[REVIEW] Yo, traidor: Un viaje de redención

Ser socios y familia puede traer sus dificultades. Pero cuando Máximo decide abrirse paso y encontrar su camino, desencadena un malestar que no hace más que crecer entre él y su hermano. «Yo, traidor» es una de las películas que se estrenarán en 2022 en cines.

Por @belmalone

Los Ferradas viajan a Oklahoma, Estados Unidos, debido a la generosa oferta que reciben de unos inversores norteamericanos para comprar “Buen Mar”, una empresa familiar abocada a la pesca por décadas. Máximo (Mariano Martínez), como el hijo menor y rebelde que pretende ser, propone que lo mejor es soltar la compañía que su abuelo y padre (Jorge Marrale) han cuidado celosamente durante años, para que otros tomen la posta.

Eso desata la ira de su hermano (Sergio Surraco), quien no quiere deshacerse del legado. Finalmente acceden al acuerdo y Máximo deja el nido para ampliar sus horizontes, tanto personales como financieros, no sin antes pedir parte de su herencia. Caviedes, el nexo entre los estadounidenses y “Buen Mar”, encarnado por el consagrado Arturo Puig, guía al joven Ferradas en el mundo de los negocios y la política argentina en “Perla del Mar”, sitio que adopta como hogar.

Yo, traidor de Rodrigo Fernández Engler, director también de “Soldado argentino solo conocido por Dios” (2016), trae a la mesa diferentes e interesantes temáticas, entregando su corazón y el del equipo involucrado. Por un lado, se puede ver apenas iniciada la película que la familia será uno de los elementos esenciales en los 105 minutos de duración. Las dinámicas que se ven en los Ferradas, en algunas ocasiones, pueden remitir al espectador a situaciones que pueden ocurrir con su círculo cercano: peleas, desacuerdos, (des)encuentros.

Esto se aprecia, por un lado, debido a que Fernández Engler se basó en la “parábola del hijo pródigo”, un texto que se encuentra en el Evangelio según Lucas (uno de los evangelio canónicos del Nuevo Testamento bíblico), donde se narra el camino que hace un hijo que abandona a su padre en búsqueda de una nueva vida, con aciertos y desaciertos. Para ojos de los religiosos, es una de las parábolas más conocidas de Jesús que resalta la importancia del arrepentimiento y el consecuente gozo que desemboca en aceptar a Dios en su vida. Aquí muestra a Máximo como un errante que busca de alguna manera redención.

Sin dejar el lado espiritual de lado, Yo, traidor pone a prueba al espectador con una historia de meros mortales. Muestra el ocaso de una pyme y el despliegue de los negociados pesqueros, tanto del punto de vista legal como ilegal. Esto deja entrever lo que para los habitantes de las grandes urbes puede resultar un tanto desconocido: las condiciones paupérrimas en las que los pescadores realizan su labor por el clima y falta de dinero para mantener sus embarcaciones, y el aprovechamiento de las multinacionales de aquella situación. Si bien para los argentinos la corrupción no es algo desconocido, en la película se fantasea cómo acontecen los distintos escenarios que los propician.

Desde el guion hasta el tratamiento del color, que se compromete a mostrar una costa patagónica gris por su bajo número de habitantes y por lo fría y solitaria que puede resultar a simple vista, además de contrastar a los buenos y los malos, el filme tiene un norte claro. La lleva adelante una excelente dirección de actores, destacándose  Puig, oficiando de lobo disfrazado de cordero, Martínez andando y desandando caminos para encontrarse y “Maite”, quien será la única figura femenina de peso en la historia, encarnada por una angelada Mercedes Lambre. Es también destacable la postproducción que de una forma audaz unificó los planos que fueron grabados en diferentes locaciones (por ejemplo, la propia Patagonia y Córdoba), logrando una homogeneidad y cambios imperceptibles para la audiencia.

PUNTAJE: 8/10


Título: Yo, traidor

Duración: 105 min.

Dirección: Rodrigo Fernández Engler.

Guion: Rodrigo Fernández Engler y Mario Pedernera.

Música: Claudio Vittore.

Fotografía: Diego Arroyo.

Reparto: Mariano Martínez, Arturo Puig, Jorge Marrale, Osvaldo Santoro, Mercedes Lambre, Sergio Surraco, Francisco Cataldi. 

Productoras: Midu Junco Producciones, Protasowicki Engler Producciones y Cita con la Vida Emprendimientos Audiovisuales.

Máximo Ferradas, empresario e hijo menor de una poderosa familia de pescadores de toda la vida, le pide a Francisco, su padre, su parte de la herencia. Así, comienza un largo viaje que lo llevará hacia tierras lejanas, intentando construir su propio “imperio”. Se instala en “Perla del Mar”, un pueblo pesquero en la Patagonia argentina, donde conoce a Caviedes, un agradable y enigmático empresario que le ofrece la cima de los negocios; a Coletto, un pescador artesanal, con quien se enfrenta a muerte por la ley de pesca; y a Maite, una hermosa y solitaria mujer, de la que se enamora por primera vez. Máximo se sumerge en este “mundo”. Allí, tan vertiginosamente disfrutará de su ascenso, y después sufrirá su caída… para luego encontrar su redención.

2 Trackbacks / Pingbacks

  1. CARTELERA CINE GAUMONT | Y este maremágnum de cosas.
  2. Los estrenos de Star Plus para SEPTIEMBRE 2022 | Cuatro Bastardos

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.