[REVIEW] La Cabeza de la Araña

Netflix acaba de estrenar la nueva película de Joseph Kosinski, basada en el relato corto de The New Yorker «Escape From Spiderhead», de George Saunders.

Por @mauvais1

Realmente me asombra la corta carrera cinematográfica de Joseph Kosinski, iniciada en 2010 con la debatida Tron: El legado, ya que apenas ha filmado cuatro títulos desde entonces. Dos de ellos protagonizados por Tom Cruise, y los que seguramente más recordará el espectador, siendo Top Gun: Maverick de este año, uno de los sucesos cinematográficos del momento. Cruzarse con La Cabeza de la Araña en Netflix sí que ha sido toda una sorpresa, o por lo menos algo inesperado. Y habiendo leído y escuchado las criticas de Top Gun: Maverick, no para mejor.

La historia nace de un relato corto publicado en The New Yorker en 2010, una extraña amalgama entre los experimentos conducidos por Stanley Milgram a comienzos de los sesentas y Un mundo feliz (Brave New World – 1932) de Aldous Huxley. Básicamente pareciera ser una precuela a la gran obra de Huxley, aunque aquí la historia tiende a tomarse mucho más en serio, dejando de lado cualquier sátira al desarrollo de la sociedad contemporánea.

Abnesti (Chris Hemsworth) lleva adelante una serie de experimentos en humanos con drogas, en un solitario edificio en una isla indeterminada. La idea es sintetizar diferentes fármacos que harán de sus conejillos de india, presidiarios que voluntariamente se prestan a la experimentación para acortar sus sentencias, obedezcan sin dudas, robóticamente. Jeff (Miles Teller) es el participante más involucrado en el asunto, tanto que tiene acceso a todo, lo que le servirá para ir descubriendo que de va todo el experimento.

Lo que adelantamos aquí es apenas el inicio de la trama, una que se tomará el tiempo, por lo menos será su intención, de desarrollar no solo las relaciones que se dan en este sitio, una construcción de concreto con todas las comodidades, sino que también algunos ensayos sobre la culpa y los sobrevivientes a lo siniestro, más cuando uno es causante de esto. Pero con el correr del tiempo el experimento que proponen los guionistas, Rhett Reese y Paul Wernick (Zombieland, Deadpool 1 y 2), tiende a ser redundante y machacona en sus aspiraciones.

Chris Hemsworth destaca en su personaje porque parece ser el que realmente se han tomado el tiempo de pensar, una especie gurú y científico, que posee una lengua de plata capaz de lograr lo que las drogas aún no consiguen. Y es una pena que no confíen en el espectador a la hora de presentar su humanidad y deban remarcar sin sutilezas sus demonios, unos que en los demás, más allá de lo planos que puedan verse, sí dosifican, creando un infierno interesante. La imagen del purgatorio de concreto y paradisiacas islas, un centro de experimentación que no queda claro que tan legal es.

Y entonces nos cruzamos, creemos nosotros al ver la película, con una última referencia literaria: La Isla del Doctor Moreau (1896), de H. G. Wells. Hay algo de ese científico loco en Steve Abnesti, en su secretismo en la experimentación, la vivisección que hace de la conciencia humana y los trastornos que la pueblan. La premisa, como verá el paciente lector, en su inicio es interesante, pero a lo largo de su segundo y tercer acto, parece perderse en la humanización de sus protagonistas, en sus decisiones, porque de eso se trata todo, en las decisiones que se toman y las consecuencias. Pero la revelación parsimoniosa de los horrores que les costaron sus resoluciones, retrasan y se pierden las nuevas, las que ahora nos ocupan.

Llegando al final, es incomprensible cómo abordan la resolución del conflicto, esos últimos veinte minutos se sienten y se ven no solo apresurados, también ridículos. El feel good ending que proponen contradice completamente su tono y formas, replantea un desarrollo de casi dos horas, casi cobardemente, como si en cualquier parte un laboratorio farmacéutico no tuviera poder de acallar y ocultar. No se entiende entonces cuál es el tema, el protagonista y su objetivo, y en definitiva el concepto sobre el que gira la historia.


Título: La cabeza de la araña

Título original: Spiderhead

Año: 2022.

Dirección: Joseph Kosinski.

Guion: Rhett Reese, Paul Wernick. Historia: George Saunders.

Reparto: Chris Hemsworth, Miles Teller, Jurnee Smollett, Tess Haubrich, Nathan Jones, Charles Parnell, BeBe Bettencourt, Daniel Booko, Angie Milliken, Jane Larkin, Joey Vieira, Daniel Reader, Elke Hinrichsen.

Productora: Conde Nast Entertainment, Reese Wernick Productions, Screen Arcade, The New Yorker, Grand Electric, The Rebel Fleet. 

DistribuidoraNetflix.

En un futuro próximo, se ofrece a presidiarios la oportunidad de someterse a experimentos médicos para acortar su sentencia. Uno de los sujetos, inyectado con una droga que genera sentimientos de amor, empieza a cuestionar sus emociones.

Acerca de Marco Guillén 3820 Articles
Aguanto los trapos a Jordi Savall. Leo ciencia ficción hasta durmiendo y sé que la fantasía es un camino de ida del que ya no tengo retorno.

Be the first to comment

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.