[REVIEW] Martín Eden

Desde Italia llega este film adaptado libremente de la obra homónima del autor Jack London, el cual se ha llevado elogios y premios a lo largo y ancho de Europa, incluyendo una nominación a los Oscar como Mejor Film Extranjero.

Por @Caty90

A la cabeza del elenco tenemos a Luca Marinelli (Il Padre d’Italia), muy poco conocido aquí en Argentina (excepto por ciertos nichos específicos), pero quien da que hablar en Italia y en Europa en general, con sus papeles atrevidos y con una popularidad en alza a nivel mundial dado el éxito de caracterización de Nicky Di Genova en The Old Guard.

Martin Eden (2019) - Filmaffinity

El film nos cuenta la vida del escritor Martin Eden, quien al principio del film es un joven idealista, un marinero con solo una educación primaria en su haber pero con ansias de más, que se enamora de Elena (Jessica Cressy), una joven de la alta sociedad. Las ansias de ser digno de su amada llevan a Martin a intentar mejorarse a sí mismo y a descubrir la pasión por los libros y escritura, que lo lleva a escribir cuentos e intentar publicarlos en revistas literarias de la época.

Lo que nos lleva a uno de los puntos más interesantes del film: ¿Cuál es la época en que transcurre?

Quienes la hayan visto podrán pasar tiempo debatiendo y nunca llegar a una conclusión. Porque la película está lograda de forma tal, que marcar una época específica es imposible. Para poner un par de ejemplos, la máquina de escribir que Martin compra es considerada vieja en la pantalla, pero a simple vista se ve que es un modelo de los más modernos, o los autos que vemos cerca del final, en donde claramente se ve un Mercedes con techo corredizo de los años 80. En líneas generales, es fácil ubicar el film entre las dos grandes guerras, pero cuando uno comienza a mirar de cerca, lo anacronismos abundan de forma tal que es imposible negar que son a propósito. No solo eso, los anacronismos usualmente tienen que ver con el avance del conocimiento.

Martin Eden en la era del narcisismo

Por otro lado, visualmente, el film podría haber sido filmado hace unos 30 años o más sin problemas. Se le buscó dar un look general a la imagen que vemos en la pantalla grande que es reminiscente de films de antaño o de época incluso, con un efecto «calor» muy marcado (siempre hay una especia de tono cálido o amarillento en la mayoría de las tomas, desde el comienzo).

Pero la herramienta narrativa más interesante es, probablemente, el uso de imágenes que se pueden considerar de archivo y el uso de los colores. En el caso de las imágenes de archivo, se utilizan de forma narrativa en dos frentes: por un lado, la vida privada y de infancia de Martin (incluso cuando muestran un recuerdo de el bailando con la hermana, que puede sumarse a la larga lista de anacronismos, porque son obviamente ellos pero están bailando rock y ambos en jeans), y por otro lado como ilustraciones graficas de las historias que Martin va  escribiendo a lo largo de la película, con solo una pequeña narración al principio pero dejando al espectador descifrar que historia contó el escritor.

Cine a la fresca en Sant Jordi - "Martin Eden" (Ciclo Literatura y Cine) - Cultura a Sant Josep de sa Talaia

En el caso de los colores, es interesante ver como dos códigos muy claros aparecen. Por un lado, el pueblo se representa constantemente por una fuerte presencia del color rojo, como cuando se nos presenta a Margherita (Denise Sardisco) y todas sus apariciones, o en los rallys políticos, por mencionar un par. Mientras que Elena, su familia y su estatus tienden a ser representados por tonos más claros y usualmente en tonos de azul.

Y se nota mucho a medida que la relación de Elena con Martin se vuelva más seria, especialmente cuando ella narra las cartas que le envía a él, primero con fondo celeste, luego ella de celeste con fondo rojo y luego un uso más constante de color más similares al rojo, hasta el punto en que la relación de ellos se deteriora y vuelve al celeste de su familia, de su estatus social y del futuro que la madre desea para ella (que no es al lado de un marinero pobre con aspiraciones de escritor).

Martin Eden

El personaje de Marinelli empieza como un soñador, con esperanzas, deseos a futuro y con ganas de mejorar. Pero a medida que va logrando las metas que se propone, pierde de a poco las cosas que lo hacían feliz y que le eran importantes, al punto que en su mejor momento, lo que ha ganado no lo disfruta y lo entrega con facilidad ha aquellas personas que quiere y puede hacer feliz, algo que no considera posible ya para sí mismo.

Martin Eden se estrenó en Italia en 2019 y alcanzó elogios en todos los rubros, destacando principalmente la actuación de Marinelli, que se volvió un nombre a seguir más allá de su país natal, y del director, Pietro Marcello (La Boca del Lupo, 2009). Con 52 nominaciones a distintos premios alrededor del mundo, y 12 victorias, Martin Eden es lo que promete y mucho más.

PUNTAJE: 8.5/10


Título: Martin Eden

Dirección: Pietro Marcello.

Guion: Maurizio Braucci, Pietro Marcello. 

Novela: Jack London.

Reparto: Luca Marinelli, Jessica Cressy, Carlo Cecchi, Denise Sardisco, Vincenzo Nemolato, Carmen Pommella, Autilia Ranieri, Marco Leonardi, Savino Paparella, Elisabetta Valgoi, Pietro Ragusa, Giustiniano Alpi, Anna Patierno.

Martin Eden es un chico humilde de pueblo que se gana la vida trabajando como marinero. Un día, Martin defiende de una agresión a Arturo, un joven de clase alta. Como agradecimiento, éste invita a Martin a su hogar y poco a poco le va introduciendo en su estilo de vida. El joven conoce así las ventajas de la educación, y ve esto como una oportunidad para progresar y convertirse en el escritor que ha decidido que quiere ser, mientras aprovecha al máximo el tiempo entre lujos. Martin recibirá un impulso inesperado cuando conozca a Elena, la hermana de Arturo, de la que se enamora al instante.

Be the first to comment

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.