4B Festivales: Santiago Horror Film Festival – Entrevista a Vito García Viedma

Santiago Horror Film Festival – Entrevista a Vito García Viedma

La segunda jornada del Santiago Horror Film Festival contó con la presencia de un invitado nacional destacado: Vito García Viedma, director de «Cintas Snuff» (2018), una propuesta totalmente diferente y la película más provocativa de la programación, protagonizada por Valentina Soto Albornoz, quien se llevó el galardón como Mejor Actriz.

Por @AnXieBre

Santiago Horror Film Festival – Entrevista a Vito García Viedma

 

Luego de la proyección de su película, pudimos charlar con el cineasta al respecto.

-Ximena Brennan: ¿Cómo apareció esta idea y cómo te animaste a encarar un tema tan particular en esta época en la que la violencia de género se está repudiando más que nunca?

-Vito García Viedma: Empezamos a cranear la idea con un grupo de personas de la ciudad de Talca, que queda a 250 kms al sur de Santiago. Teníamos una idea de hacer ciencia ficción. Habíamos experimentado con los zombies y con películas de acción, y dijimos «hagamos una película de ciencia ficción«. Y caímos en la cuenta de que es muy difícil. Entonces pasamos a la idea de hacer algo en formato de plano secuencia. No recuerdo realmente en qué momento llega la idea para esta película. Pero cuando dijimos «hagamos una película relativamente barata» se nos ocurrió esto. Y ahí salió la idea de experimentar con el snuff, la violación, en formato análogo. Y a partir de ahí de a poco se empezó a formar. Pero es muy difícil explicar el verdadero origen. Yo creo que nosotros todos los días tenemos ideas, sólo que no las escribimos. Esta vez yo la escribí. Se la comenté a mi equipo, les gustó, y ahí todos empezaron a aportar algo. Esta idea pudo haber empezado hace varios años. De hecho, en Argentina varias chicas comenzaron a usar una máscara muy parecida a la de la película. No sé hace cuánto ocurre esto en Argentina pero quizá con la película ahora tiene un peso mayor. En resumen, creo que lo principal es tratar de hacer una película con pocos recursos.

-X.B.: ¿Cómo fue el ensayo con las actrices? ¿Cómo fue ese proceso para ellas?

-V.G.V.: El cine independiente es ingrato con nosotros, sobre todo con los actores y las actrices. Hubo muy poco ensayo. Todos tenemos nuestros trabajos aparte. Cada una tuvo que trabajar todo esto en sus casas con sus partes del guion. Había partes que no estaban completas y jugamos con la improvisación. Lo que les dije es que íbamos a tratar de rescatar las actuaciones con secuencias largas, no como el cine de ahora, que tiene muchos cortes. No quería que una actriz se preparara para una escena y yo tener que estar cada diez segundo o un minuto cortando para cambiar el plano. Entonces recurrí a los planos largos para que ellas también se fueran soltando. Valentina, la protagonista, la única actriz de teatro, tenía que trabajar con los silencios y repetir muchas veces a pesar de que los planos eran secuencia.

-X.B.: Inevitablemente me acordé de «Irreversible» de Gaspar Noé. Allí Mónica Bellucci tuvo un plano secuencia de 10 minutos de violación. ¿No se homenajea un poco eso en tu película? ¿La tomaste como referencia a la hora de escribirla?

-V.G.V.: Desde que nació la idea hasta cómo terminó siendo cambiaron muchas cosas, pero las escenas de violación fue una de las primeras cosas que escribí. Hay una escena de éstas que dura como tres minutos y yo la corté. A pesar de que me gusta mucho por su profesionalismo, era algo que me chocaba como director. La primera vez que la presenté no la vi toda. Ahora, con la que quedó finalmente, me acostumbré un poco más dentro de la ficción, pero es super fuerte. Y en cuanto a fotografía, trabajé mucho con filtros «noventeros». Como la cámara no es de cine, a pesar de que es bastante buena y con lentes intercambiables, tuvimos que meterle muchos filtros para igualar al VHS. Y como referencias se pueden citar películas como como «Irreversible», pero además «Videodrome» de Cronenberg, ochentera, o «Tesis» de Amenábar, noventera, y «La llamada» (la japonesa), ésta última como referencia de la relación que tiene la protagonista con su ex, tienen su canal, el VHS, etc. Muchas escenas no se pudieron lograr por tema de dinero pero la idea era más o menos esa, utilizar «Irreversible» para las violaciones pero después nos fuimos más al thriller ochentero y noventero.

-X.B.: ¿Cómo fue presentar la película en los distintos lugares? ¿Qué reacciones del público presenciaste?

-V.G.V.: Me pasó que un caballero se levantó a los primeros 10 minutos. Yo la presenté en mi ciudad, en Talca. Estaba lleno. Fue en un teatro muy lindo de una universidad. Y estaban los familiares, míos y los del elenco, y vecinos. Yo creo que ellos estuvieron porque saben que es ficción, saben que la hicimos nosotros pero creo que deben haber sufrido mucho.  Pero había un pequeño público que estaba seguro de que se iba a ir. En otro episodio, en la violación también tuvimos un par de abandonos. Yo pude hablar con una de las chicas que se retiró al comienzo de la película. Me hizo una crítica. Estaba molesta conmigo y me cuestionó por qué yo hacía este tipo de películas. Yo, sin ofenderla, le dije que no hacía cine para educar, que el cine es para entretener. Otra cosa es cómo cada uno se entretenga dentro de la ficción. Además, hay todo un trabajo detrás, de las actrices. Hay un trabajo de guion, de iluminación. Yo creo que deberíamos preocuparnos más por la realidad que por la ficción. Todos los días pasan atrocidades en el mundo. Hay un discurso super falso de que vos le podes dar ideas a alguien para que haga mal a otro. Yo no puedo meterme en la mente de las personas. Es ficción. Es eso.

-X.B.: ¿Qué proyectos a futuro se vienen?

-V.G.V.: Bueno, tengo una fanpage de Facebook que se llama ZineFilms, porque empecé con el cine de zombies con mis amigos. Ellos me decían «tu cine es Z», y yo les decía «es triple Z». Entonces de ahí surgió la idea de que a mi productora le pondría ese nombre. Estoy recopilando unos cortos de zombies que llevo diez años haciendo. Al primero lo dejé de lado por ser un formato muy análogo, y a los otros los empecé a armar y voy a sacar mi tercer largometraje, que se va a llamar «Crónicas de Zombies». Es un compilado de seis cortometrajes. Tiene acción, tiene disparos, tiene mucho boxeo. Quizá no tenga la calidad de «Cintas snuff», sobre todo en cuanto a sonido, pero ahí vamos.

Filmografía:

•Crónicas de Talcadáveres – Bajo el Sonido del Tren (2012) – Dirección, Guión, Producción

•Traición Zombi (2014) – Dirección, Guión, Cámara

•Talca On The Road (2014) – Edición

Advertisements
Anuncios
Anuncios

Be the first to comment

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.