[REVIEW] M3GAN

Ella es más que un juguete. Ella es parte de la familia.

Por @mauvais1

Los temas que, pongamos, aborda sobre las infancias son variados, más allá de la esperada materialización de la pesadilla que es la Inteligencia Artificial para la sociedad actual y su eventual insurrección, M3GAN también habla sobre las relaciones familiares o quizás, mejor aún, sobre las relaciones humanas en general. Es en cierta manera la falta de sutilezas y lo caótico por momentos de como introduce los tópicos que hace que la película no llegue a una meta clara.

La historia nos introduce en un presente, bastante distópico, donde la tecnología ha alcanzado metas interesante en cuanto al desarrollo de la IA, y lo hace de manera socarrona, una ironía sobre los usos que a esta se le da. Mercantilismo puro y duro, en el target que mejor define, también, nuestra actualidad, la infancia. La película comienza con un comercial sobre un juguete capaz de interactuar de manera inteligente con los niños, y no solo eso, es experto en desarrollar la interacción, de profundizarla y como muestra luego, captar completamente la atención. Ese adefesio peludo, mitad fruto rojo tipo frutilla o frambuesa y oso de peluche, es un refugio al que los pequeños toman como sitio placentero y que los desconecta de la realidad adulta.

La película comienza con el comercial del juguete, uno que es tanto interactivo como también conexión con otros artilugios tecnológicos como la Tablet donde se puede seguir sumergiéndose en la experiencia. Una que la pequeña Cady utiliza justo en el momento, en que viajando con sus padres en un auto, es testigo de una discusión de estos. La tormenta de nieve arrecia y es un intenso prólogo de lo que vendrá. El accidente, la muerte. La sobrevivencia y el duelo.

La película de Gerard Johnstone es certera en la exposición de sus intenciones en apenas dos escenas, la tecnología y su virtualidad como soporte a los horrores del mundo real y trágico, donde hay gritos, interacción y sangre.

La niña es acogida por su tía materna Gemma, diseñadora del juguete que mencionamos antes, con supervisión del gobierno de por medio, que evalúa la posibilidad de que la adopte, aunque sus abuelos paternos también compitan por lo mismo. Ambas deben lidiar con el duelo, cada una a su manera deberán aprender a sobrellevar esa nueva dinámica al convivir. Gemma lo hace tan fácil como la niña y sus pocas herramientas, inventa una muñeca capaz de solventar los nuevos y aterradores vacíos que Cady habita. Nace M3GAN, Model 3 Generative Android. Una criatura espeluznantemente parecida a una niña con un cerebro capaz de procesar una inteligencia superior a la humana, técnicamente.

La muñeca, que genera desde el inicio el tan mencionado uncanny valley, es una variación de la pequeña Cady, una niña capaz de procesar con asistencia oportuna de un adulto, grandes cantidades de conocimiento, ambas son en esta historia la misma criatura rota que sin supervisión trastoca los modos, reglas. Una asesinando, la otra apegándose a un trozo de titanio y plástico que refugia pero no alienta a enfrentar los horrores que protagoniza.

Lo que sigue es para todos sabido, más allá de una maldición satánica al estilo Chucky de Child’s Play (1988) o Annabelle (2014), el terror es algo más cercano a las vivencias actuales… son SIRI, ALEXA y BIXBY un compendio para comenzar a sentirlo sobre nuestros hombros. Y es donde la película entra en el terreno del slasher, sencillo y austero, pero eficiente a la hora de horrorizar al publico. El segundo acto en particular es el difícil de vincular porque también es la mutación de esta comedia negra / drama familiar, en una película de horror y acción. Y es donde volvemos al inicio, los planteos de los temas son claros en su presentación; el comercio, las infancias como target del mismo a las que seduce con la idea de dejar atrás el siniestro mundo real y adulto, las relaciones intrafamiliares, la construcción de sus lazos y reconstrucción tras eventos catárticos, las bromas sobre los adultos jóvenes de este siglo XXI, la generación Z, y claro, el siguiente salto tecnológico que serán las IA. Pero al ser tanto y tan variado en sus puestas, comedia negra, drama de sobrevivencia, terror infantil, uno ya no sabe bien qué está viendo.

De todas maneras, sus 102 minutos son intensos, pero la superficialidad de tantos mencionados con que se abordan no genera hastío y sinceramente tampoco tanto terror como se puede imaginar. M3GAN es un producto como los que venden en la película, de rápido uso, dinámico y orquestado para tocar varias fibras intimas sin molestar demasiado para no generar más que el susto dentro de su juego. No es ridícula como se lee en alguna parte ni tampoco amena, porque sus temas son siniestros desde el sitio en que se los plantea, deja gusto a poco el desequilibrio de cómo se introducen y desarrollan, pero aún así es capaz de hacer correr varios escalofríos cuando se lo relaciona con la sociedad actual y sus maneras de lidiar con los conflictos. Satírica y por momentos demencial en su pasos de comedia de horror. Como siempre, dejamos al lector la última palabra al respecto.

PUNTAJE: 7/10


Título: M3GAN

Dirección: Gerard Johnstone.

Guion: Akela Cooper. HistoriaAkela Cooper, James Wan.

Reparto: Allison Williams, Violet McGraw, Ronny Chieng, Brian Jordan Alvarez, Jen Van Epps, Arlo Green, Michael Saccente, Amie Donald, Stephane Garneau-Monten, Kira Josephson, Lori Dungey.

M3GAN es una maravilla de la inteligencia artificial, una muñeca realista programada para ser la mejor compañera de los niños y la mayor aliada de los padres. Diseñada por Gemma, M3GAN es capaz de escuchar, observar y aprender mientras se convierte en amiga, profesora, compañera de juegos y protectora del niño al que se vincule. Cuando, inesperadamente, Gemma se convierte en la tutora legal de Cady, su sobrina huérfana de 9 años, no sabe muy bien qué hacer ni se siente preparada para ejercer de madre. Sometida a un intenso estrés laboral, Gemma decide vincular su prototipo de M3GAN a Cady en un intento de resolver ambos problemas, pero no tardará en descubrir las inimaginables consecuencias de su decisión.

Acerca de Marco Guillén 4072 Articles
Aguanto los trapos a Jordi Savall. Leo ciencia ficción hasta durmiendo y sé que la fantasía es un camino de ida del que ya no tengo retorno.

Be the first to comment

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.