[REVIEW] Diabolik: Un antihéroe vuelve a la pantalla italiana

Basado en el cómic homónimo de las creadoras Angela y Luciana Giussani, allá por los años sesenta, «Diabolik» vuelve a la pantalla grande de la mano del actor italiano, Luca Marinelli, su co-protagonista, Miriam Leone, y la dirección de los hermanos Manetti, Antonio y Marco.

Por @Caty90

Diabolik intentó llegar al cine en diciembre de 2020, pero el año en cuestión, como todos sabemos, fue complicado para industrias como la cinematográfica. Por esa razón, recién en diciembre de 2021 el film desembarcó en la pantalla grande, trayendo de vuelta este personaje icónico de los cómics italianos, una vez más, a la vida. ¿Y quién es el nuevo diablo? ¿El nuevo criminal que todos debemos temer? ¿Quién puede imitar y disfrazarse de literalmente cualquier persona? El manto cayó en lo hombros de Luca Marinelli (The Old Guard, Martin Eden).

La versión de 1968 es debatible, como mínimo, ya que se concentra en eventos individuales, no tiene una historia que contar y tiene personajes planos y con poco desarrollo, especialmente el de Eva Kant, la contraparte femenina de Diabolik, que en esa versión es poco más que una muñeca bonita, y el Detective Ginko, hoy es un personaje poco inteligente y que simplemente es la razón para que Diabolik se luzca.

Diabolik (2021) - IMDb

En esta nueva versión, vemos un Diabolik muy intenso. El personaje de Marinelli es frío, calculador y manipulador. Es un ladrón hecho y derecho, que tiene bien en claro su punto de vista que, cuando debe, no tiene miedo de ensuciarse las manos. Es literalmente un criminal. Y para variar, a diferencia de  como vemos muy a menudo en personajes de otras épocas traídos a la pantalla actual, no es un personaje del cual se halla eliminado sus rasgos negativos. No se lo glorifica, pero no se le embellecen sus cualidades negativas con backstories tristes de por qué él es como es.

Es, a la vez, un personaje que aprovecha y desperdicia los talentos de Marinelli, ya que es un personaje que en general no requiere mucho esfuerzo a nivel rango emocional por parte del actor que lo interprete. Pero a la vez, ciertas escenas requieren tal nivel de concentración, seriedad y cara de póker, que Marinelli con sus rasgos definidos y su porte logran que casi parezca, como se lo necesita, catatónico.

Eva Kant (Miriam Leone) es, a su propia manera, lista, decidida y en busca de emociones fuertes. A medida que nos cuentan un poco de ella, nos damos cuenta que no es la damita de sociedad que presenta a principios del film, que sabe muy bien lo poderosa que es. Ella tiene astucia, inventiva y poca moral. Apenas se entera de la existencia de Diabolik, se interesa en él en cuestión de momentos: siendo este la representación máxima de emociones fuertes y adrenalina. Y eso la interesa, cómo mínimo.

Diabolik (2021) - IMDb

Por otro lado, tenemos al Detective Ginko (Valerio Mastandrea), el némesis de Diabolik y quien, por admisión misma de nuestro intrigante villano, el único que quizá puede detenerlo. Cómo se menciona al principio, no es un detective que va por ahí intentando perseguir a nuestro protagonista. No, el incluso en algunas ocasiones logra adelantarse a sus paso y hace algo que muy pocos en su lugar, especialmente en el cine, hacen: no da por sentado nada. Nunca asume que lo tiene, que lo superó. Y siempre espera que el otro muestre su peor (¿o mejor?) cara.

Mastandrea es además un viejo conocido de Marinelli, habiendo trabajado juntos en el film Non Essere Cattivo (2015), él como productor y Marinelli como protagonista.

Diabolik', i Manetti Bros. ricreano il mondo anni 60 delle sorelle Giussani - la Repubblica

Pero más allá de los actores, que entregan una actuaciones impecables, se destaca tanto la escenografía misma, como los efectos especiales. Ambas cosas inspiradas por la época en la que se ubica la historia y claramente realizadas de modo tal que son, a la vez, bastante básicas pero muy bien logradas. Notamos en cómo se logran detalles como el piso que se abre para ocultar la guarida de Diabolik, que parece a la vez hecho de cartón pero lo suficientemente realista para no mirarlo dos veces, como haríamos si estuviéramos viendo el Super agente 86 (la serie original).

Aunque a nivel vestuario, me gustaría hablar un poco con quien decidió usar tanta gomina en toda la película, tanto para Diabolik como para Kant, quienes parecen siempre tener el pelo pintado a la cabeza, incluso en la escena del barco. Pero creo que me voy de tema.

Diabolik (2021) - IMDb

Diabolik logra revivir un gran personaje de culto italiano, resucitando con una historia bien narrada al personaje y redimiendo a su compañera de aventuras luego de su versión de los 60´s. El foco está, a veces, más centrado en Kant que en Diabolik, pero aún así la historia avanza de forma orgánica, poniendo en claro el nacimiento y desarrollo de esta particular pareja. Y ya con dos películas en post-producción, solo queda esperar y ver a dónde nos llevaron estos dos criminales en sus próximas aventuras.

PUNTAJE: 9/10


Título: Diabolik

Dirección: Antonio Manetti, Marco Manetti.

Guion: Angela Giussani, Luciana Giussani, Mario Gomboli, Michelangelo La Neve, Nicola Macchitella, Antonio Manetti, Marco Manetti.

Reparto: Luca Marinelli, Miriam Leone, Valerio Mastandrea, Claudia Gerini, Vanessa Scalera, Serena Rossi, Alessandro Roja, Stefano Pesce, Lorenzo Pedrotti, Luca Di Giovanni, Antonino Iuorio.

Adaptación cinematográfica de las aventuras del personaje creado por Angela y Luciana Giussani en los años 60. Diabolik es un ladrón con miles de disfraces y con miles de trucos. Gracias a sus especiales máscaras de plástico, es como una especie de camaleón capaz de mimetizarse a su gusto y escapar de los adversarios hasta en situaciones muy peligrosas.

Be the first to comment

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.