4B Íntimo: Juan José Calvo de Miguel, autor de “El buen político”

Juan José Calvo de Miguel nos cuenta como es su proceso de escritura, el trabajo con la trama y la construcción de los personajes. ¡No te pierdas esta entrevista!

Por @MLauParedes

El buen politico HR-001

En El buen político, la lucha de poderes está en primer plano. Juan José Calvo nos muestra qué problemáticas de la realidad aborda y como construye ese universo de ficción que evidencia las acciones de unos y de otros. En diálogo con el autor, podremos ver qué es lo que quiere hacer llegar a sus lectores y su apreciación sobre la literatura en general.

Cuatro Bastardos ¿De qué trata El buen político?

El buen político es la historia de Marcus Zell, un profesor brillante forjado por siglos de filosofía que trata de cambiar la sociedad en la que le ha tocado vivir. Sabe que el campo de batalla en el que debe luchar es la política, y entra en ella cargado de ideales y buenas intenciones; para mantenerlas deberá enfrentarse a un mundo corrupto, vil y canalla en el que todo tiene un precio y ningún valor. Es una trama en la que el poder tiene muchas caras, pero sólo una intención: mantenerse. Es una novela en la que muchos personajes se ocultan tras una máscara, y en ella portan secretos que conducen a un final trepidante cargado de giros inesperados.

Cuatro Bastardos ¿Qué te permitió la literatura como medio de expresión?

Libertad. Me permitió libertad para explorar el mundo que me rodea y, lo que es más importante, para explorarme a mí mismo.

Cuatro Bastardos ¿Para qué público está dirigido? ¿Por qué?

Esta novela, como todas las que escribo, está dirigida a todas aquellas personas que creen en un mundo mejor, porque si Marcus Zell no es un personaje real (por desgracia), tal vez sí sea esa chispa que todos necesitamos para despertar y ver que ese mundo es posible.

Cuatro Bastardos ¿Qué frase puedes brindarnos para interpretar tu estilo o aquello que quieras contar?

Pero el tiempo, como en casi todo, no es aliado del amor. Las respuestas indeterminadas tampoco son aliadas de las preguntas capitales. Si Marcus hubiera dominado a su máscara habría sabido todo esto, como también habría sabido que tanto la política como el amor carecen de orden, pero no de lógica. Toda causa tiene su consecuencia. Desconocer la causa te convierte en ella.

Cuatro Bastardos ¿Cuáles son tus autores favoritos? ¿Por qué?

Mi autor de cabecera es Víctor Hugo, porque en sus obras veo al escritor que trato ser. La riqueza de sus personajes, los giros en sus historias, su lucha constante por una sociedad mejor… Son ejemplos que yo sigo a la hora de plantear mis novelas, mucho menos densas, eso sí.

Cuatro Bastardos ¿Tienes formación académica vinculada a las letras? ¿Asististe a talleres literarios?

Estudié Criminología, pero actualmente estudio Lengua y Literatura, aunque más bien como hobby. Leo todo lo que cae en mis manos y escribo desde los diez años, así que, si bien es cierto que no puedo acudir a todos los talleres que me gustaría, sí escribo cada día para ejercitarme y ser ese escritor que hay dentro de mí.

Cuatro Bastardos ¿Cómo es tu proceso de escritura?

Lo primero que hago es dejar que la historia me elija como narrador, y después me encargo de darle forma. Lo segundo es encontrarle una época y un lugar adecuado, que de más realidad y potencia a la trama. Una vez que consigo ubicarla me dedico a trabajar en los personajes, dándoles un pasado y un eneatipo que marcen y den profundidad a su personalidad. Trabajo tanto en los personajes que son ellos mismos, una vez creados, los que cambian el rumbo de la historia. Cuando ya tengo todo esto empiezo la labor de documentación, estudiando la época, los lugares, los acontecimientos, las costumbres… Todo aquello que muchas veces no sale en las novelas, pero que las dota del realismo necesario para hacerlas más veraces. El trabajo de documentación a veces me lleva meses, pero es un tiempo en el que la obra guarda un merecido descanso mientras yo le busco todas aquellas herramientas que va a poder necesitar. Después, para acabar, estructuro la obra en papel y, si me convence, comienzo a desarrollarla en el ordenador. Durante todo este período la historia original se ha podido modificar hasta diez veces, pero para mí eso es una buena señal, porque significa que tiene vida.

Cuatro Bastardos ¿Qué sentiste al ver publicada tu novela? ¿Cómo fue el proceso de publicación?

Satisfacción, por supuesto, pero también esa sensación que debe sentir una madre al ver a su hijo independizarse: una sensación en la que convive el miedo, la duda, la curiosidad, el orgullo y la ambigua certeza de que su camino ya no depende de ti, pero que siempre estará ligado al tuyo.

En cuanto al proceso de publicación, la verdad es que me ha sido fácil por la brillantez de las personas que me han ayudado: Carlos Herrero en el diseño y el marketing, Francisco Muñoz en los temas técnicos y, sobre todo, Miriam Gallego en la corrección y apoyo incondicional sin el que esta novela no hubiera podido ver la luz. A ellos les estaré eternamente agradecido, como a otras muchas personas que se me quedan en el tintero.

Cuatro Bastardos ¿Cómo es tu vínculo con los lectores? ¿Qué lugar ocupan las redes sociales en ese intercambio?

El vínculo con los lectores es para mí algo sagrado, puesto que ellos son el verdadero reflejo de la novela. Me gusta oír sus comentarios y sus críticas: las buenas, para saber que el esfuerzo ha valido la pena; y las malas, para mejorar de cara a futuras obras. Para mí, los lectores son una parte más de cada novela: un personaje oculto que da el verdadero sentido de todo aquello que yo le hago llegar.

Las redes sociales son vitales hoy en día, para bien o para mal. Yo las utilizo para hacer llegar al público mis novelas, y el público para hacerme llegar su valoración. Twitter, Facebook o Linkedin me permiten llegar con más facilidad a mucha más gente, por eso trato de estar activo en ellas, aunque tal vez no tanto como debería, más que nada porque, al igual que Marcus Zell, soy un romántico al que le gusta más el contacto humano.


Escritor

Juan José Calvo de Miguel

Nací sin querer un 11 de Diciembre de 1981 en la ciudad de Soria, donde crecí sin ánimo de lucro y sin desprenderme de una inocencia y una pasión por la vida de la que hoy todavía no he sido capaz de desengancharme. Procedente no sé si de buena familia pero seguro de familia buena. Colegio de monjas (Sagrado Corazón), Universidad pública (Salamanca- Criminología), algunos trabajos y una pasión (escribir) han hecho de mí una persona pasada, presente y futura pero siempre del pretérito imperfecto.

NOVELAS:

A LA SOMBRA DE UN RECUERDO. Novela corta.

LAS TRES FECHAS DEL DESTINO.

UN CUENTO ENTRE DOCE.

LAS PUERTAS DEL CIELO.

Para mayor información sobre el autor: Juan José Calvo


 

Anuncios
Anuncios
Acerca de María Laura Paredes 113 Articles
Lectora y admiradora de toda expresión artística. Entrevistas, reseñas y comentarios literarios.

Be the first to comment

Deja un comentario