[REVIEW] El libro de Boba Fett

Que de la mano de Dave Filoni...

Directo de la última temporada de «The Mandalorian», Boba Fett finalmente consiguió su tan esperado show. ¿Brillante o desastre? No se vayan que más abajo lo analizamos.

Por @joacods

Luego de un importante éxito con series de animación, Lucasfilm incursionó en el 2019 en las series live-action con The Mandalorian. El mando (ja) le fue cedido a un tal Jon Favreau, quien venía de dirigir Iron Man (2008) y Iron Man 2 (2010) y una interesante adaptación de The Jungle Book (2016), entre otras, además de meter créditos a lo loco como productor ejecutivo en el mundo de Marvel. El resultado es bien conocido por los fans de Star Wars: belleza pura. Retomando una línea narrativa de oro, la de la trilogía original, Favreau desarrolló la historia del cazarrecompensas mandaloriano Din Djarin y su aventura con el ya icónico Grogu. En medio de toda esta proeza televisiva, The Mandalorian se dio el gusto de traer de regreso al queridísimo Boba Fett (en piel del mismísimo Temuera Morrison), un personaje que se creía caído en acción, aunque sea en lo que respecta al mundo de las pantallas.

Para entender un poco el éxito, hay que destacar una clave de la situación: Dave Filoni, el responsable directo de prácticamente todos los shows de animación de Star Wars más queridos por los fans acérrimos de la franquicia, trabajó codo a codo con Favreau en la creación de la serie protagonizada por Pedro Pascal. Pero eso no es todo: en mayo de 2021, Filoni fue nombrado Director Creativo Ejecutivo de Lucasfilm, en una de las jugadas más acertadas de la empresa en los últimos tiempos. Esto dejó a Filoni como una suerte de sucesor espiritual de George Lucas, con gran influencia en los shows venideros y con una gran oportunidad de traer a sus personajes animados a la vida.

Así las cosas, The Mandalorian la rompió en sus dos temporadas y eso dio luz verde a dos spin-offs: el que nos compete y otro no menos importante aun pendiente de estrenarse: Ahsoka. La serie de base vio a Boba Fett — acompañado de su fiel mano derecha Fennec Shand — convertirse en el nuevo «daimyo» de Tatooine, luego de vengarse de la fortuna (!) que le había propinado el clan Hutt, específicamente Jabba The Hutt. Es aquí desde donde parte El libro de Boba Fett, serie que cuenta nuevamente con Favreau como showrunner y escritor, y que tiene también a Filoni como principal productor ejecutivo. El show cuenta con siete episodios de aproximadamente 40′-60′ de duración y está dividido, en gran parte de su duración, en el «presente» (es decir alrededor de cinco años después de Episodio VI: El Regreso del Jedi) y en flashbacks de Boba, explicando qué sucedió con el crime lord luego de su recordada caída al pozo de Sarlacc y cómo es que está vivito y coleando.

Inicialmente, hay que decir que el show parece contar con dos partes bien definidas: una que se extiende hasta el capítulo 4 inclusive, y otra que comienza desde el episodio 5. La primera parte de la serie se mete de lleno en los flashbacks de Boba y si bien es soberbia en cuanto a los apartados visual y sonoro y todo lo que circunda la interpretación del protagonista, parece quedar bastante chata y carecer de ritmo narrativo. Varios de los primeros capítulos pecan de extensos y esto se siente: no pasa nada significativo, lo importante parece ya haber sucedido. Ahora bien, la acción se pone en marcha a partir del capítulo 5 y es notorio que esto ocurra recién cuando algunos protagonistas de otros productos de la franquicia se hacen presentes. Dicho esto, lo que comienza en aquella entrega es un deleite lleno de fan service bien hecho, bien escrito y bien dirigido. De aquí en adelante no hay vuelta atrás de la emoción que los creadores logran con el simple cruce entre personajes favoritos de todos los tiempos y todos los shows.

Temuera Morrison afronta por primera vez en su carrera en Star Wars un rol como protagonista, ya que siempre se encontró formando parte del reparto y su interpretación cumple con creces las exigencias que un actor de su calibre debía superar a esta altura del partido. Su Boba es, al igual que su aparición en The Mandalorian, todo lo que Boba Fett debería ser y más. Ming-Na Wen vuelve a demostrar su experiencia y cumple ampliamente como la asesina Fennec Shand, en el rol de segunda al mando. Aun así, lo más interesante ocurre cuando el crossover está a la orden del día, en lo que se configura como un arma de doble filo y que al momento sólo aparece como señal de advertencia: El libro de Boba Fett arranca un poco tibia pero calienta motores a mitad de su extensión, dejando lo mejor para el final.

Habiendo definido que el crossover es en el show un elemento importante y definitorio, es necesario señalar que si bien el guion cumple, podría haber sido mucho más. Star Wars se destaca por contar historias interesantes y atrapantes, siendo la serie madre de este spin-off el ejemplo ilustrativo más reciente. En El libro de Boba Fett hay subtramas potenciales poco exploradas y otras bastante olvidables (alguna de ellas que recuerda a los Power Rangers en el peor de los sentidos), y eso es difícil de pasar por el alto en una serie centrada en un personaje que genera tanto hype como el protagonista. Como se dijo anteriormente, el apartado visual es magnífico como de costumbre y el sonoro no se queda atrás. Se celebra que la franquicia se haga cargo de sus errores y haya corregido el chasco del CGI de The Mandalorian.

El libro de Boba Fett es en suma una serie muy interesante. Quizá posea una introducción que se prolonga un poco más de lo necesario e incurra en algunos errores narrativos, pero así como si fuera una telenovela en la que los creadores corrigen sobre la marcha según la audiencia, logra enderezarse e ir más allá de lo esperado explotando el crossover intergaláctico y ofreciendo una historia que si bien se queda un poco corta en lo que respecta a la aventura, está más que aprobada.


Título: El libro de Boba Fett

Título original: The Book of Boba Fett

Creador: Jon Favreau.

Dirección: Robert Rodriguez, Dave Filoni, Bryce Dallas Howard, Steph Green, Kevin Tancharoen.

Guion: Jon Favreau, Dave Filoni. Personajes: George Lucas.

Música: Ludwig Göransson, Joseph Shirley.

Fotografía: David Klein, Dean Cundey, Paul Hughen.

Reparto: Temuera Morrison, Ming-Na Wen, Matt Berry, David Pasquesi, Carey Jones, Jennifer Beals, Pedro Pascal, Sophie Thatcher, Jordan Bolger, Robert Rodriguez, Corey Burton, Phil LaMarr, Daniel Logan, Galen Howard, Ardeshir Radpour, Paul Darnell, Timothy Olyphant, Emily Swallow, Stephen Root, Amy Sedaris, Rosario Dawson, Danny Trejo, Max Lloyd-Jones, Paul Sun-Hyung Lee, W. Earl Brown y Mark Hamill.

Producción: Lucasfilm, Golem Creations.

Distribuidora: Disney+

El legendario cazarrecompensas Boba Fett y la mercenaria Fennec Shand navegan por el inframundo de la galaxia cuando regresan a las arenas de Tatooine para reclamar el territorio que una vez gobernado por Jabba el Hutt y su sindicato criminal.

Be the first to comment

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.