[REVIEW] Persuasión

Algunas ideas sobre la adaptación de la novela escrita por Jane Austen que dirige Carrie Cracknell y protagoniza Dakota Johnson, y que se estrenará el 15 de julio de este año en Netflix.

Por @mauvais1

Todos sabemos con qué nos encontraremos cuando de una adaptación de la obra de Jane Austen se trata. La madre no solo de las comedias románticas, sino también una filosa lectora de su era, crítica mordaz de su tiempo. Sus historias han logrado, gracias a su pluma y las docenas de adaptaciones a la televisión y el cine, convertirse en una invitación que no puede dejarse atrás. Como esta adaptación que escriben Ronald Bass y Alice Victoria Winslow, y que dirige Carrie Cracknell.

Persuasión en particular tiene la triste anécdota de ser la última obra que la autora dejó antes de fallecer (de hecho fue publicada póstumamente). En ella el tema era mucho más que una historia de amor desencontrado y vuelto a cruzar; como su obra en general, trataba sobre lo sugestivas que eran las jóvenes de su tiempo a las prejuicios de su entorno, el manejo que debían dar a la atracción que sentían por sus aspirantes, la persuasión a la que eran expuestas, para bien o mal, de sus propios anhelos de perseguirlos o dejarlos atrás. Además también de argumentar sobre las segundas oportunidades, no siempre a mano de estas.

Aquí, en una versión mucho más edulcorada de lo que esperábamos y bastante áspera en lo visual, se recrea la historia ahorrando bastante material original al espectador, pero ciertamente sin perder el encanto que Anne Elliot, aquí melancólicamente interpretada por Dakota Johnson, tiene sobre los lectores.

Anne ama un joven marinero, que por no tener influencia y no pertenecer a su clase, es persuadida de no animarlo en la relación. Básicamente cortar la relación antes de que se le proponga casamiento. Años después volverá a cruzárselo y ese viejo amor será una vez más desafiado.

El ganador del Oscar Ronald Bass (Rain Man) y Alice Victoria Winslow intentan un acercamiento a las nuevas generaciones escribiendo una comedia, con nada de enredos y con mucha exposición -ya la obra original es reflexiva- con rompimiento de la cuarta pared incluida, lo cual no cuaja del todo con el tono clásico que poseen lo visual y diálogos en general. Es una extraña amalgama, como si Jane Austen conociera a Fleabag de Phoebe Waller-Bridge (qué maravilla sería una versión de esta actriz/directora/guionista, suelo pensar).

No solo está enrarecido el tema del relato, con los diálogos modernizados hasta casi perderse el endiablado espíritu socarrón del original, sino que también su puesta. El anodino diseño de vestuario de Marianne Agertoft y el diseño de producción de John Paul Kelly, hacen un retrato de la sociedad y su tiempo poco fiable, casi sin distinción, básico. Las formas y las maneras, de las clases que retrataba la obra, de su entorno son imprescindibles. Porque debajo del boato o la pobreza de los personajes, había pensamientos y acciones que los provocaban. Aquí se ven diluidos, de una austeridad poco agraciada. Ni la acartonada y sugestiva pintura de la primera regencia que realizó Ang Lee, o la romántica y volátil finales del siglo XVIII de Joe Wright. No define un marco, no construye un universo.

En personajes como Mary Musgrove, magníficamente interpretada por Mia McKenna-Bruce, el espectador realmente se encuentra en los mundos de Austen, en las críticas que ella hacía de la sociedad con que convivía, la razón de su tiempo. Que no se malinterprete, las adaptaciones son la mejor manera de reencontrarse con la autora, pero aquí parece por momentos olvidar cuál era la finalidad de la historia, o por qué los personajes enfrentaban estas aventuras de salón. Anne tiene una segunda oportunidad con el amor, en años en que una joven de su condición es tomada por solterona, y con el mismo hombre que una vez amó, que no dejó de amar, y como ella misma debe darse esa oportunidad una vez por todas rompiendo con el mandato social, familiar. ¿Dónde está la duda, el anhelo de poseer a pesar del prejuicio?

Persuasión de Carrie Cracknell tiene sus momentos, algunos superiores a los que la crítica en general ha puntuado, y otros que no permiten respirar la obra en sus temas, que los aprisiona en el intento de modernizarlos, de hacerlo atractivos a las nuevas generaciones. No llega a la superficialidad de Bridgerton, pero tampoco parece seguro de adentrarse en el drama. La comedia no es calculadamente involuntaria, como lo es la obra de la autora en general, generada a través de personajes melodramáticos y tristemente dolorosos. Da la sensación que se quiso vender más que reinterpretar, que se tuvo en cuenta que funcionó en otros dramas de regencia, como el antes mencionado, que una verdadera búsqueda de escenificar esas magnificas comedias de enredos románticos que ya de por sí tiene la obra. Una pena porque si hay algo de lo que no carece es un elenco apropiado, personajes complejos que estos retratan con soltura y gracia, diálogos y soliloquios entendidos y expresados.

Pero, como siempre, dejamos al espectador que saque sus propias conclusiones, porque una adaptación de la magnifica obra de Jane Austen nunca está de más.


Título: Persuasión (Persuasion – 2022)

Dirección: Carrie Cracknell

Guion: Ronald Bass, Alice Victoria Winslow. Novela: Jane Austen

Reparto: Dakota Johnson, Cosmo Jarvis, Henry Golding, Suki Waterhouse, Richard E. Grant, Lydia Rose Bewley, Edward Bluemel, Nikki Amuka-Bird, Doc Brown, Mia McKenna-Bruce, Izuka Hoyle, Yolanda Kettle, Janet Henfrey, Agni Scott, Stewart Scudamore, Sophie Brooke

Anne Elliot, una mujer que lucha contra las limitaciones de su arrogante familia cuya riqueza está desapareciendo rápidamente, se encuentra teniendo una segunda oportunidad en el amor cuando Frederick Wentworth, el hombre de quien Anne se enamoró hace muchos años, vuelve a su vida.

Acerca de Marco Guillén 3876 Articles
Aguanto los trapos a Jordi Savall. Leo ciencia ficción hasta durmiendo y sé que la fantasía es un camino de ida del que ya no tengo retorno.

Be the first to comment

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.