LUCIFERINA: Entrevista con la protagonista Sofia del Tuffo

Luciferina

Con motivo del estreno del film escrito y dirigido por Gonzalo Calzada, tuvimos la oportunidad de conversar con la joven protagonista Sofia del Tuffo, quien interpreta a Natalia, una joven que en busca de su verdadera identidad tropieza con el horror de aquellos que se la negaron.

Por @mauvais1 y @diegui83

En las oficinas de la productora La Puerta Cinematográfica se respira el aire del inminente estreno, la excitación por dejar el film en manos del publico, uno que se adueñará del producto y hará sus juicios, uno que también sostiene el futuro de la saga La trinidad de las vírgenes. Pero también la tranquilidad que trae el trabajo terminado.

Sofia del Tuffo, al contrario que su silencio y pensativo personaje, es una joven vital y animada, rápida para la charla sincera, que por momentos se deja llevar por la pasión, una que no se cansará de admitir. Con tres películas en su carrera, la última el drama generacional de Nadia Benedicto: Interludio (2016), es ahora cuando cuando enfrenta el protágonico absoluto y nada menos que en una película de genero que exige no solo el compromiso actoral extremo, también su cuerpo expuesto… “Al proyecto llegue porque Maru zapata, que era la que realizó la convocatoria para el casting me vio en otra película, en “Interludio”, una peli que nada que ver con esta, pero pensó que mi perfil podría ir con el de Natalia y me convocó por redes. Y desde ahí tuve los castings…” Comienza con ganas. ¿Así de simple, tuviste tiempo de leer el guión? le preguntamos después de ver, en la función de prensa, por todo lo que el personaje transita. “Cuando leí el guion, me re gusto, pero fue después que fui entendiendo todo lo que pasaba, pero me hipnotizó…

¿Nunca habías hecho algo de género? “No, no, ni había visto mucho del género tampoco, pero mi sensación fue como a este personaje pasa por todo, una especie de camino por el que transita y pasa por todo. Por eso fue entrega total desde el minuto cero. Estaba acá con Gonzalo y me dijo, ¿Estas preparada para esto? Y fue un sí. A mí me gusta trabajar de esa manera, lo que te pida el proyecto, darlo y darlo el cien. Me parece que es el modo de que también funcione, que suceda“.

De ser una novicia con una rutina quieta y contemplativa, Natalia su personaje, se sumerge en una espiral donde el terror es muchas cosas, pero por sobre todo una metáfora de realidades crueles que el genero femenino sufre a diario, uno que como actriz la expone de manera jugada; “Fue re-fuerte verme, hay algo con la exposición, como actriz; la concepción del cuerpo, del cuerpo femenino, los estigmas que hay sobre eso. El límite que hay entre lo bizarro y lo extraordinario. Comprendí que yo entregué un monto en esto, fue una total exposición y una re-jugada“. ¿Hubo un trabajo previo del personaje, te documentaste con filmografía? “Si, un montón de ensayo, tuve que ver un montón de películas del género, que yo no tenía; El exorcismo de Emily Rose, El exorcista, me acuerdo que vi Ida, como para trabajar lo más chiquito“.

“Eso es lo que quiero, que suceda algo. Yo creo que el arte también está para eso, para movilizar un poco. Para hacernos preguntas“.

La cámara no la abandonará en ningún momento, ella es la protagonista, pero también nuestros ojos, a la par del personaje nos adentramos en los secretos que su pasado oculta; “Si, esa fue la sensación que tuve cuando vi la película, fue la sensación de estar entera, más allá del desnudo, es sobre ponerle el cuerpo. Porque, como decía el director, no se muestra en vano. Que no sea solo mostrar un par de tetas, como algo recreativo. Tratar de contar algo con eso, hay algo del uso del cuerpo en el film, de como ella se predispone a ese acto sagrado. Todo siempre dentro de un contexto de una película de género… Pero hay algo de esa fuerza, de esa entrega, que es muy valiosa, y saca el cuerpo de lo banal. No es simplemente un cuerpo que se expone, es uno que está luchando. Bah, no se sé si lee así. Porque también está esa duda, uno puede laburarlo y exponerse desde ese lugar y luego va uno pibe y dice; ¡Ah mirá que buen culo tiene esta mina! Pero bueno tiene también la lectura del poder que tiene el sexo y el placer y el encuentro con el otro. Y el cuerpo de la mujer, que está muy banalizado. Hay una fina línea que no sé cómo va a repercutir y que me asusta, pero desde otro sentido. Porque antes era una sensación de pudor, porque un montón de gente me vea desnuda“.

Con la última oración dice creer estar siendo demasiado sincera, que quizás tal vez es mucho, a lo que replicamos que su trabajo es un poco eso, creemos, una sinceridad total. Preguntamos sobre eso y la construcción de un personaje que puede o no tener un poco de la actriz y sus sentimientos. “Es entregarse y no estar midiendo, entregarse al director. Yo creo que como actriz es el sincerarse, que en la superficie somos como somos adentro. Hay algo que uno puede dibujar y armar, pero yo creo que un buen actor o actriz deja dialogar esos lados y pone su sensibilidad en pos de lo que están pidiendo, creo que esa herramienta es enorme. Y realmente pasé por muchas cosas en esa película, me acuerdo en una escena que tenía que llorar y en un momento se provocó el llanto y no lo podía parar, se abrió algo que no podía controlar y se usó para la escena. Trabajar con tu cuerpo y con tus emociones, es fuerte…

Y eso es fuerte, asentimos recordando los personajes femeninos que pueblan el film, criaturas que en la penumbra buscan la redención, una posibilidad de salvarse, dejar de ser la mujer acosada, violentada, maldecida… “El tema de los abortos. Son muchas cosas que se van entramando, por eso me parece importante la historia que se va contando, no es solo un grupo de amigos de va y flashea con la Ayahuasca, hay un montón de cosas que sostienen a la película, que insisto yo no sé qué se leerá después“.

Busca de alguna manera que su personaje, la historia trascienda el género y de al publico una historia que ella lee, cuando la interpreta, busca que el árbol, el film de género de terror, no tape el bosque que es el drama de una joven en búsqueda de su identidad, de dramas reales que aportan los otros personajes. ¿Pero que hay de las expectativas? ¿Qué suerte quiere que corra el film en las salas cuando se estrene? “No tengo muchas expectativas, osea ojalá a la gente le guste, pero no conozco bien el público de este tipo de cine, es todo nuevo para mí. Pero si, lo que pienso, es que ojalá la vea un público que no frecuenta este cine, que gane fuerza la historia, no solo que hay sangre… Porque yo me pregunto qué es eso que aporta el género, que lo hace atractivo…” Piensa un momento y sentencia con certeza… “Eso es lo que quiero, que suceda algo. Yo creo que el arte también está para eso, para movilizar un poco. Para hacernos preguntas“.

Te dejamos también la reseña: Luciferina: El que busca, encuentra.

Advertisements
Anuncios
Anuncios
Acerca de Marco Guillén 2039 Articles
Aguanto los trapos a Jordi Savall. Leo ciencia ficción hasta durmiendo y sé que la fantasía es un camino de ida del que ya no tengo retorno.

Be the first to comment

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.