Bizarro Bastardo Presenta: Primer Amor (1996)

Les traemos en esta oportunidad uno de los inventos de laboratorio musical mas tóxicos que nuestra querida década del noventa nos dio. Están advertidos.

Por @skepticalcity

Corría el año 1996, en el mundo salía “Load” de Metallica, y Pearl Jam editaba el conceptual “No Code”. En el plano nacional, Charly sacaba el disco que llevaría como título una de sus frases identificatorias: “Say No More”, al tiempo que Soda Stereo grabada en formato unplugged (no tan unplugged) su excelso “Confort y Música Para Volar”. Mientras todo esto ocurría, en alguna oficina de la misma discográfica que editó los últimos dos mencionados, Sony Music, se gestaba una idea maquiavélica: que Nicole Neumann sacara su propio disco teen.

En ese momento Nicole tenía 16 años, era una jovencísima modelo solicitada en variadas campañas publicitarias. ¿A quién se le podía ocurrir que una adolescente que vivía en una burbuja de cristal tuviese algo significativo que contar? O peor aún, ¿Quién podría necesitar oírlo y pagar por ello? Por supuesto que la respuesta es nadie, y los encargados de llevar esta obra a las disquerías lo sabían. Simplemente necesitaban una cara amigable en la tapa y que el disco se vendiera medianamente bien. Después, si había o no contenido, era lo de menos. Pues bien, el tiro les salió por la culata.

En principio lo que debo decir es que la base rítmica no es mala, tampoco destacadísima, pero definitivamente no es horrenda. Y tiene todo el sentido del mundo, ya que no fue que una banda paupérrima con músicos paupérrimos pero con cierta onda pegaron milagrosamente un contrato. No, estamos hablando de una formula salida de un sello como Sony, que naturalmente tiene (o tenia, dado que la industria ha cambiado) músicos sesionistas a su disposición. Estos músicos no eran malos, y yo sospecho que hasta grabaron sus partes sin siquiera imaginarse el destino final.

El sonido se compone por un lado de bases instrumentales simples (muy simples en algunos casos) pero no mal ejecutadas, de una variedad de instrumentos que realmente me sorprendió. Y por el otro de sonidos sintetizados pregrabados (posiblemente usados antes cientas de veces). En todo caso, no dista demasiado de un disco pop/dance mediocre que pasa sin pena ni gloria. No seria nada condenable, y siquiera digno de una prestigiosa sección como el Bizarro Bastardo. Lo que lo lleva a un nivel mas en la escala de lo inaudible son dos factores: las letras, y la voz.

La voz tiene capas y capas de edición en un inútil intento de camuflar una afinación completamente inexistente. Lo cual también habla de los recursos con los que contaba la producción. De tan solo imaginar como sonaría sin ningún retoque encuentro muy pocos motivos para continuar transformando oxígeno en dióxido de carbono.

Respecto a las letras, son ciertamente patéticas, a falta de un adjetivo mejor. Pensaba, mientras lo escuchaba, si algo así de vacío y despojado de toda gracia podía salir de una mente adolescente. Mi primer respuesta, llena de prejuicios hacia una niña rica, fue que si, naturalmente. Pero luego, con el correr de las canciones, empecé a notar cierto patrón que me hizo sospechar que los letristas no son mas que adultos tratando de pensar como adolescente. Me resisto a pensar que exista una cabeza tan inocua. Mantengo la esperanza de que absolutamente todo es obra de un grupo de boludos grandes que toman a una adolescente dispuesta a ponerle la jeta al proyecto (posiblemente sin tener idea) a cambio de dinero y mas exposición.

Los temas que aborda “Primer Amor” son esencialmente ese, el amor, mechado con el colegio (?). Y no necesariamente basarse en el amor es algo malo. Lo terrible es la forma elegida para hacerlo. El amor acá es mirarse, mirarse, llamarse, mirarse, seguir mirándose, y mirarse por siempre. Ni siquiera se puede clasificar de meramente superficial, es lisa y llanamente estúpido.

Vamos con algunos ejemplos:

En la esquina
Vive un chico que me gusta
Y su sonrisa
No deja de alocarme.

Me guiña un ojo
Y se esconde entre sus hombros
Es fuerte y tierno
Y gusta a todas las mujeres.

Y por las tardes
Cuando vuelvo del colegio
Nos cruzamos
Y tengo ganas de besarlo.

Y entonces voy, y entonces viene, y entonces va, y entonces mira, y entonces, y, y, y, y.

No se puede jugar a dos puntas
Como haré para lograr deshacerme de él.
Yo no puedo parar de mirarlo
Trato de no acercarme pero lo hace él.

Esta es otra canción eh. Si es el mismo chabón que antes, jamas lo sabremos. Lo que si sabemos es que se miran.

Tal vez lo tuyo sea pasajero
Lo mío es eterno amor.
Pones excusas, criticas mi edad
Eso no me gusta, sé muy bien lo que quiero.

Llámame, por qué te escapas y no me contestas
No ves que te quiero amar.

16 años, “sé muy bien lo que quiero”…

Igual lo que asusta de este fragmento es ese temita de la edad. No quiero ser malo Nicole, pero el tipo no te contesta porque no se quiere meter en quilombos legales, me da la sensación.

“Por qué te escapas, no ves que te quiero amar”. Creepy, creepy, creepy.

Son tus ojos, que me provocan
Y no me dejan pensar.
Si estas con ella, ella te cela
Porque me miras a mi.

Si no me llamas, estoy muy triste
Y ya no puedo estudiar

Si, si, te juro, es oooootra canción. Pero acá el tema de las miradas es muy fuerte. Pobres los ciegos que no pueden amar en este universo planteado.

Salí a bailar, estabas ahí
Mirandome
Y me miraste, te sonreí

Pase a tu lado, estabas con ella
Mirandome
Tu la soltaste, ella no entendió
Y enloqueció

La última referencia a las miradas que pongo, lo juro. Y si, es de otro tema. Pero ojo, este es en un boliche. ¿Es que esta piba no piensa en otra cosa? ¿Posta una mujer en plena etapa de desarrollo madurativo puede tener una sola cosa en su mente? Yo siento que están subestimando estrepitosamente a la raza humana. Entiendo que a esa edad no somos grandes luminarias, pero vamos, dos o tres temas reunimos. Siempre y cuando sea como quiero creer, que son adultos los que escriben. Si esto salió de la mente de Nicole… no le deseo a nadie tener una hija así.

Igualmente, no todo es amor y miradas en la vida. También está el colegio. Y deje para el final uno de los temas que tal vez más se ha divulgado (El programa TVR lo usaba en más de una ocasión en algunos de sus informes), “No quiero estudiar”.

Átomos, moléculas…  I wanna go home
Que usar escarapela,
que usar gomita azul,
triángulo equilátero,
mi enfermedad de ser cuadrada.
1, 2, 3, 4, 5, 6, 7, 8… voy a explotar. 

Este es el tema que me inclina la balanza para el lado de la teoría “adultos estúpidos haciéndose pasar por adolescentes estúpidos”. La letra en general enumera una serie de temas que se dictan en la escuela, y que solo podrían salir de la cabeza de un tipo que hace tiempo no va a la escuela. Además, quien podría decir de si mismo, a los 16, “mi enfermedad de ser cuadrada”. Lo siento más como un guiño de un tercero alimentando un estereotipo de piba hueca. Que tal vez lo sea, ojo. Pero dudo mucho que decida exponerlo así.

El álbum fue un rotundo fracaso, como es de suponer. Las criticas lo masacraron, como es de suponer. Y desapareció a los meses, como es de suponer. Muy pocos ejemplares físicos se encuentran hoy en día, y se convirtió en una especie de objeto de culto. Clasificado por muchos como el peor disco nacional de la historia.

Para cerrar, les dejo dos temas (En Youtube están todos), uno el mencionado “No quiero estudiar”, el otro es “Te necesito” (¿mirar?), el cual cuenta con la mayor desafinación de todo el álbum, y que resulta muy gracioso que no hayan podido tapar. Escúchenlo entre el 2:33 y 2:40.

Eso fue todo, les pido perdón.

Advertisements
Anuncios
Anuncios

Be the first to comment

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.