De exiliado a senador: El cineasta argentino Fernando “Pino” Solanas es distinguido por su trayectoria en el Festival de Cannes

El Senador y Cineasta Fernando “Pino” Solanas es un emblema del cine argentino. A sus 82 años, su filmografía forma parte de la sección clásicos de cine en la vigente 71a edición del Festival de Cannes donde, además, celebra los 50 años de “La hora de los hornos”.

Por @LulyCalbosa 

Es un hecho: Pino continúa cosechando adeptos. En su último trabajo, “Viaje a los pueblos fumigados”, ratifica su denuncia al Estado Argentino frente al sistema capitalista, vigente, que sostiene “permite a la población el consumo de alimentos agrotóxicos, pese a las múltiples muertes que producen”.

Tu documental “Viaje a los pueblos fumigados” enfatiza como primer problema la deforestación y el medio ambiente en ruinas a raíz de la reproducción de campos sojeros. A raíz de esto, aparece el segundo problema: el efecto que causan los pesticidas cuando el avión, “El Mosquito”, rocía los campos y contamina a la población, poniendo en riesgo su vida ¿Visibilizar el conflicto soluciona el problema?

Fernando “Pino” Solanas: “La gente sabe pero ignora. Siempre hay una resistencia a cambiar, sobre todo hábitos de vida y costumbres. El objetivo del documental es revelar, sacudir al espectador mostrando realidades que no conoce sobre su alimentación. Mi intención es que comience a preocuparse por lo que come y fundamentalmente que desconfíe de las marcas. Debe entender que la misión de cualquier gerente empresario no es la salud sino hacer cumplir el objetivo de producción y la mayor renta posible. El mercado opera bajo la cantidad, no la calidad. Cuanto más lindo es un alimento estéticamente más pesticida tiene. La película ayuda a descubrir todas estas cosas.” 

En este sentido, hay un claro culpable: El estado, los medios de comunicación y las corporaciones que silencian a médicos y ciudadanos que denuncian las enfermedades cancerígenas, malformaciones y abortos prematuros que causan los pesticidas ¿Qué significó para vos obtener sus testimonios?

FPS: “¡Es terrible! Lo primero que hacen los padres con chicos con deformaciones es ocultarlo por vergüenza ¡Están cargados de culpa! Se preguntan, ¿cómo pudimos fabricar esto? Y sienten una soledad tremenda. Alegan que cuando intentaron sacarlo a la luz, en lugar de encontrar solidaridad en sus colegas, encuentran gente que naturaliza todo y sienten miedo. Miedo de tener la certeza de que el aumento exponencial de los canceres, mal formaciones, hipertiroidismo y abortos prematuros es producto de verdades que se ocultan. Por ellos empecé a filmar. Dije ‘Este tema voy a tratarlo en una próxima película’ porque gira todo alrededor del trabajo de campo. Denuncia a todos los que vivimos de él.”

74643_fumigados-2

Propones la alimentación orgánica como alternativa viable ¿Quién controla a estos productores? 

FPS: “Es complicado. Si se modificara el sistema agrario ¿dónde vamos a parar nosotros? pero si nos preguntarnos cómo es posible que el país termine así con todo lo que tiene, la respuesta es un cambio de alimentación. Lo orgánico está controlado por trabajadores honestos que viven del intercambio.” 

¿Cómo surgió la idea de hacerte el test para comprobar si tu organismo estaba contaminado? 

FPS: “Cuando viajé a filmar me comentaron la existencia del test y ofrecieron hacerlo. Le comenté a mi amigo, el Doctor experto en alimentación que aparece en la película y me dice: ‘¡Hagámoslo; seguro estamos infectados!´. Además, si no lo hacíamos era un acto de cobardía. Una desatención grosera. Me pareció una buena manera para contar esto. Lo hice por compromiso hacia ellos y volví a Buenos Aires a continuar con la edición del material. Al mes nos llaman del laboratorio para buscar el resultado. Imaginate: En medio de la post-producción, ¡ya nos habíamos olvidado del test! pero fuimos. Efectivamente, estábamos contaminados. Inmediatamente pensé: ¡La población entera debería hacerlo! Si hicieran el test, sabrían que están contaminados. Por lo general, los médicos desconocen esto, diagnostican sin certeza el origen de los síntomas y les dicen al paciente que no está funcionando bien el hígado o el riñón pero de dónde viene esa disfunción jamás. Esto es grave porque el organismo no tiene defensa para los venenos químicos, provoca disfunciones y comienza una cadena tóxica que lleva a la muerte.” 

Aquí la reseña: VIAJE A LOS PUEBLOS FUMIGADOS: Agrotóxicos, las apariencias engañan

Desde el documental “Memoria del saqueo” promovés el mismo hilo conductor de tus proyectos en el Senado ¿Por qué?

FPS: “Porque es la única forma que la gente se entere las cosas. Empecé a filmar para contar la historia que los medios de comunicación ocultan. La difusión la hacen unos pocos. Por eso, quise hacer una película larga que reflejé la corrupción y los desastres que dejó la crisis del 2001. Al viajar descubrí que con una no era suficiente, que eran mejor capítulos temáticos para abrir ventanas sobre muchas realidades que iniciaron con la crisis del país. Este capítulo “Viaje a los pueblos fumigados” tiene el mismo lenguaje y estilo de sus precedentes. Son travellings que se meten en la realidad y acompañan a los personajes que dan un discurso sensibilizador con la fuerza poética dramática del cine.”

En este sentido, tu compromiso con el país es notable y excede el rol político. Fuiste pionero en utilizar el cine como herramienta para documentar y evadir la censura, motivo por el cual estuviste exiliado en Francia. A cincuenta años del rodaje de “La hora de los hornos” ¿Qué recuerdo tenes? ¿Sentís que cambió algo?

FPS: “¡Uy! ¡Infinidad de recuerdos! Fue una epopeya tremenda. Yo la filmé y la monte en Argentina de manera clandestina. Sin decirle a nadie y después sufrí las dificultades para llevar esas 175 latas a Roma. ¡Toda una expedición de aduana! Fue un largo operativo poder hacer esa película y producirla como único responsable.  Tenes que estar preparado para, no menos, ir preso. En aquel entonces, habían 1500 presos políticos… Me la vi venir. Pero con mi mujer de entonces ya tenía pensado qué íbamos a hacer y donde íbamos a ir. Hoy me mato de risa con esas aventuras pero vivimos momentos muy difíciles. Si tenes mucha plata las surfeas, sino cuando estas tres meses sin agarrar ningún laburo es complicado. Hoy sucede lo mismo, a menor escala.” 

MV5BOGJiNmIzNTctOTFkNS00ZGQ2LWE5N2UtMmNiZGI0MGYzMTQ5XkEyXkFqcGdeQXVyMTk0NDExMTM@._V1_SY1000_CR0,0,726,1000_AL_
La hora de los hornos: Notas y testimonios sobre el neocolonialismo, la violencia y la liberación

Sin embargo, surfeaste la ola y tu filmografía cosechó reconocimientos nacionales e internacionales. Estuviste varias veces en el Festival de Berlín donde “Memoria del saqueo” ganó el Oso de oro, fuiste distinguido en Cannes y en la vigente 71era edición formas parte de la sección “Clásicos del cine” ¿Cómo definis esta experiencia?

FPS: “Para mi hoy es un viaje de placer. Nunca olvido la primera vez que fui al festival. Estaba angustiado y ansioso por saber si iba a llegar, o no, mi película. De ella dependía mi continuidad futura de trabajo ¡No estás distendido en el primer viaje! En cambio, acá están celebrando. Me siento contento.”.


 

 

Advertisements
Anuncios
Anuncios

Be the first to comment

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.