[RECAP] Game of Thrones: Winterfell (T8xE01)

Game of Thrones: Winterfell (T8xE01)

Más que un recap intentaremos un análisis de lo que pudimos ver en este primer episodio de la octava y última temporada del juego por el trono. Porque Winterfell, titulo que lleva el mismo, es más una configuración del tablero y una demostración de fuerza que una narración al uso de esta serie.

Por @mauvais1

Sabemos que mucho ha cambiado desde que comenzó su propio camino cuando la trama dejó atrás los escritos de George R.R. Martin y su saga «A Song of Ice and Fire«. Reconfigurando muchos de sus personajes, delineando las tramas desde una perspectiva que claramente no era la buscada por el autor original de la obra. Las muertes ahora fueron las esperadas tanto como las reacciones de los protagonistas. Los Frey son los malos, mueran todos, dictamina Arya, Daenerys y Jon tendrán una relación mucho más profunda que solo reina y vasallo y Petyr Baelish pagará por sus crímenes, desenmascarado ante todos. La complejidad de las negociaciones y traiciones han sido apartadas en este drama que apunta a una épica basada en la espectacularidad y no en la compleja y sombría trama palaciega. Los días de cortes y salones dan paso al frío invierno y la derrota del mal, inequívocamente identificado. El señor oscuro enfrenta a los humanos en una guerra por el continente.

La espectacular entrada de los ejércitos de la reina Daenerys Targaryen en las posesiones de los Stark es como el poema épico de Homero y las naves que llegan a las costas de Troya. Cientos desfilan ante la mirada torva de los norteños. Fila tras fila de Inmaculados, Dothrakis y dos dragones parecen más una invasión que un ejercito de salvación. No ayuda que Jon Snow cabalgue junto a la reina. Así lo notan, Varys y Tyrion Lannister, mientras cruzan bromas de vestuario sobre penes y eunucos. Cariños entre machos, no mucho más, para dos jugadores de primera linea que los espectadores ven medio perdidos en la narración que ahora plantean David Benioff y D.B. Weiss. Son extraños en campo abierto estos hacedores de reyes que siempre contaron con confortables salones para sus andadas.

Game of Thrones: Winterfell (T8xE01)

Winterfell es el nudo político y militar de este inicio; convergen los protagonistas en los fríos paramos de los Stark para la madre de las batallas, que verdaderamente sentimos no serán tan decisiva porque la que aquí se tramapor un trono, que gobierna siete reinos, hoy perdidos en un mar de derrotas y pillajes. Pero sigamos; la cuenta es larga, espasmódica y hasta ciertamente recapitular en su puesta. Arya observa el paso del ejercito en medio del pueblo, la joven sigue su ruta incólume, es nadie, una sombra que especula y solo se permite la emoción cuando ve su querido hermano Jon y los dragones, sus dos fascinaciones. Espejo del primer y gran episodio de la primer temporada «Winter Is Coming» y la llegada de Robert Baratheon con su séquito y el inicio de la casi completa destrucción de las grandes casas de poniente. El episodio, más allá de los reencuentros, manipula la memoria emotiva del espectador en estas cuestiones. Acertado, aclaramos porque la larga espera, entre esta y la anterior temporada, necesita de una relectura de posiciones como mencionábamos al comienzo. Eso y la muestra cabal de que todavía entre tanta Batalla de Morannon (última batalla Importante de la Guerra del Anillo entre los hombres y Sauron – guiño, guiño) quedan jugadores estrellas. Uno de ellos, la formidable Sansa Stark, que desde su ascenso a señora de Winterfell ha demostrado una sabiduría excepcional. ¿Han observado como es mostrada cada vez que aparece? Siempre arriba, en los parapetos del castillo, en los pasajes que miran desde arriba el patio. Sobre todos, como el jugador de ajedrez que lee el tablero y barrunta.

El encuentro entre ella y Daenerys Targaryen es frío, una reina saludando a otra, protocolar y austera. La larga travesía de ambas les ha dado una potencia incomparable en materia de política. Sophie Turner la descose en su personificación, la mirada de Cercei Lannister en el rostro de un distante y parco Stark, solo habla cuando compete y al hacerlo deja en claro su postura. A la vez, serpentea, se dobla pero no se quiebra, cuando de departir con otros se trata. Sus maestros, el degollado Petyr Baelish, el esposo impuesto Tyrion, Cercei misma, convergen en ella. Pocas oportunidades le vemos a la Khaleesi en seducirla fácilmente como ha hecho hasta ahora.

Game of Thrones: Winterfell (T8xE01)

Se llevan a cabo los encuentros de rigor, se cruzan los viejos adversarios que ahora se ven obligados a luchar en el mismo bando. Incierto, como una jauría apenas contenida por un mal mayor. Arya y Sandor ‘The Hound’ Clegane, Arya y Gendry, Arya y Jon Snow. Aquí en particular se ve el amor atravesado por esa política que lo impregna todo. «Yo soy familia también» dice él, «No lo olvides» replica ella. Como buen Stark, Jon, pone sobre él el bienestar de los otros con decisiones que son cuestionables, terco en su postura y volátil en sus acciones no mide las consecuencias. Que aquí las enfrenta con pocas luces. Lyanna Mormont lo interpela con asombroso coraje, le dice que ya ni sabe como llamarlo y Tyrion la embarra hablando del ejercito Lannister marchando hacia ellos. El gran cruce entre Sansa Stark y Tyrion refleja el caos que reina en la generación de los viejos jugadores. Ella le dice que lo creyó el más inteligente, el jugador estrella y ahora solo confía en la palabra de esa reina que no se detuvo ante nada por obtener el poder. ¿Acaso es tiempo de un cambio en el partido? Son otras las reglas ahora, menos cortesanas, más enfáticas en el accionar y por lo tanto necesitado de espíritus jóvenes para jugarlo.

Ir hasta King’s Landing es casi anecdotario, Cersei Lannister, la reina solitaria observa la llegada de la flota de Euron Greyjoy con la Compañía Dorada a bordo, diez mil soldados, dos mil caballos, pero sin elefantes. Yo quería mis elefantes dirá sin obtener respuesta. Para luego pasar una extraña reacción de su parte. Llevar a la cama al Greyjoy, como pago por los servicios prestados, bizarro decimos porque ella se suponía más allá de eso. De sentirse acorralada por un oportunista que si no duerme con ella se va con sus barcos. Es una muestra burda de un jugador que ha sobrevivido a todos en su familia, quitando a Tyrion y Jaime, ambos huyeron antes de que ella tomará cartas en el asunto. En fin duerme con él y luego… le envía a Bronn la ballesta de su asesinado hijo Joffrey Baratheon para que dé caza a los hermanos traicioneros. Una batalla que se presenta complicada para los espectadores. ¿Uno de ellos sucumbirá? ¿Cual? De justicia poética poco toda la escena.

No olvidemos la pequeña intervención de Theon Greyjoy rescatando a su hermana Yara del barco de Euron y un precipitado viaje a las Iron Islands a recuperar lo que creen les pertenece, aunque Theon aquí se separará de ella para marchar al norte y enmendar su traición luchando al lado de los Starks. ¿Tan fácil? Sí, así de simple todo porque parece que tanto no importa como el tenerlos ubicados para lo que vendrá. ¿Un último refugio contra el Rey de la Noche en las islas?

Game of Thrones: Winterfell (T8xE01)

Luego al norte otra vez. Esta vez para enfrentar realidades que incomodarán más. Samwell Tarly enfrenta las noticias de las muertes de su padre y hermano en medio de su primer comparecencia con la reina y un agradecimiento que queda disminuido ante afrentas. Daenerys Targaryen quiere compensarlo por ayudar a Jorah Mormont con muchas promesas y resulta ser la asesina de su familia. Corre Sam a ocultar su tristeza y tropieza con un solitario Bran Stark que espera un viejo amigo en las sombras del anochecer. Ve y dile, ha llegado el momento, le dice a Sam. Y entonces en las catacumbas, Jon al fin se entera de su real ascendencia. Es Aegon Targaryen hijo de Rhaegar Targaryen y Lyanna Stark, único y verdadero rey de los siete reinos. Entonces, la unión es indispensable, la que barruntan Tyrion Lannister, Davos Seaworth y Lord Varys, una que es obvia a ojos del espectador y de la que tenemos esperanzas de que no sea así de sencillo. Pues todo esto se ve algo forzado.

Sansa Stark versus Daenerys Targaryen, es solo la punta del iceberg de un nuevo conflicto político que solo se retrasa hasta terminar con los malditos White Walkers. Hay algo claro, la guerra por el trono cambia de generación, los viejos de a poco se retiran, se vuelven obsoletos cuando sus alumnos modelos les quitan sin miramiento el testigo. Esta presentación se antoja como un pase y lo es.

Game of Thrones: Winterfell (T8xE01)

De todas maneras los caminantes están cerca, ya arrasaron las tierras de los Umber, el variopinto grupo de capas negras y salvajes; Tormund Giantsbane, Beric Dondarrion y compañía son testigos de la destrucción una vez más. Deben apresurarse o no llegarán a dar la alarma, porque no saben que en Winterfell cuentan con el cuervo de tres ojos para las malas nuevas. En fin, esto recién comienza y más allá de la algo errática primera impresión pinta más que interesante. El invierno está aquí y de alguna manera, aunque se hayan estado preparando, parecen poco listos.

El viejo amigo atraviesa el portalón del castillo, baja del caballo, se quita la capucha. El primero en reconocer a Jaime Lannister en el atestado patio es Bran Stark. Es tiempo de compensaciones, de respuestas ¿De venganzas?

El invierno está aquí y el rey de la noche cerca.


Game of Thrones: Winterfell (T8xE01)

Título: Game of Thrones: Winterfell (T8xE01)

Dirección: David Nutter

Guion: Dave Hill

Reparto: Lena Headey, Peter Dinklage, Maisie Williams, Emilia Clarke, Kit Harington, Nikolaj Coster-Waldau, Sophie Turner, Michelle Fairley, Sean Bean, Charles Dance, Jack Gleeson, Rory McCann, Isaac Hempstead Wright, Mark Addy, Alfie Allen, Iain Glen, Aidan Gillen, Conleth Hill, Richard Madden, Stephen Dillane.

Advertisements
Anuncios
Anuncios
Acerca de Marco Guillén 2269 Articles
Aguanto los trapos a Jordi Savall. Leo ciencia ficción hasta durmiendo y sé que la fantasía es un camino de ida del que ya no tengo retorno.

Be the first to comment

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.