[REVIEW] Shiki Oriori: Sabores de la juventud

En esta entrega animada de Netflix, recorremos tres historias independientes que marcan puntos claves en las vidas de varios jóvenes y como esos momentos los definen hacia el futuro.

Por @CatyFilgueira

Shiki Oriori es un film de origen chino que se divide en tres historias independientes. Las mismas tienen como protagonistas a jóvenes, tanto hombres como mujeres, que están en sus primeros años adultos y quienes nos llevan un poco por la historia que los formó en las personas que son hoy y los hechos que los marcaron para toda la vida.

En la primera historia, nos encontramos con la importancia de la familia y como la comida puede significar tanto para una persona. En este caso, un plato de fideos en la lo que marca la línea temporal de nuestro protagonista, Xiao Ming, mientras pasas de la niñez, a la adolescencia y a la adultez, dónde pone en duda algunas de sus decisiones y el lugar en el mundo que ocupa como «adulto».

departure!

En la segunda historia, nos encontramos con un par de hermanas -Yi Lin y Lu Lu- quienes se vieron separadas durante su infancia luego de la muerte de sus padres y quienes, ahora, han vuelto a ser parte de la vida de la otra. En este caso, el hilo que las une no es la comida, aunque aparece en el foco de a momentos, sino la moda. Mientras Yi Lin se gana la vida como modelo, Lu Lu aspira a ser diseñadora. Pero la tensión en este caso recae en que la mayor siente estar al final de su «vida útil» mientras que la menor apenas está llegando allí.

Por último, nos encontramos con Li Mo, Pan y Xiao Yu. Estos tres amigos están en la cúspide de la adolescencia cuando se les presenta la muy real posibilidad de tener que tomar caminos separados (elección de preparatorias). Por medio de la falta de comunicación y los miedos del primer amor, Li Mo y Xiao Yu se desencuentran en su muy joven juventud por muchos años a seguir. La gran cuestión acá es si la vida los volverá a unir. Y el hilo conductor es una cinta de audio para grabar (sí, nostalgia a full).

Shiki Oriori: Sabores de la juventud | Sitio oficial de Netflix

Una historia atrás de la otra, el film nos presenta un concepto muy claro: historias que marcan a la gente y los momentos que los definen. Los encuentros y desencuentros de la vida y como todo parece a veces volver justo al lugar en el que debería estar… en el que deberíamos estar. Un film muy slice of life como le suele gustar a la animación oriental, donde vivir la vida es más importante que lograr grandes shocks sorpresivos o emociones forzadas.

Todo orientado a un contexto muy específico, que son esos primeros años de adultez, los que nos van marcando el camino, donde tomamos nuestras primeras decisiones «maduras» y empezamos a forjar lo que vendrá paso a paso, día a día y consecuencia tras otra. Porque si hay algo que se ve claramente a lo largo de estas historias, es que todas las decisiones tienen algún tipo de consecuencia. Pueden ser buenas, malas o neutrales, pero todos los pasos que se dan en el camino, nos llevan a algún lado.

Reseña semanal #78 - Shiki Oriori | •Anime• Amino

Lo que tiene muy a favor este film son los tiempos. En total, las tres historias no duran más de 73 minutos, lo cual da a cada historia un promedio de 20 minutos cada una. Considerando la estructura general de la historia y las estructuras de cada historia individual, las temáticas y los estilos narrativos, la división de tiempos logra el efecto deseado: no abruma pero no parece demasiado corto. Cuenta la historia que debe contar y llega al espectador sin cometer el pecado capital de algunas animaciones orientales, el de ser absurdamente larga.

En su totalidad, Shiki Oriori es un tierno collage de historias con un centro muy claro – la juventud y sus conflictos – con un punto de vista que se enfoca en algo que a veces se pierde a la hora de contar historias: los problemas de la vida real -, contados como uno los contaría en el día a día. Unas historias que llegan a todos por igual, porque tienen ese no sé qué que las ayuda a conectar con quien las vea.


 

Be the first to comment

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.