[4B Recomienda] Evil – Temporada 1

De alguna manera sorprenderá que nos detengamos en una serie que ya concluyó su primera temporada, en especial si la misma es un procedimental que bebe de varios proyectos anteriores y puede que caiga innegablemente en la oscura vastedad de todas las de su tipo que se estrenan durante el año. Dicho esto, nos afanaremos en comentar por qué tal es «recomendable», si se nos permite.

Por @mauvais1

La serie es creación de Michelle King y Robert King, los mismos de The Good Wife y The Good Fight, que sabemos tuvieron en su momento buenas respuestas de parte, tanto de la crítica como los espectadores. Esto fue, en primer instancia, lo que nos acercó a este proyecto, que sin abandonar la zona de confort de los antes mencionados, incursiona de lleno en la fantasía religiosa. La católica aceptación de la posesión demoníaca, la idea cabal, que asumen, de que convivimos con los demonios y otras rarezas salidas del gran libro de demonología.

¿Cómo combinar esos temas con una actualidad de pandemias, guerras, terroristas y masacres de dictadores tercermundistas, abuso de menores en el seno de la iglesia católica? Elaboran un entretenimiento de este tipo a partir de una supresión de la credulidad; el diablo lo hizo, y cuentan una historia donde uno es el reflejo de lo otro, un acierto. Más allá de que Satanás sea real dentro de la ficción, queda reducido a un mero «consultor» ante los horrores que el ser humano es capaz de pergeñar. Interesante, y ya visto, lo sabemos y entonces entra el tono.

EKEBBkOXYAApGPm

La búsqueda de una serie que utiliza al monstruo de la semana para narrar realidades cotidianas, conservando una meta narración de fondo, fantástica también, que no siempre estará involucrada, pero que construye una continuación a la labor del trío protagonistas.

¿De qué va esto de EVIL? Kristen Bouchard (Katja Herbers), psicóloga forense que trabaja en la corte como asesora de la fiscalía, es abordada por David Acosta (Mike ColterLuke Cage), un seminarista con un pasado oscuro, que necesita un consultor profesional en los casos que la arquidiócesis le designa. ¿Está poseída o solo es un trastorno psiquiátrico? La pregunta navega los episodios dando una interesante variedad de respuestas. El tercer componente de grupo es Ben Shakir (Aasif MandviA Series of Unfortunate Events), un musulmán escéptico y, es que era obvio, un genio de la tecnología. Cada evento en el que participan tiene un componente claramente supraterrenal, no vamos a negar que es lo que sostiene el variopinto entramado de la temporada. Pero es en definitiva decisión del protagonista, última palabra, antes de unirse o no a los oscuros designios del maligno.

Un pedófilo oculto en la red en la apariencia de una niña de apenas 11 años, mansplaining obtuso, psicópatas manipuladores, deepfake y almas rotas por la continua búsqueda de venganza en casos que al espectador les sonará porque son reales, y consistentes con la persecución de color, credo o raza. La inhumanidad se plantea desde la propia naturaleza humana. El tono, no nos olvidamos, es ciertamente lo acertado de la propuesta, porque se plantea como una serie que a pesar de los conmovedores temas que aborda no sé ejecuta como un drama pesado y oscuro. Ciertos pasajes son expuesto hasta con sorna y desprejuicio total. El sentido del humor, retorcido, les lleva a sitios inesperados. La incontables referencias van desde «The Exorcist» (1973), obviamente, hasta Will Ferrell. Esto y la dinámica de los diálogos y personajes protagónicos.

CBS_EVIL_102_CLIP1_IMAGE_117902_1920x1080

El terror, es parte fundamental de las entregas, en comparación con algunos viejos conocidos como The Exorcist, la serie de 20th Century Fox Television, o The X-Files, hasta mucho más palpable, sorprendiendo al público y crítica por venir de una cadena como CBS – canal abierto -, más amiga de la serie familiar que del terror sobrenatural oscuro. Y es verdad que acude a pasajes realmente incómodos y difíciles, como ese súcubo de las pesadillas atacando una niña indefensa en la cama ante la aterrada madre. El equilibrio es precario, y precisamente crea un malestar latente que acompaña el visionado durante los episodios.

Nos detendremos a mencionar a un fantástico Michael Emerson, quien interpreta a Leland Townsend, psicólogo forense también como la protagonista, que es la representación inequívoca del mal y sus demonios, desde el sitio más patético y mediocre. Es su personaje un juego macabro que vimos, como por ejemplo, en Se7en (1994) de David Fincher, a grandes rasgos ya que esto es televisión, pero suponemos se entenderán la referencia; el rostro del mal no es una horripilante máscara o rostro diablesco, es para acortar el divague una faz humana, del montón. El diablo aquí somos todos en las condiciones adecuadas. Como Kristen Bouchard (Katja HerbersWestworld) que debidamente mostrará la mujer fuerte y sagaz sin necesidad de melindres, la mejor contendiente que expone aún más el trágico pero peligroso personaje.

En fin, dejando ya en paz a nuestro paciente lector, estas son algunas de las consecuencias que nos dejó el visionado de la primer temporada de EVIL, de las que seguramente podrán agregar las propias o desmitificar las nuestras.


evil_tv_series-546811208-large

Título: Evil

Dirección: Peter Sollett, John Dahl, Tess Malone, Jim McKay, Gloria Muzio, Kevin Rodney Sullivan, Fred Toye, Ron Underwood, James Whitmore Jr.

Guion: Michelle King, Robert King, Nialla LeBoeuf, Louisa Hill, Aurin Squire, Rockne S. O’Bannon, Davita Scarlett, Dewayne Darian Jones, Ione Lloyd

Reparto: Mike Colter, Maddy Crocco, Michael Emerson, Skylar Gray, Katja Herbers, Dalya Knapp, Aasif Mandvi, Marti Matulis, Noah Robbins, Brooklyn Shuck, Thirsa van Til

Una psicóloga algo escéptica se une a un aprendiz de reverendo y a un constructor para investigar supuestos milagros, posesiones demoníacas y otros sucesos extraordinarios para comprobar si tras ellos existe algún tipo de explicación científica o si, por el contrario, se trata realmente de eventos sobrenaturales.

Advertisements
Acerca de Marco Guillén 2797 Articles
Aguanto los trapos a Jordi Savall. Leo ciencia ficción hasta durmiendo y sé que la fantasía es un camino de ida del que ya no tengo retorno.

Be the first to comment

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.