[REVIEW] Invasion

Un ataque alienígena, que afecta a toda la Tierra, se muestra desde el punto de vista de varios personajes desperdigados por diferentes continentes.

Por @mauvais1

Desde la publicación de The War of the Worlds, novela escrita por H. G. Wells en 1898, las invasiones alienígenas se han convertido en todo un género de cualquier plataforma que mencionemos. El cine, la televisión, la literatura, los videojuegos… todos han hecho un retrato de este acontecimiento. Algunos plagados de metáforas sobre el mundo en que nos toca vivir o, por lo menos el que discurre en tiempos de su concepción, sin olvidar que Wells utilizaba la historia como crítica del imperial colonialismo que vivía Europa, así como también la cobardía e indolencia de las victimas del ataque. La sociedad de su tiempo era el objetivo a analizar.

Las siguientes historias, con mayor o menor espíritu aventurero, acciones heroicas o dramas introspectivos, siguieron básicamente los mismos lineamientos y, con mayor o menor fortuna también, solo pocos lograron el equilibrio entre las analogías y los cuentos de ciencia ficción; aunque no por eso dejaron de crecer y reproducirse. Las listas son enormes y no nos pondremos a repasar aquí todas ellas, pero sí sigue siendo una temática frecuente porque puede abarcar cualquier genero.

A esa larga lista se suma ahora Invasion, la nueva producción de Apple TV+ creada por David Weil (Hunters, Solos) y Simon Kinberg. Sí, el mismo Kinberg de la espantosa X-Men: Dark Phoenix (2019) y de la más que recomendable serie animada Star Wars Rebels (2014-2018). La historia es, por llamarla de alguna manera, original, más allá de que el espectador sabrá reconocer varias invasiones cinematográficas y televisivas al desandar sus diez episodios.

Mencionar lo peor y lo mejor de Kinberg es también parte de este batiburrillo global que es la serie, por sobre todo dramática, de desarrollo de personajes o, mejor dicho, de introspección. Donde el acontecer fantasioso de una invasión alienígena es el marco, el escenario y. más tarde de lo que espera el espectador, el terror en la oscuridad malsana del derruido mundo.

Junto a estos dos, parte del guion también es trabajo de Andrew Baldwin (Bastille Day, The Outsider) y parece no sumar mucho al apartado positivo del asunto. Pero seremos sinceros, el inicio, los primeros tres episodios, son un magnifico arranque. Una exposición y exploración de los protagonistas y sus vidas, antes de los acontecimientos que dan titulo al relato, dignos y no carentes de profundidad. Traza una serie de personajes, a lo largo y ancho del mundo, que en diferentes circunstancias dramáticas de sus vidas deben ahora sobrevivir este holocausto, y los construyen interesantes, complejos y hasta atractivos en sus falencias.

La serie no tiene un héroe al uso, esos bastardos de buenas intensiones a lo Roland Emmerich sino que los personajes son más cercanos al individuo común, pero no lo suficiente como para dotarlos de atributos que no solo los ayuden a sobrevivir, sino también a sostener el drama en desarrollo. Una suerte de raro equilibrio que funciona. No son héroes, ni de cerca. Y quien quizás pretenda serlo pronto desaparecerá de la pantalla. Pero a la vez tienen los cojones para subsistir y abrirse paso ante el horror.

Pero decíamos, apenas si en los primeros episodios se dibuja el fenómeno fantástico, porque el relato, lento y metódico, construye un mundo a través de quienes lo habitan. Y entonces ocurre lo impensado, la falta de empatía que los personajes generan en el espectador se profundiza, sus mezquinas acciones, sus egoístas decisiones son obviamente una lectura que intenta ser realista con el comportamiento de sujetos regulares frente a la inmensa destrucción que genera la llegada de los aliens. Sus gritos, berrinches y acciones individualistas no logran un equilibrio con la aventura sobre la sobrevivencia que se quiere narrar.

La decepción que los creadores muestran sobre la humanidad es deprimente, y genera una incomodidad que nada tiene que ver con drama de los personajes. Tal es el alcance que es imposible no ser conquistados y eliminados en una sola temporada a este ritmo. Durante los episodios solo serán pruebas a fallar, muertes que amontonar y sucios personajes que sobreviven más por efecto de una continuidad narrativa que por sus propias virtudes, cualquiera fueran estas. El drama se alimenta de errores, de criaturas que en cualquier otra producción podría haber sido un villano y no un antihéroe.

No hay invasión a la vista, solo destrucción de ciudades y de la esperanza en la humanidad, sin alienígenas. Morosa y hasta por momentos morbosa, Invasion es para espíritus fuertes y pacientes, muy pacientes.

  • La review se escribió con la visualización de la temporada completa.

Título: Invasion

Dirección: Amanda Marsalis, Jamie Payne, Jakob Verbruggen.

Guion: Simon Kinberg, David Weil, Andrew Baldwin.

Reparto: Sam Neill, Shamier Anderson, Golshifteh Farahani, Firas Nassar, Shiori Kutsuna, Tara Moayedi, Azhy Robertson, Daisuke Tsuji, Billy Barratt, India Brown, Paddy Holland, Cache Vanderpuye, Togo Igawa, Louis Toghill, Max Fincham, India Jane Francis, Aiyana Goodfellow, Isaac Heslip, Isla Johnston, Stanley Lane, Krish Misra, Michael Harney.

Productora: Genre Films, Platform One Media. 

Distribuidora: Apple TV+

Serie de TV: 10 episodios

Un ataque alienígena que afecta a toda la Tierra se muestra desde el punto de vista de personajes desperdigados por diferentes continentes.

Acerca de Marco Guillén 3499 Articles
Aguanto los trapos a Jordi Savall. Leo ciencia ficción hasta durmiendo y sé que la fantasía es un camino de ida del que ya no tengo retorno.

Be the first to comment

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.