Snowden: Alguien siempre esta observando

El director de Platoon y Natural Born Killers vuelve con un thriller que te hará tapar las cámaras de todos los celulares en tu casa.

Por: @Javielorza

Oliver Stone es un director que despierta sentimientos encontrados: ganador de 2 premios Oscar por mejor dirección, comprometido con una posición política que representa en muchas de sus películas, la historia de Edward Snowden parecía estar hecha a medida para que el veterano realizador le diera su impronta; y luego de un par de años dedicado al cine documental, volviera al ojo de la tormenta para demostrar que aún mantiene su talento.

La historia de Edward Snowden es conocida por todos, o al menos la parte en la que filtra miles de gigabytes de información secreta obtenidos en la Agencia de Seguridad Nacional de Estados Unidos (NSA) para la cual trabajaba: esta información confirmó que el gobierno estadounidense intervenía millones de conversaciones entre civiles que no habían cometido delitos, en el marco de investigaciones terroristas.

El documental ganador del Oscar Citizenfour (2014) sirve como base durante toda la historia, ya que parte de las entrevistas llevadas a cabo con Snowden en el documental son recreadas y utilizadas como punto de partida para luego representar momentos pivotales de la vida del protagonista, las que le dan un sentido a las acciones que lleva a cabo tanto en su vida personal como profesional.

mv5botawmtg1otiym15bml5banbnxkftztgwmzk3oda1ote-_v1_sy1000_cr0014971000_al_

Al principio de la cinta conocemos a la documentalista Laura Poitras (Melissa Leo) y el periodista Glenn Greenwald (Zachary Quinto) quienes se encargaran luego de documentar y publicar la información junto con el periodista escocés Ewan MacAskill (Tom Wilkinson). Estos se reúnen con Snowden (Joseph Gordon-Levitt) en un hotel de Hong Kong donde llevarán a cabo su investigación durante varios días. De ahí en adelante conocemos la historia previa del personaje, su fallida inclusión en el ejercito post-11 de Septiembre lo lleva a intentar “servir a su país” buscando trabajo en distintas agencias de inteligencia, y que a pesar de no haber siquiera terminado la secundaria, es un experto en la informática, lo cual le gana una posición en la CIA. En su nuevo trabajo conoce a Corbin O`Brian (Rhys Ifans) y Hank Forrester (Nicolas Cage) quienes terminan siendo las dos caras de las agencias de inteligencia: O’Brian es su superior, quien le exige constantemente sin cuestionar las órdenes recibidas, y Cage es un colega con varios remordimientos sobre la utilización de sus logros por parte de la CIA. Su pareja, Lindsay Mills (Shailene Woodley), es una joven idealista que sirve de contraparte para la timidez y dificultad inicial que muestra Snowden, sobre todo con las acciones de sus superiores y gobierno en general. A medida que nuestro protagonista comienza a escalar posiciones en las agencias de inteligencia y conseguir distintos puestos con mas acceso a información clasificada, también crece su paranoia de ser vigilado por los propios organismos en los cuales trabaja y sus problemas de salud y las dificultades en su relación. Todo este cóctel de situaciones lo lleva por un camino en el que Snowden comienza a cuestionar constantemente el funcionamiento del sistema y la manera en la que éste monitorea y controla indiscriminadamente las acciones de quien se le ocurra, para favorecer intereses que, según la visión que nos plantea el film, poco tienen que ver con seguridad.

mv5boda4mtgymtm4mv5bml5banbnxkftztgwndg1ntmwmdi-_v1_sy1000_cr0015001000_al_

Los encuentros con los periodistas intentan crear un clima de “realidad” con el relato de Snowden que mantienen una seriedad constante e incrementan el impacto de los distintos momentos en los cuales el director nos muestra los efectos de esta constante vigilancia a la que todos estamos expuestos.

Stone tiene como tarea contar como llegó nuestro protagonista a tal punto de quiebre, desde patriota sin cuestionamientos a su gobierno, pasando por la paranoia, decepción, moralismo, hasta estar dispuesto a martirizarse por la causa en la que cree, a pesar de no creerse un “héroe” por eso. Aquí es donde la mirada de nuestro director surte efecto, ya que la película no le da vueltas al asunto y nos plantea a un Snowden que, con algunos errores en el camino, es el claro héroe de la historia, algo que todavía está sujeto a debate en los Estados Unidos desde las filtraciones.

mv5byzdhyzazmmetmgqyms00zjjmltg0mgutzdqwytk5odg5ymm3xkeyxkfqcgdeqxvyndkzntm2odg-_v1_sy1000_cr0014981000_al_

Si bien el elenco esta compuesto por grandes actores secundarios que cumplen con su tarea, el peso mayor recae en Gordon-Levitt y Woodley, quienes muestran gran química y una constante evolución en las interacciones de sus personajes a medida que avanza la historia. Gordon-Levitt además le agrega un cambio de voz a su interpretación que le dan una timidez acorde a la personalidad de Snowden.

Si uno ve esta película en tándem con Citizenfour tal vez no sienta la alarmante crudeza que transmite el exitoso documental, pero la humanidad reflejada en este joven inseguro que está dispuesto a dejar todo atrás para llevar a cabo esta hazaña altruista tal vez sea más acorde en el terreno que plantea Stone, una historia esperanzadora cuyo objetivo principal es el de inspirar a otros a seguir el ejemplo de Snowden.

Puntaje: 7/10 


mv5bmtg2mzyznzgzof5bml5banbnxkftztgwotg4nzq4ote-_v1_sy1000_cr006411000_al_

  • Título original: Snowden
  • Año: 2016
  • Duración: 134 minutos
  • País: Estados Unidos
  • Dirección: Oliver Stone
  • Elenco: Joseph Gordon-Levitt, Shailene Woodley, Melissa Leo, Zachary Quinto, Tom Wilkinson, Rhys Ifans, Nicolas Cage, Logan Marshall-Green, Timothy Olyphant,Scott Eastwood
  • Guión: Oliver Stone, Kieran Fitzgerald (Libro: Luke Harding)
  • Música: Craig Armstrong, Adam Peters
  • Fotografía: Anthony Dod Mantle

Advertisements
Anuncios
Anuncios

Be the first to comment

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.