La guionista y directora británica regresa a las salas después de cinco largos años con una comedia negra que arrasa con tópico que le cruce.

Anuncios