5 razones para ver… «WATCHMEN»

HBO tiene una de las series más interesantes e innovadoras de la TV, reinventando el intrigante mundo del cómic Watchmen.

Por @08Federock

A FUEGO LENTO

1366_2000

En un ambiente del arte cinematográfico y mucho más en el de las series y plataformas digitales, el tiempo suele ser escaso. El público tiene un lapso de atención cada vez más corto. Por eso agradecemos que exista esta serie que se toma su espacio para elaborar una obra magnífica hacia el final. Dale tiempo. Es el consejo para ver esta gran serie. Los primeros capítulos te presentan sólo la primera capa de la realidad alternativa, además de las primeras coberturas de estos personajes bañados en intriga. Desde el capítulo 4 y 5 todo comienza a cerrar, dejando los últimos episodios llenos de locura, curiosidad y anhelo. La trama y los personajes completan un resultado demente y brillante.


LA CONEXIÓN CON LO REAL

Regina-King-Angela-Abar-Watchmen_2167893218_14002895_1819x1024

Aunque esté situado 34 años después de la realidad alternativa que presentan los cómics, en este caso la serie se relaciona a lo sucedido en Tulsa, Oklahoma y los conflictos raciales que tuvieron efecto en nuestra realidad. Allí era el lugar donde vivían la mayoría de los afroamericanos millonarios y en 1921 los extremistas blancos marcharon armados a esta zona para matar y destruir todo. Así empieza la serie dejando en claro la temática que quiere abordar.

Basándose en este hecho real, la realidad alternativa de la serie que reformó y tomó del cómic Watchmen (1986), transcurre en Estados Unidos donde los policías ocultan su identidad detrás de máscaras para protegerse de una organización terrorista. Entonces la detective Angela Abar investiga el intento de asesinato de un oficial de policía bajo la guía de su amigo y jefe, Judd Crawford. Siendo estos primeros capítulos con tonos muy policiales y pizcas de extrañeza con la aparición de diferentes personajes. Tarda en formarse el fuego, pero cuando empieza a quemar incinera cada pedazo de piel dejándote despellejado frente a esta gran serie.


PERSONAJES

Trieu

El creador de la serie Damon Lindelof tuvo como una de las razones de transformar lo del cómic Watchmen (1986), en presentar nuevos personajes. Regina King es la protagonista personificando a Angela Abar, la policía que comienza la investigación de una muerte vinculada a un grupo de supremacistas blancos. King interpreta a esta mujer valiente, impetuosa. Gracias a ella (Y a la rica atmósfera) los primeros capítulos son soportables y no una simple trama policial con oficiales con máscaras raras.

Uno de ellos es Wade Tillman, con una de las mejores máscaras, interpretado por Tim Blake Nelson. Luego ingresa Laurie Blake, para traer más referencias al cómic y un nuevo ritmo a la historia. Ella, interpretada por la genial Jean Smart, llena de cinismo, sarcasmo y ese contacto con el pasado atractivo para cualquier amante del cómic.  El talento de la actriz más el personaje construido es de lo más entretenido. También aparece Dr. Manhattan y Adrian «Ozymandias» Veidt y su encantadora locura bizarra actuada por un magnífico Jeremy Irons. Y otros personajes muy interesantes que solo muestran su mejor forma en los últimos 5 capítulos, como Lady Trieu, Will Reeves y Cal Abar.


LO TÉCNICO Y LO VISUAL

maxresdefault

Desde lo bizarro del mundo de Adrian Veidt, hasta la oscura estela policial que hay en el mundo ordinario, mezclado con extrañas, lo técnico y lo visual se destaca. Teniendo como una de las principales directoras Nicole Kassell (The Killing (2011)) eso se aprecia. Sin embargo en los últimos episodios, especialmente el número 6, todo comienza a tomar otro nivel. Las transiciones y lo demás juegan un papel importantísimo en este capítulo.

La ambientación precisa hace que a veces el pasado resulte más interesante que el presente, aunque todo esté relacionado de alguna forma con situaciones inentendibles pero interesantes dándole un aire fresco a series de clásica narratología vinculada al racismo o el exceso de la fuerza policial. De todas formas se demuestra cómo además de las historias, lo técnico, te fascina tanto que logra maravillarte por completo.


LOS SUPERPODERES DE LAS HISTORIAS

Los cómics fueron creados en su época para reflejar lo que se vivía en ese momento. La guerra, los temores, la delincuencia, la injusticia, la sociedad. Esta serie realiza lo mismo, mezclando el nazismo, el mencionado racismo que aún existe, especialmente en aquel país del norte y justamente estos últimos tiempos se habla de una Tercera Guerra Mundial.

Lindelof siempre tiene alguna faceta religiosa que introduce en sus obras (Por ejemplo The Leftovers – 2014) algo siempre interesante de ver y reflexionar. Dando ese poder supremo que tiene un Dios otra mirada, como él sabe hacerlo. Además ciertos momentos de la serie permiten darle una diferente mirada como la implicación del gobierno en los atentados. Si es que se lee entre líneas determinados elementos de la obra. El poder de las historias que se cuentan, desde una película o serie, hasta las historias formadas por el poder más alto, puede hasta inculcar miedo, o valentía. El quién y el cómo, depende quien lo escribe. Lo deja en claro Damon Lindelof: Si no te gusta mi historia, escribe la tuya.

Advertisements

Be the first to comment

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.