4B Íntimo: Entrevista a Calvo de Miguel

En esta entrevista, Calvo de Miguel nos cuenta sobre su último libro Soldados en la niebla. Conocé en detalle sobre qué temas se abordan y qué perspectiva crea de la historia a través de la literatura.

Por @MLauParedes

Cuatro Bastardos: ¿De qué trata tu nueva novela Soldados en la niebla?

Calvo de Miguel: «Soldados en la niebla» es una novela que gira en torno a la Guerra Civil española y su subsiguiente posguerra; pero no es una obra de banderas o ideales, sino de soldados (de ambos bandos) que mueren y líderes que odian. Es una historia de la guerra, la misma y única guerra que recorre el mundo desde hace muchos siglos, enfrentando a dos bandos: uno que ondea mentiras con multitud de banderas y otro que pone, engañado por esas mentiras, los muertos que esconden la siempre oportunidad perdida de un futuro mejor. Aventura, amistad, amor y un karma que no perdona pero, a veces, sí que olvida.

4B: ¿Por qué decidiste titularla así?

CDM: Con la niebla trato de hacer una polisemia sobre dos aspectos de los que bebe la novela. Por un lado hace referencia a ese instante, justo después de un bombardeo, en el que la polvareda y el humo se unen para formar esa calima en la que, poco a poco, comienzan a surgir las consecuencias de los más miserables actos a los que puede aspirar un ser humano. Por otra parte quiero hacer referencia a esa niebla con la que todo país oculta alguna parte de su historia, casi siempre con la intención de mantener divididos a sus respectivos pueblos.

4B: ¿A qué público está dirigido?

CDM: “Soldados en la niebla” está dirigida a todas aquellas personas que quieran adentrarse, a través de sus personajes, en una historia donde la crueldad y la barbarie hacen nacer lo mejor de algunos seres humanos. No es una novela histórica, a pesar de todo el empeño y tiempo que he dedicado a documentarme, pero sí es una historia creada para comprender mejor unos acontecimientos que aún hoy (para desgracia de muchos y por voluntad de unos pocos) siguen siendo muy confusos.

4B: ¿Qué lecturas/devoluciones has recibido que te hayan llamado la atención?

CDM: Una apreciación que me resultó bastante curiosa fue la de una persona (muy estudiosa de la Guerra Civil española) que llegó a decir, indirectamente, que no se creía que esta novela la hubiera escrito una persona tan joven. Claro está que me pareció curiosa por lo de “tan joven”.

Por lo demás he recibido muy buenos comentarios, incluso estoy echando en falta esos puñeteros “desde el cariño…”, tan necesarios, por otra parte, para todo escritor.

4B: ¿Cómo fue tu proceso de escritura y corrección?

CDM: Debo reconocer que nunca me había enfrentado a una fase de documentación tan exigente como la que he tenido para “Soldados en la niebla”, pero, a la vez, tan satisfactoria. Han sido varios años en los que la historia original ha tenido muchos cambios; años de añadir aventuras, personajes o tramas y de suprimir también muchos folios cargados de momentos que, por suerte o por desgracia, quedarán relegados a esas páginas que, aunque invisibles, son tan importantes para toda novela.

Siendo esquemático, inicié la novela cuando una trama (muy distinta a la actual) empezó a dar vueltas en mi cabeza. Después llegaron el lápiz y el papel, y los personajes, y sus vidas: sus pasados. Ya empezaba a haber algo sólido cuando comencé a enfrentarme a las decenas (tal vez cientos) de libros que leía y consultaba con la guerra de fondo o, nunca mejor dicho, de frente. Y llegó el viaje a Belchite; y lo cambió todo, pues allí encontré, a modo de escenario, uno de los personajes más importantes de la novela. Y llegó Gurs, y más historias y anécdota que fueron redirigiendo la historia hacia su curso natural; ése en el que son los personajes, y no yo, quienes escriben su propio destino, el propio final de la obra. Fue entonces cuando entendí que podía tener una buena historia: algo digno que no hiciera perder el tiempo a ningún lector.

4B: ¿Cómo fue el proceso de publicación?

CDM: Tras haber trabajado con distintas editoriales en anteriores novelas, decidí (tanto para “El buen político” como para esta última: “Soldados en la niebla”) publicar de forma independiente, ya que eso me permite libertad para decidir sobre todos los aspectos de la edición, la publicación y la venta de la obra (portada, formato, tamaño, precio…) Claro está que tal libertad tiene un precio, y ése no es otro que las horas de frustración que necesité para cuidar cada mínimo detalle del libro. No obstante, tengo la suerte de compartir mi vida con una persona capaz de convertir, lo que podía haber sido un portátil volando por la ventana, en una edición muy por encima de mis habilidades. Gracias a ella ha sido posible esta publicación.

4B: ¿En dónde pueden conseguirse tus libros? ¿En qué formatos?

CDM: La manera más fácil de conseguirlos es a través de Amazon, donde se pueden encontrar en tapa blanda o en versión Kindle.

4B: ¿Es posible que nos brindes un fragmento como adelanto?

Muro permanecía cabizbajo, mirando su fusil como quien mira una mota de polvo. Observaba un mundo que no le pertenecía, que había dejado de pertenecerle. Él vigilaba a los prisioneros, pero, sin embargo, sentía que eran ellos quienes le apuntaban con un arma mucho más poderosa que su escopeta. Se sentía preso de aquellas palabras, víctima de un error al que ya se sentía encadenado. Su corazón latía como un quejido interminable, bombeando las miserias de la necedad y las ruinas de una certeza que se derrumbaba sobre sus cimientos. El mundo se había detenido ante sus ojos, por eso sintió vértigo, una fuerte náusea que surgió desde sus entrañas. Todo comenzaba a girar en dirección contraria. Sacó un cigarrillo y, antes de encenderlo, miró a los dos muchachos. Observó en ellos la integridad que sólo la razón podía concederles. Sintió tanta admiración como lástima hacia ellos. Una mezcla que envenenaba su alma a través de la congoja. Sacó dos cigarros más y los encendió con el mismo fósforo con el que se había encendido el suyo. Cometió el segundo error como soldado, el segundo acierto como persona. El primero fue escuchar, el segundo compartir. En todo caso, hizo lo que le apetecía, y eso le agradó, porque así se dio cuenta de que seguía siendo más humano que militar. Él ya sabía muchas de las cosas que habían dicho aquellos dos jóvenes; cosas que intentaba negar, pero que incluso había llegado a reconocer en la carta que escribió a Chiara. Siempre había sido consciente de aquellas palabras, pero sólo al oírlas se sintió desnudo. La mentira con la que había vestido sus actos se deshilachó en un momento.


Calvo de Miguel, (Juanjo): “Soria mi natura, Salamanca mi cultura y Madrid mi ventura”. Si por natura entendemos raíces, por cultura carrera universitaria y, por ventura, compaginar la obligación, en forma de proyectos de Recursos Humanos, con la vocación y la pasión, que se manifiestan a través de letras que son palabras; de palabras que son frases; frases que son historias: una vida.

Autor de una gran variedad de relatos (entre los que figuran varios premios) y de novelas como “Tras las puertas del cielo” o “El buen político”, además de la recientemente publicada “Soldados en la niebla”.

Twitter: @Calvodemiguel
Instagram: calvo.de.miguel
Acerca de María Laura Paredes 184 Articles
Soy de la ciudad de Mar del Plata en la provincia de Buenos Aires, Argentina. Coordino el taller y grupo literario Al margen desde el 2018. Estudié profesorado en Letras y actualmente estoy en proceso de tesis de la Licenciatura en comunicación social con orientación en Periodismo en la Universidad Nacional de La Plata. Contacto: 2236197916 almargentallerliterario@gmail.com Instagram: @tallerliterarioalmargen Twitter: @MLauParedes

1 Comment

  1. La novela tien una redacción impecable. Te hace meterte en la historia y te lleva de una manera asombrosa a Belchite entre otros escenarios.
    Me ha encantado.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.