La película dirigida por David Mackenzie y protagonizada por Chris Pine comenzó su rodaje en Escocia y dará vida a la historia del Rey Escocés. La cinta está programada para estrenarse en el 2018.

Anuncios