[REVIEW] Revancha ya

Camila Mendes y Maya Hawke están juntas en la amistad y en el espanto, en sus ansias de venganza en «Revancha ya».

Por @mauvais1

Ciertamente ya se ha establecido una matemática con respecto a este tipo de películas, una que aunque me inclino a creer no subestima al publico, ciertamente no está dispuesta a arriesgarse. Producciones con adolescentes problemáticos, reinas abejas en franca caída y venganzas cual Conde de Montecristo en el ámbito juvenil ha habido y habrá cientos. La fabulosa Heathers (1989) de Michael Lehmann parece haber cruzado ese limite necesario para poder mostrar la crueldad de las secundarias estadounidenses, con la ironía y humor negro necesarios. Aunque no muchos se atrevieron a realmente desenmascarar algo más siniestro y perturbador, como por ejemplo que el protagonista no logre redención alguna o que su sacrificio pase desapercibido. Hablamos de comedias, hay que dejar claro. Que los dramas ya han hecho su tarea con retratos mucho más cabales.

Entonces, hay una lista interesante de comedias y dramas adolescentes, pero cuando se los quiere retratar desde la comedia negra, la socarronería, algo de mordacidad sobre el alcance del descenso a los infiernos que los jóvenes pueden desarrollar, no siempre es aventurado, corajudo. Tener la villana como protagonista invita realmente a una lectura de su sitio, el que ha tomado, el que le han permitido y como lo sostiene gracias a un sistema aceitado por años de cultura. Una villana que estereotipa una sociedad, la escuela como laboratorio de exploración de la generación en que es filmada la película. Si a eso se le agrega el humor, el desafío puede ser una verdadera carnicería.

Es una pena, una vez más, que Netflix, dedicado como está a los eventos adolescentes, todavía crea que ponderar es más importante que divertir, romper y reconstruir desde el humor el drama que es ser adolescente en Estados Unidos. Más aún que lo venda no como una realidad si no como ficción alterna de un segmento determinado. ¿Acaso ayuda que se establezca la historia en una secundaria de elite, cual cuento en un país muy muy lejano?

Drea Torres (Camila Mendes) es la abeja reina de la escuela, lista para ingresar en una de las prestigiosas universidades del país, que de repente, en medio de una fiesta dedicada a ella, recibe el golpe certero que la hunde en la miseria de ser señalada. Nada menos que con la filtración de un video intimo que realiza para su novio. Todo se va a pique, queda sola y señalada, y a punto de perder su promisorio futuro.

Entonces de la nada aparece Eleanor (Maya Hawke), que se acerca a ella y comienzan con una amistad/sociedad dedicada pura y exclusivamente a la venganza. Por un lado el novio de Drea, y por el otro, la cacería que lleva a cabo Eleanor de una ex-compañera que la expuso años atrás ante sus compañeros como una depredadora gay. Si esto no es suficiente, que lo es en muchas medidas, se tratarán otros temas como el chovinismo enquistado en la sociedad, la falta de comprensión de la victimas re-victimizadas por los pares. La futilidad de las celebridades en un ambiente toxico que no permite disgregaciones pero si las ampara.

Pero a pesar de todo, las guionistas Celeste Ballard (Space Jam: A New Legacy) y Jennifer Kaytin Robinson (Sweet/Vicious, Thor: Love and Thunder), quien también dirige, no parecen querer ahondar demasiado en los aspectos más oscuros de tales temas, los que tratan con humor, pero que no llega a funcionar del todo. Para comenzar la mayoría de ellas son una perras de temer, absortas en la lucha sin cuartel de la popularidad, capaces de todo para frenar a la contrincante. Competencia desleal, a veces rozando lo criminal, que ni siquiera cobra dimensión en el humor con que son retratadas.

No hay adalides, son todos más que antihéroes, son sobrevivientes que atesoran sus logros como trolls en sus cuevas. No está mal, pero al desandar el drama que protagonizan de repente sus cuitas no son lo suficientemente siniestras como para merecer el escarmiento, ni los pasos de comedia lo necesariamente elaborados como para amortiguarlos. Desde ya que tampoco una exhibición de realidades cotidianas, en ningún momento. Como personajes de de una tira de Snoopy vagabundean los adolescentes sin adultos cerca, a menos que mencionemos a esa extraña rectora, interpretada por Sarah Michelle Gellar, que jamás define su conducta. De perra exigente a liberal new age en un par de escenas. Impulso chirriante hacia la moraleja final. Porque la hay y es desastrosa.

No importa cuan desquiciada sea el siguiente paso en el drama del dúo titular, las consecuencias se miden en estorbosos clímax de redenciones varias que minimizan y banalizan los temas tratados. Que se expongan menores desnudos antes sus compañeros, que se denuncie a otros por razones aleatorias, que se expongan a prejuiciosos y abusadores, todo es supeditado a un par de didácticas y rosadas escenas de compasión. El giro final sorprende y luego se desinfla en una suerte de epifanía fortuita, que exhibe más el apuro de los guionistas por cerrar la historia.

Porque se hace larga, vueltera e impráctica; el humor no pretende llegar a mayores adultos, pero tampoco es uno que un niño/niña pueda ver casualmente. Todos gritan, todos son manipuladores, celebridades estudiantiles y reinas de promociones, ninguno rompe ese molde, ninguno de ellos lo hacen en diferentes niveles o puntos de vistas. Todos son Drea o Eleanor o esa intervención extraña de Sophie Turner, que su sola presencia solventa los baches, pero no ayuda. Solo sigue un patrón repetitivo. Comedia ligera o auto parodia, es quizás una vuelta de rosca al género y lo vimos venir. Tal vez. Pero ciertamente no cuece del todo sus aderezos. A no ser, claramente, que su elenco es lo mejor que le sucede a la película por lejos.


Título: Revancha ya (Do Revenge – 2022)

Dirección: Jennifer Kaytin Robinson.

Guion: Celeste Ballard, Jennifer Kaytin Robinson.

Reparto: Camila Mendes, Maya Hawke, Austin Abrams, Rish Shah, Talia Ryder, Alisha Boe, Ava Capri, Sophie Turner, Paris Berelc, Cassady McClincy, Kameron Hood, Jonathan Daviss, Mary Kraft, Jordan Sherley, Alex D. Jennings, Jessi Goei, Maia Reficco, Todd Allen Durkin, Ira Grossman, Ayoub Saadi, Eliza Bennett, Rachel Matthews, Haley Hammonds, Michelle Pokopac, Carter Williams, Kimberly Gonzalez, Jude Timothy Harris, Presley Coley, Keila Lorena, Sabrina Gallet, Sage Shirley, Phoebe French, Britt Douyon, Grayson Brooks, Isabelle Ramer, Denisse Beldin, Anthony Gaita.

Productora: Likely Story. Distribuidora: Netflix.

La popular Drea quiere vengarse de su novio por filtrar su vídeo sexual y la estudiante transferida Eleanor es perseguida por un rumor. Tras un encuentro inesperado, las dos deciden ayudarse mutuamente buscando vengarse de los acosadores de la otra.

Acerca de Marco Guillén 3940 Articles
Aguanto los trapos a Jordi Savall. Leo ciencia ficción hasta durmiendo y sé que la fantasía es un camino de ida del que ya no tengo retorno.

Be the first to comment

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.