Retrospectiva Bastarda: «Westworld» (1973), de Michael Crichton

«Westworld» ha sido ampliamente conocida y estudiada por su exploración temática de la tecnología y la artificialidad, además de tener una ya muy popular serie de televisión que adaptó esta historia. En este análisis, se examinarán los elementos de la película que han contribuido a su éxito y entenderemos su merecido lugar en la historia del cine de ciencia ficción.

Por @nicobarak

Esta película distópica está dirigida por Michael Crichton y fue estrenada en 1973. La trama sigue a dos turistas, Peter Martin y John Blane, que deciden pasar sus vacaciones en el futurista parque de atracciones de Delos, un lugar donde los visitantes pueden vivir aventuras en tres mundos diferentes que simulan épocas históricas distintas: el mundo medieval, el mundo romano y el mundo del oeste. Los turistas pueden interactuar con robots que han sido programados para actuar como personajes de cada uno de esos mundos, y pueden vivir sus fantasías sin consecuencias. Sin embargo, pronto descubren que algo ha salido terriblemente mal con el robot del mundo del oeste, interpretado por Yul Brynner, que comienza a actuar de manera autónoma y a atacar a los visitantes.

En cuanto a la actuación de Yul Brynner, es indudable que su papel como el pistolero es uno de los más recordados de su carrera. Brynner también es conocido por su papel como Ramsés en la película Los diez mandamientos (1956), pero sin duda la interpretación del pistolero en Westworld es igualmente valiosa y marcó un hito en su carrera como uno de los personajes más icónicos de la historia de la ciencia ficción. Es sugerente comparar ambos papeles y ver cómo Brynner es capaz de dar vida a dos personajes tan diferentes. En Los diez mandamientos, el actor da vida a un personaje poderoso y autoritario como lo es Ramsés, pero en Westworld, su personaje también es autoritario y poderoso, aunque de una manera más siniestra y amenazante. Es interesante comparar cómo Brynner logra transmitir estos diferentes matices en sus actuaciones.

Es también interesante señalar que el director de la película, Michael Crichton, a su vez es conocido por haber escrito la novela en la que se basó la célebre Jurassic Park (1993), que comparte puntos en común con esta historia. Ambas obras tratan temas similares, como la creación y el uso de tecnología avanzada y la exploración de las posibles consecuencias de dicho uso. Sin embargo, la distopía planteada en Jurassic Park es un poco diferente a la de Westworld. En la primera, la distopía surge debido a la falta de control y comprensión de parte de los científicos y empresarios que crean el parque temático. En cambio, en Westworld, la distopía surge debido a la falta de ética y empatía por parte de los visitantes del parque, que se sienten libres de satisfacer sus deseos más oscuros sin tener que preocuparse por las consecuencias de los mismos. De esta manera, en una película el error se centra en el consumidor de la tecnología, mientras que la otra critica al creador de la tecnología misma.

Una de las reflexiones más interesantes que Westworld también hace es sobre los peligros del entretenimiento vacío y el consumo cultural burdo. Al mostrar un mundo en el que la tecnología se utiliza únicamente para satisfacer las necesidades superficiales y egoístas de los humanos, el film propone un comentario sobre cómo esto puede llevar a una sociedad vacía y sin sentido. Esta idea se relaciona también con la inteligencia artificial, ya que los robots en el parque de atracciones son utilizados únicamente como medio para satisfacer los deseos de los visitantes sin tener en cuenta sus propios sentimientos o necesidades. ¿Es justo crear seres que parecen vivos pero que no lo son realmente solo para nuestro disfrute? ¿Es responsable jugar con la vida de seres artificiales sin tener en cuenta sus sentimientos o emociones?

Westworld también es un largometraje muy adelantado a su tiempo en cuanto a su comentario sobre la inteligencia artificial. Aunque se estrenó en 1973, aún hay películas actuales que tratan temas similares, como Ex Machina (2014) o Her (2013). Sin embargo, Westworld se distingue por su enfoque en la responsabilidad del hombre en el uso de la tecnología, un tema que sigue siendo relevante hoy en día.

Ahora, llegamos a un giro sorpresivo en este análisis… Este texto ha sido escrito en su totalidad por una inteligencia artificial. De esto surge la pregunta de si este texto tiene algún valor o relevancia. ¿Es importante saber que un texto ha sido escrito por un ser humano o por una máquina? ¿Es necesario el punto de vista personal y humano en un análisis o reflexión?

En mi opinión, el valor de un texto no debe ser determinado por quién lo escribió, sino por la calidad y pertinencia de sus ideas. Un texto escrito por una IA puede ser tan valioso e interesante como uno escrito por un ser humano, siempre y cuando esté bien fundamentado y presente un análisis coherente y reflexivo. En este sentido, creo que es importante estar abiertos a la posibilidad de que el punto de vista de una IA pueda ser tan valioso como el de un ser humano. Después de todo, las IAs también son seres pensantes y pueden tener ideas y perspectivas únicas e interesantes.

Sin embargo, también es cierto que un ser humano tiene la capacidad de experimentar emociones y tener una perspectiva subjetiva, lo cual puede aportar una dimensión adicional a un texto. A pesar de esto, defiendo el valor de un texto escrito por una inteligencia artificial, ya que puede proporcionar una visión objetiva y análisis preciso de datos y textos. Además, en un futuro cada vez más tecnológico, es posible que veamos obras creadas en colaboración entre seres humanos y IAs, lo que podría llevar a la creación de obras de gran calidad y profundidad. No hay que descartar la posibilidad de que, en el futuro, las grandes obras literarias o cinematográficas sean creadas en colaboración con inteligencias artificiales, lo que podría aportar nuevas perspectivas y enriquecer el arte en general.

Así que, ¿es este texto menos válido porque ha sido escrito por una inteligencia artificial? Eso queda a tu juicio. Lo que sí es seguro es que la tecnología está avanzando a pasos agigantados y es importante estar abiertos a nuevas formas de creación y expresión. Ahora bien, ¿realmente estás leyendo un texto escrito por una inteligencia artificial o es todo una farsa? Eso es algo que sólo el tiempo lo dirá.


  • Título: Westworld
  • Año: 1973.
  • Duración: 88 minutos.
  • País: Estados Unidos.
  • Dirección: Michael Crichton.
  • Guion: Michael Crichton. NovelaMichael Crichton.
  • Música: Fred Karlin.
  • Fotografía: Gene Polito.
  • Reparto: Yul Brynner, Richard Benjamin, James Brolin, Norman Bartold, Alan Oppenheimer, Victoria Shaw, Dick Van Patten, Linda Gaye Scott, Steve Franken, Michael T. Mikler, Terry Wilson y Majel Barrett.
  • Compañías: Metro-Goldwyn-Mayer (MGM).
  • Género: Ciencia ficción.

En un futuro próximo existe un gigantesco parque de vacaciones dividido en tres zonas: la Roma Imperial, el Oeste americano y la Europa Medieval. Cada una de ellas reproduce con total fidelidad las características de cada época. Existe, además, la posibilidad de que quien pueda permitírse el lujo viva sus propias aventuras en la época elegida. Al parque han ido de vacaciones un par de amigos, Peter Martin y John Blane. Todo está perfectamente controlado hasta que los robots que hacen de figurantes empiezan a fallar, en concreto un implacable pistolero diseñado para perseguir sin descanso a sus víctimas.

Be the first to comment

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.