4B íntimo: Aleqs Garrigóz. Frente a la realidad, poesía.

Aleqs Garrigóz nos cuenta en esta entrevista íntima sobre sus creaciones poéticas y el proceso por el cual transita a la hora de escribir. Conocé sus apreciaciones respecto a su producción y la literatura en general.

por @MLauParedes

La poesía le permite romper y derribar esos miedos e incertidumbres que surgen cuando nos enfrentamos a una realidad difícil de sobrellevar. Aleqs Garrigóz encuentra en la literatura un refugio, un lugar seguro para gritar la angustia y aprender a vivir. Es un resiliente que escribe el dolor en búsqueda de la calma.

Cuatro Bastardos ¿Cuáles son tus textos publicados? ¿De qué tratan?

A.G: Dos de mis últimos libros, aún disponibles, son Los hermosos ausentes (2016) y  (2017). El primero de ellos es una serie de homenajes y diálogos con los poetas que han marcado mi sensibilidad poética y de los que aprendí el oficio. Los maestros de los que aprendí lecciones capitales acerca de cómo responder a la realidad con la poesía. Del mismo modo, les aprendí ciertas estrategias discursivas que posteriormente integraría a mi propia poética. Algunos de ellos son: Rosario Castellanos, Charles Baudelaire, Alejandra Pizarnik, Olga Orozco, Arthur Rimbaud y Xavier Villaurrutia, por nombrar sólo a algunos. Por otro lado, Galería del sueño es un álbum de poemas que escribí como encargo para mi análisis psicológico, tras una crisis psiquiátrica en 2007. El terapeuta me había pedido llevar una bitácora donde anotara mis sueños; sin embargo, por no poder soñar, debí escribir en esa bitácora mis fantasías y sueños despiertos, que yo plasmé en forma de poemas. El libro se propone como una galería de arte en la que cada poema es un cuadro hecho de lenguaje, pero al mismo tiempo es una aventura por mi mundo interior, mi subconsciente y mi vida mental en aquella temprana juventud.

Cuatro Bastardos ¿Cómo es tu proceso de escritura?

Para escribir me valgo mucho de mis propias emociones y mis ensueños. Doy rienda suelta a mis pulsiones primitivas, pero también a mi capacidad imaginativa. Suelo escribir rodeado de estímulos que me provoquen un trance creativo: por ejemplo, cierta música.

Previamente tenga ya definida una ruta creativa que parte de un embrión que puede ser una idea, un título o una experiencia. Para mí es importante la espontaneidad al momento de escribir el primer borrador, por lo que voy dejando que se exprese plenamente mi inconsciente, al cual doy cierta forma verbal adecuada. Posteriormente voy tallereando los fragmentos dispuestos sin dejar de hacer trabajo de laboratorio: experimento con algunas estructuras en vez de las otras, pruebo cambios de tono y de ritmo. Luego doy cohesión a los hallazgos parciales. Del mismo modo, leo los poemas múltiples veces para escuchar su fluidez y voy reparando situaciones que pueden tener mejoría. Posteriormente abandono un tiempo el trabajo para regresar a él con ojos críticos. Es entonces cuando hago los últimos ajustes. Si puedo volverlo a leer múltiples veces y me sigue gustando y encuentro suficientes virtudes en él, entonces pienso que está listo para integrarse a otro proceso: el de su integración a una obra.

Cuatro Bastardos ¿Cómo es el trabajo de corrección?

El trabajo de corrección es muy importante para mí. Utilizo la espontaneidad para sacar los materiales de la mina de la imaginación y la emoción, pero le doy posteriormente el privilegio crítico a la técnica. El trabajo de corrección parte desde la debida lectura en voz alta y la atención a la prosodia y puntuación, hasta la reescritura de ciertas partes cuando es necesario luego de un necesario reposo del texto, a veces mucho tiempo después de su primera versión preliminar.

 Cuatro Bastardos ¿Qué frase de algunos de tus libros podés brindar a nuestros lectores para conocer tu estilo?

Por ejemplo, en La promesa de un poeta (2005), uno de mis libros más populares se lee:

“Lo mismo que todas las artes incluyendo la guerra
la poesía nace de La Oscuridad

y sus orígenes se remontan siempre al desierto.”

“Entre la aberrante fauna que La Natura engendra,

encontramos al poeta, única especie

sumamente atractiva para la mala suerte.”

“Mi día es igual a cualquier cartón

y hasta el más deshilachado trapo tiene mejor suerte

que mi corazón sin alegría.”

 

“Afuera, el cielo de la tarde era rosado;

y sobre los árboles de otoño

todas las aves entonaban dolientes canciones.”

 

“Por vastos y enteros minutos no dijimos nada.

Finalmente tomaste mis manos entre las tuyas

y las arrojaste al nocturnal letargo.”

 

“Pero si vuelves, no comerás de mi otra vez.

No sentiré de nuevo esas ganas de pudrirme

para servirte de alimento. Ya no lo intentaremos.”

o

“Cada grano se ha perdido, se ha perdido el maíz amarillo,
se han ahogado nuestras bestias en el lodo.
La esperanza gime, agónica, en el fondo de un abismo turbio.”

Mientras que en Galería del sueño se lee:

“La soledad de mi cuarto esta noche
o este día terrible de nubes cargadas de tormenta
o esta tarde hueca como un túnel de asfixia y hollines,
se ha hecho aún más oscura.”

“Y es que amar es así:
un muerto junto a otro, cenizas sobre el viento.
Y nada más.”

“Que la sed sea una unción de piadosas falsedades.
Que nuestro hogar sea un paraíso de expulsiones.
Que la dicha sea esta muerte segura de tus brazos.
Que una mirada de Dios nos halle avergonzados.”

“Lo nuestro fue muerte a primera vista.
Y cada día revivo rogando por más.”

“El amor me sostiene en éxtasis,

me traspasa su luz dolorosa,
me hiere su indecible verdad,

me mueve en un giro de tan quieta plenitud.”

“Tus ojos son dos insensibles diamantes negros

cuya única mirada vuelve niño al bravo

y al débil obliga a suicidarse.”

 

“Hace mucha hambre afuera del hostal donde encuentro,

daño el agua que no bebo de tu boca.”

y

“Y así, entre uno y otro fuego de inconexión,

la locura me muerde los talones.
Y yo volteo. Y consiento.”

Cuatro Bastardos ¿En dónde podemos conseguir tus libros?

Pueden encargarse en mi cuenta de Facebook, buscándome por mi nombre de autor. Podemos hacer envíos a cualquier país.

Cuatro Bastardos ¿Quién fue tu primer lector?

No recuerdo quién lo fue. Probablemente mi madre, y recuerdo que cuando ella leyó uno de mis primeros poemas, dijo quera muy patético. Luego me leyeron mis compañeros del salón, a quienes gustaba lo que yo escribía. Luego, un par de maestros de arte de la preparatoria que me estimularon y apoyaron para que yo publicara mi primer poema en una revista impresa.

Cuatro Bastardos ¿Cuál fue la lectura que en mayor medida llamó tu atención?

Dos lecturas en la infancia me impresionaron sobremanera: “El gato negro” de Edgar Allan Poe y El principito de Antonio de Saint-Exupéry. Ambas, cada una a su modo, se volvieron decisivas en mi vida. La primera me hizo darme cuenta que el horror era una fuente de placer estético. La segunda me hizo, luego de releerla ya en la pubertad, cuestionarme el mundo de los adultos y darme cuenta que yo deseaba conservar mi infancia toda la vida.

Cuatro Bastardos ¿Cuáles son tus autores favoritos? ¿Por qué?

 Aquellos a los que homenajeo en Los hermosos ausentes. Además de Georges Bataille, Sylvia Plath y George Trakl, por las razones que ya mencioné. Se han vuelto figuras tutelares, modelos a seguir para mí.

 Cuatro Bastardos ¿Qué significa la literatura para vos?
En general, una forma necesaria para mí de relacionarme con el mundo, más allá de la rigidez de cualquier concepto dado. Una forma siempre cambiante y rica. Por otro lado, mi escritura es la estela de mi aparición y desaparición por este mundo.

Cuatro Bastardos ¿Por qué escribís? ¿Para qué escribís? ¿A quién escribís?

 Escribo por destino, para dar testimonio de mi paso por este mundo y principalmente para mí mismo, aunque siempre es muy grato tener lectores que compartan tu experiencia.

Cuatro Bastardos ¿Qué género trabajás?

 En primer lugar la poesía. También escribo periodismo cultural; y, en la escuela, en ensayo académico. He escrito dos cuentos.

Cuatro Bastardos ¿Estás trabajando en algún otro proyecto literario? ¿De qué tratará?

 Pronto empezaremos con la revisión editorial de uno de mis últimos libros escritos: La intranquilidad luciferina, un compendio de poemas y prosas de estética satánica.


PhotoFunia-1516694599

Aleqs Garrigóz (Puerto Vallarta, México; 1986) escribe poesía desde los 15 años. Publicó su primer libro de poesía en 2003: Abyección. Posteriormente aparecieron La promesa de un poeta (2005; Premio Adalberto Navarro Sánchez), Páginas que caen (2008, 2013; Premio Municipal de Literatura de Guanajuato) y La risa de los imbéciles (2013, Ganadora del I Concurso Internacional de Poesía de Emergente Nauyaca) y El niño que vendió su alma al Diablo (2016). También han sido premiadas sus obras Galería del sueño (Premio Espiral de Poesía  2011, de la UG), En la luz constante del deseo (Premio Espiral de Poesía 2012, de la UG), Despiértame en otro mundo (Mención Honorífica en el I Concurso de Cuento y Poesía de la Universidad Marista de Querétaro, 2013),  Penetrado por el amor (Mención Honorífica en el V concurso editorial “El mundo lleva alas”, 2012), Resplandor del oro amanerado (Tercer premio en el VI Concurso Nacional de Poesía María Luisa Moreno, 2014),  Ha publicado poemas en medios impresos y electrónicos de México, España, Colombia, Estados Unidos, Colombia, Argentina, Honduras, Perú, Nicaragua, Chile y Suecia. Poemas suyos han sido traducidos a cinco idiomas.

Advertisements
Anuncios
Anuncios
Acerca de María Laura Paredes 139 Articles
Lectora y admiradora de toda expresión artística. Entrevistas, reseñas y comentarios literarios.

1 Trackback / Pingback

  1. Aleqs Garrigóz y su poesía íntima

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.