[REVIEW] El tiempo que te doy: El duelo del desamor

Que un producto audiovisual conquiste desde su mera sencillez no es algo que sucede seguido. Que esta misma sea la mejor serie española de Netflix hasta el momento, es inesperado. «El tiempo que te doy» es sorprendente, un increíble retrato del duelo tras una ruptura amorosa.

Por @Gimei18

En esta miniserie, realmente parece que estamos espiando una relación y posterior ruptura de verdad. Como la protagonista dice en un momento, “parte de su proceso de superar un duelo consiste en pensar en esa persona un minuto menos cada día”. Aunque hubiese sido una buena película, la idea de hacerlo en episodios cortos es parte de la propuesta hacia los espectadores de streaming cada vez más interesados en ver todo en maratones. Saltar del pasado feliz al presente punzante, constantemente, también aporta muchísimo a la hora de catalogarla como la mejor serie española de la plataforma de la N.

Creada por Pablo Santidrián, Inés Pintor y la propia Nadia de Santiago, que además es la protagonista, explorando las distintas etapas del duelo de una ruptura amorosa, de esas que dejan enormes huellas en el alma.

Todo ocurre desde el punto de vista de Lina (Nadia de Santiago) con una interesante dinámica. Nunca se ve a Nico por su cuenta. Como se comentó antes, mezclan recuerdos y presente, haciendo que, con el paso de los capítulos se dedique más tiempo al duelo (y su subsiguiente superación) y menos al romántico pasado. Con el importante mensaje de “vivir en el presente”, dejar el pasado atrás para poder estar en el hoy y soltar las ataduras.

El tiempo que te doy es la historia de amor y desamor de Lina y Nico (Álvaro Cervantes). Como voyeuristas, somos testigos de todo lo que sucedió entre ellos y cómo viven ahora, cada uno por su lado. En cada episodio, se muestra todo lo que los unió y, también, lo que provocó su separación, en esos maravillosos saltos temporales que encajan a la perfección en el formato.

Claramente, el personaje de Lina es el mejor desarrollado, no sólo por ser la protagonista y punto de partida de todo lo que sucede en la serie, sino porque Nadia De Santiago es una excelente actriz con vasta experiencia que, en este caso, también es guionista junto a Pablo Santidrián e Inés Pintor. Esa Lina que pasa de un estado emocional a otro, y vuelve atrás, para tomar impulso y seguir avanzando en las etapas de superar un desamor. De Santiago deslumbra siempre, y ésta no es la excepción.

La química de los protagonistas es innegable. El personaje de Álvaro Cervantes, en la piel de Nico, es más pequeño pero, en su sencillez, radica esa profundidad del chico que aunque enamorado, se va encontrando con situaciones que van en detrimento de la pareja y, parece, no saber cómo manejarlas. Nico, ese amor de la vida de Lina que, con el paso del tiempo (o los episodios) se va desdibujando.

Al fin y al cabo, son esos pequeños detalles los que recordamos (y extrañamos) después de una separación: esa canción, esa comida, ese aroma, ese levantarse con alguien por las mañanas… y que bien son plasmados en esta serie. Y cuando esa persona no está más, ¿Qué se hace con todo ese bagaje de recuerdos? Es imposible descartarlo así que hay que hacerse fuerte y seguir adelante, entero o a pedazos. El tiempo que te doy es una serie con ponderada naturalidad y sensibilidad, con los actores protagónicos mostrando con una sencillez desgarradora situaciones cotidianas.

Se destacan las actuaciones, aunque también el guion con unos espectaculares diálogos, interesantes primeros planos y una música incidental maravillosa. Con todo esto, se arma una serie de calidad en dos líneas temporales perfectamente amalgamadas. Un producto sincero que, desde el amor, retrata una situación tan dolorosa. Diez capítulos de 11 minutos (o una película en bloques) donde lo primordial es la motivación para salir delante de situaciones adversas.

En resumen, El tiempo que te doy es una serie que parece muy pequeña pero que termina siendo enorme en todos sus aspectos. Raro que una serie de Netflix se impregne en el alma de las personas por un largo tiempo y, prometo, que esto sucede con ésta. Entretenida, dramática, natural, notable y verdadera. ¿Acaso podríamos pedir algo más?


Título: El tiempo que te doy

Dirección: Inés Pintor Sierra, Pablo Santidrián, Pablo Fernandez.

Guion: Inés Pintor Sierra, Pablo Santidrián, Nadia de Santiago.

Reparto: Nadia de Santiago, Álvaro Cervantes, Cala Zavaleta, Nico Romero, Carla Linares, Moussa Echarif, Prince Ezeayim, David Castillo, Julián Villagrán, Sara Vidorreta, Ramón Rados, Mariví Carrillo, Eva Almaya.

Distribuidora: Netflix.

Miniserie de TV.

Cuenta la superación de una ruptura en diez episodios de escasos minutos, en donde una chica intenta olvidar un amor del pasado. Lina está empezando de nuevo, se muda de casa, busca un nuevo trabajo y prueba nuevas experiencias. Pero lo que Lina intenta hacer en realidad es olvidar un amor del pasado, su primer amor. Cada día, Lina intenta que el tiempo que pasa pensando en Nico sea un minuto menos, para así poder avanzar con su vida.

Be the first to comment

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.