Entrevista a Pablo Mazzola en el Festival de Cine General Pico

En una charla con Cuatro Bastardos, Pablo Mazzola nos compartió su forma de ver y pensar el evento.

Por @gimei18

En el marco del Festival Nacional de Cine General Pico nos reunimos con Pablo Mazzola, su director artístico, quien afirma que éste es un acto cultural en permanente revolución. Una puesta en valor del cine que nos interpela como comunidad. Cada año es más grande el festival porque se suma más gente, se integran aliados, es parte de la comunidad.

Festival Nacional de Cine General Pico.jpg

Cuatro Bastardos: ¿Cómo nace el festival?

Pablo Mazzola: El festival nace a partir de una iniciativa de la Asociación Italiana XX de septiembre de la ciudad de General Pico, en tanto ellos poseen dos maravillosas salas de cine. Buscaban generar una acción que estimule a la audiencia a abordar otro tipo de cine que no sea el de consumo masivo (mainstream), de mega fuerza comercial; ellos eran conscientes que había todo un cuerpo de películas que no estaban pudiendo fortalecer y querían hacerlo bajo las condiciones de empezar con un evento para ir generando mayor visibilidad de ese «otro cine» que quedaba fuera. Ese marco dio cuerpo al festival. Es así que se reúnen conmigo y, a partir de ese encuentro, diseñamos este tipo de festival tal como se conoce hoy.

C.B.: ¿Cuál fue el objetivo sobre esta edición?

P.M.: Siendo la 5° edición sentimos que era un proceso que teníamos que abordar, como una consolidación, sabiendo que la comunidad lo está recibiendo muy bien. Consciente de que nuestro fortalecimiento es con la audiencia, trabajamos para ello y creemos que, en cierto sentido, se va cumpliendo. Ahora bien, dicho eso, también en esta edición buscamos comprender a los realizadores pampeanos, a los que están queriendo hacer cine en La Pampa. Entonces tanto como el ver, el ser espectador, como el hacer, eran dos ejes fundamentales para poder estar con la comunidad de General Pico y toda la provincia.

C.B.: ¿Cuál es la búsqueda artística del festival?

P.M.: Poder ser el espacio para que aquellas expresiones audiovisuales, cinematográficas, que no siempre pueden ser bien abordadas y pensadas. Que en el marco del festival estén contenidas para ir generando un estímulo a la audiencia, la cual irá teniendo más herramientas para sensibilizar con el cine que existe y que no siempre podemos darle una buena visibilidad, a veces por dinámicas comerciales, a veces por saturaciones audiovisuales y, en ese caso, también hacemos una curaduría de cuáles son las películas que creemos se necesitan pensar conjuntamente.

C.B.: ¿Cómo es el trabajo durante el año para llegar al festival?

P.M.: Se trabaja todo el año para el festival, pacientemente, generando el diseño que cada año impone un nuevo desafío. Lo cierto es que este año en particular, por ejemplo, hemos llegado al lugar donde ya pensamos acciones y planificaciones para el 2020. Quizás este año es más tangible el hecho de poder ir trabajando conjuntamente para que sucedan cosas maravillosas en las salas de cine y estar más fortalecidos para el año que viene, pero se trabaja todo el año para que esa semana sea una importante presencia cultural en la provincia.

C.B.: ¿Qué busca el festival como potenciador de proyectos regionales?

P.M.: Creemos que el festival es una buena línea de partida. Es lindo que los proyectos regionales se encuentren ahí y es culturalmente rico que exista este espacio en ese sentido. Desde ese lugar potenciamos, el de generación de encuentros de partes, de estímulo y sentido, de fuerte visibilidad, y creo que nos falta mucho pero que vamos por buen camino. Estamos muy contentos con el festival y ojalá que la comunidad siga acompañando.

Con la experiencia de haber vivido un festival maravilloso, esperamos ansiosos la edición del próximo año.

Advertisements
Anuncios
Anuncios

Be the first to comment

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.