[REVIEW] La última carta de amor: Amores como los de antaño

Netflix estrenó una película basada en la novela homónima de Jojo Moyes, que narra dos historias paralelas que se entrecruzan a través de una carta. Con Shailene Woodley y Felicity Jones.

Por @Gimei18

Adaptada de la novela homónima de Jojo Moyes, cuenta dos historias que se van conectando a través de unas cartas que unos escribieron entonces y otros leen hoy. Diciendo esto, claramente tiene cierta reminiscencia a Cartas a Julieta (2010), así que no es la primera vez que se usa ese recurso romántico.

Igualmente este drama de romance tiene muchos clichés del género, actores y actrices bellos, lindo maquillaje y vestuario (tanto en una época como en otra), música y ese “je ne sais quoi” por el que las películas románticas casi no envejecen, siempre es lindo emocionarse con esos amores. En este caso, se juega con dos décadas distintas y eso lo hace más atractivo aún. La trama no es tan original, pero siempre es satisfactorio ver una bonita historia.

La primer historia transcurre en Londres alrededor de la década de los años 60. Jennifer Stirling (Shailene Woodley), una chica norteamericana, casada con el rico  y pedante hombre de negocios inglés Lawrence Stirling (Joe Alwyn), tiene amnesia tras haber tenido un accidente. No recuerda qué le pasó, ni su casa, ni su marido. La aparición de una enigmática carta revela la existencia de un amante que conoció en un verano, cuando la pareja conoce al periodista inglés Anthony O’Hare (Callum Turner).

La segunda historia transcurre en el Londres actual, donde la periodista Ellie Haworth (Felicity Jones) descubre la carta y decide investigar la historia de amor detrás de ella. Convence a Rory, el hombre del archivo de la redacción de revisar viejas notas, y allí se topa con esa curiosa carta.

La película va contando esa historia de hace décadas a partir de los intercambios epistolares, centrándose en la clandestina relación romántica entre Jennifer y Anthony. En paralelo, la lectura de las cartas produce en Ellen el deseo de saber qué pasó con esa relación, y despertará un romanticismo en ella que creía inexistente.

Todas las actuaciones están bien logradas pero la simpatía y naturalidad de Felicity Jones y, por su lado, la brillante Shailene Woodley, en un papel frágil que dan ganas de abrazar, están increíbles.

La película cumple su objetivo de empapar al espectador en estos amores dramáticos, demostrando que no se necesita una trama muy compleja para ser un buen film. El metraje se hace largo, con casi dos horas, pero la premisa es clara: en una época u otra, las dos mujeres protagonistas no logran vivir la vida que desean. Aunque logra crear un buen ambiente de romance, no tiene algo que lo haga sobresalir, dejándolo como uno más del montón del universo del género.

En definitiva, La última carta de amor cumple las expectativas de quienes disfruten de las historias románticas.

PUNTAJE: 8/10


Título: La última carta de amor (The Last Letter from Your Lover – 2021)

Dirección: Augustine Frizzell.

Guion: Nick Payne, Esta Spalding. Libro: Jojo Moyes.

Reparto: Felicity Jones, Shailene Woodley, Callum Turner, Nabhaan Rizwan, Joe Alwyn, Ncuti Gatwa, Vilhelm Blomgren, Christian Brassington, Joakim Skarli, Ann Ogbomo, Alfredo Tavares, Manoj Anand, Xander Turian.

Ellie Haworth (Felicity Jones) es una ambiciosa periodista que descubre un tesoro de cartas secretas de amor de 1965 y decide resolver el misterio de esta aventura prohibida. A medida que descubre la historia que hay detrás de Jennifer Stirling (Shailene Woodley), la mujer de un acaudalado empresario, y Anthony O’Hare (Callum Turner), el periodista financiero nombrado para cubrir su vida, la historia de amor de la propia Ellie comienza a desarrollarse con la ayuda de un archivista serio y adorable (Nabhaan Rizwan) que la ayuda a localizar más cartas.

Be the first to comment

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.