[Balance 4B 2017] Lo mejor del año en materia de cine, series y eventos

Nuevo año, nueva colaboradora, nuevo #Balance4B; esta vez, un poco más en general, a cargo de Ximena Brenan.

Por @AnXieBre

Cine Argentino

Frente a un panorama un tanto alarmante en el marco de diversas reformas y medidas adoptadas por el INCAA, se puede decir que el 2017 fue un buen año en cuanto a contenidos. La diversidad de temáticas y las tramas de carácter social siempre enaltecen nuestras pantallas con historias originales y con huella propia.

Este año estuvo plagado de documentales destacables. Uno de ellos es Escuela Vida, de Silvina Estévez, acerca de la utilización de un método alternativo de enseñanza en las escuelas públicas que incentiva año tras año a los alumnos con actividades extra curriculares.

Por su parte, Liebig de Christian Ercolano hizo lo propio al contar la historia de un pequeño y olvidado pueblo entrerriano de nombre alemán que hace décadas supo brillar en la industria de las carnes enlatadas.

 Las Cinéphilas, de María Álvarez (que recorrió el mundo en festivales internacionales, y aquí se lo pudo ver en el Leonardo Favio en Bolívar) nos adentra en la vejez de un grupo de señoras cuya pasión nunca dejó de ser ir al cine a pesar de la soledad y las limitaciones físicas. Un cálido relato sobre la tercera edad con sensibilidad, respeto y compromiso.

Otros documentales sobresalientes fueron Escuela Trashumante, de Alejandro Vagnenkos, que también hace referencia a la educación pública – esta vez en Neuquén – en torno a una comunidad Mapuche en constante movimiento geográfico.

Menciones especiales merecen La memoria de los huesos, de Facundo Beraudi, acerca del trabajo del equipo argentino de Antropología Forense; Carne Propia, de Alberto Romero, sobre la industria cárnica, que forma parte indisoluble de la identidad nacional; y Monger, de Jeff Zorrilla, que cuenta las anécdotas de un guía sexual en Buenos Aires con turistas de diferentes partes del mundo.

En cuanto a Ficción, sin duda la que más sorprendió fue Madraza, de Hernán Aguilar. Aquí la paraguaya Loren Acuña le pone el cuerpo a un personaje nada fácil de interpretar: toda una “mujerota” de armas tomar, que tras presenciar el asesinato de su esposo a manos de delincuentes, se transforma totalmente y lleva una doble vida. Una historia de superación en un contexto de inseguridad y corrupción, pero con toques de humor.

Se destacaron, además, producciones más grandes como La cordillera, de Santiago Mitre, con un Ricardo Darín en su máximo esplendor, interpretando al presidente de la Nación. Un guión exquisito en torno a un thiller, con una vuelta de tuerca interesantísima.

Anida y el Circo Flotante, de Liliana Romero (que afortunadamente será repuesta en las pantallas y en el Cine Gaumont se la puede volver a disfrutar) es una película de animación muy bien lograda para toda la familia, con la técnica de recortes y con las voces de artistas reconocidos como Nicolás Scarpino y Adrián Navarro.

Francesca, de los hermanos Onetti  quizá pasó un poco desapercibida, pero hay que reconocer que es una propuesta más que original dentro del cine nacional: un hipnótico giallo argentino con un trabajo de arte más que satisfactorio.

Por último, no merecen quedarse afuera producciones como Yo soy así: Tita de Buenos Aires, de María Teresa Costantini, donde Mercedes Funes nos demuestra estar a la altura de una de las artistas más importantes de nuestro país; y El Corral, de Sebastián Caulier, una apuesta jugada de cine de género con toques de Buddy film, pero cargada de violencia y tensión.

 

Series

Una de las más gratas sorpresas este año fue la serie alemana Dark de Netflix, co-creada por Baran bo Odar y Jantje Friese. Viajes en el tiempo, agujeros negros, desapariciones y una tragedia nuclear ponen en jaque a varias familias. Drama, thiller, elementos sobrenaturales y una trama un tanto incomprendida por el público. Sin duda un guión que da para un análisis exhaustivo.

Pasando por alto lo más esperado de 2017 (la segunda parte de Stranger Things y nuevas temporadas de series como Game of Thrones –la más pirateada-, The Walking Dead, Vikingos y Black Mirror para Navidad, entre otras), se puede decir que lo mejor fue The Punisher, la nueva serie de Marvel en Netflix, con Jon Bernthal como Frank Castle. Un nuevo y más que acertado rostro para un personaje duro y salvaje.

 

Eventos

Con 85 mil asistentes en su octava edición en el mes de diciembre, la Argentina ComicCon volvió a ser el evento del año, y más aun con las visitas de Jason David Frank (el legendario Power Ranger verde de la serie original), Tom Felton (Draco Malfoy en la saga de películas de Harry Potter), el director argentino Juan José Campanella y la frutilla del postre: el panel de Andy y Bárbara Muschietti que habían visitado su país natal ya en septiembre para presentar IT (Eso), la película de terror más taquillera de los últimos tiempos.

Pese a que para muchos la edición de mayo fue más rutilante con las presencias del director francés Luc Besson y la joven actriz estrella de la serie Stranger Things, Millie Bobby Brown, ésta última tuvo otro brillo. El propio Andy Muschietti se llevó una enorme sorpresa al ver que en el auditorio lo estaban esperando miles de fans que gritaban cada vez que escuchaban su nombre. Seguramente jamás pensó volver a su país y que lo recibieran de esta manera. Además, se hizo presente el Pennywise argentino, interpretado por la cosplayer Jessica Herrlein, que sorprendió a todos con su performance.

Otro de los eventos más esperados del año es el Buenos Aires Rojo Sangre, el festival de cine fantástico y de terror más importante y una ventana a las producciones de género independientes y comerciales. Algunas  se estrenarán en 2018 y otras son programadas como máximos exponentes del género. Por el BARS este año pasaron películas internacionales como Herederos de la Bestia, documental de Diego López y David Pizarro acerca de los pormenores del rodaje de El Día de la Bestia del gran Alex de la Iglesia; Aterrados (película argentina que tendrá su estreno el  8 de marzo de 2018) de Demián Ruga y Mirada de Cristal, de Ezequiel Endelman y Leandro Montejano, que seguirá con un circuito más alternativo.

 

Cine internacional

En el caso del cine español, hay varios directores que vienen pisando fuerte en Argentina. Kiki, el amor se hace, de Paco León, protagonizada por Ana Katz, gira en torno a una trama coral. Fue una propuesta fresca y nueva que se proyectó por primera vez en Espanoramas 2017, la muestra de cine español que año tras año presenta lo mejor  del cine de ese país.

Por su parte, El cadáver de Anna Fritz, de Héctor Hernández Vicens sorprendió en cines con una historia morbosa en torno a una bella actriz muerta con la que tres hombres mantienen relaciones sexuales en la morgue. La película es un ejemplo de que, al menos para los consumidores de este subgénero, lo desagradable se puede convertir en algo magníficamente contado.

Sin olvidarnos de El Bar, del ya mencionado Alex de la Iglesia, que visitó Argentina y brindó una jugosa conferencia de prensa, el último exponente español de este año fue La Posesión de Verónica, de Paco Plaza (responsable de la saga REC). Aunque no le fue muy bien de taquilla, las críticas la acompañaron y fue considerada como una de las mejores películas de terror españolas en torno a las posesiones.

En cuanto al cine más comercial, las mejores producciones del año fueron Fragmentado, otra película brillante de M. Night Shyamalan con un James McAvoy sublime, en uno de sus mejores papeles; La La Land, de Damien Chazelle con Emma Stone y Ryan Gosling (una gran historia de amor y desamor en clave de musical, ganadora de varios premios Oscar); El planeta de los simios: la guerra, de Matt Reeves, sin duda es el mejor exponente de ciencia ficción y acción del año junto a Kong: La isla Calavera, de Jordan Vogt-Roberts, ambas con un gran trabajo de producción al mismo nivel que Alien: Covenant, de Ridley Scott ,aunque ésta última con varios baches e incongruencias en el guión.

Por último, imposible dejar de lado a tres films que giran en torno a figuras femeninas: Atómica, de David Leitch con un gran trabajo físico de Charlize Theron; La Villana, de Jung Byung-Gil y de los creadores de Invasión Zombie, que fue éxito de crítica y público en Argentina y el mundo. Cine coreano de acción en potencia. El tercer lugar pertenece a Colossal, de Nacho Vigalondo, protagonizada por la ganadora del Oscar Anne Hathaway, que fue toda una apuesta hacia a un humor diferente, mezclando drama, ciencia ficción y un toque indie.

 

 

 

Advertisements
Anuncios
Anuncios
Acerca de Diego Alvarez 1315 Articles
Cinefilo, comiquero, coleccionista, comic addict. Whovian de tiempo completo.

Be the first to comment

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.