El 2014 fue un año intenso en materia de cine español. Uno de los destacados es el que nos compete ahora, un thriller de suspenso producido por el siempre genial Alex de la Iglesia.

Anuncios