moderno que entretiene y, si cabe la posibilidad, invita a la reflexión.

PUNTAJE: 7/10


Título: El Protector (The Marksman 2021)

Dirección: Robert Lorenz

Guion: Chris Charles, Danny Kravitz, Robert Lorenz

Reparto: Liam Neeson, Katheryn Winnick, Teresa Ruiz, Juan Pablo Raba, Dylan Kenin, Luce Rains, Jacob Perez, Dominic Cancelliere, Chase Mullins, Alex Knight, Ming Wang, Grayson Berry, Kellen Boyle,

Un ranchero en la frontera de Arizona se convierte en el improbable defensor de un niño mexicano que huye desesperadamente de los asesinos del cartel que lo han perseguido hasta Estados Unidos.

Advertisements
Acerca de Marco Guillén 3308 Articles
Aguanto los trapos a Jordi Savall. Leo ciencia ficción hasta durmiendo y sé que la fantasía es un camino de ida del que ya no tengo retorno.

Be the first to comment

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.