[REVIEW] Polar: Una opinión no polarizante

Polar es una película de acción, adaptación del cómic homónimo, que forma parte de las “Originales de Netflix“. Esto es curioso, porque justamente, de original no termina teniendo nada.

Por @nicobarak

La nueva película de la plataforma más grande del mercado, Netflix, cuenta la historia de un asesino a sueldo forzado a retirarse que debe lidiar con ex-compañeros suyos que tratarán de matarlo para que no cobre su jubilación correspondiente. Es una lastima que un cómic tan querido por la comunidad española, país del creador original de la historia, termine siendo llevado al arte audiovisual de una forma tan vaga. Quizás lo único a salvar en esta película es la actuación del protagonista, Mads Mikkelsen (Hannibal), quien a pesar de un guión que le da muy pocas líneas de diálogo y una narrativa irregular, deja ver un poco de su enorme calidad. Esta calidad es también reflejada en los momentos que comparte escena junto a Vannesa Hudgens (Sucker Punch), la damisela en apuros correspondiente de toda mala historia de acción.

El principal problema de Polar está muy claro, y es que en ningún momento termina de decidir cómo va a ser la película. Continuamente el estilo fluctúa entre la acción bizarra de películas como la infame Suicide Squad y momentos dramáticos protagonizados por Mikkelsen. Estos momentos, sin embargo, nunca llegan a transmitir emoción alguna, debido a que no solo son interrumpidos en reiteradas ocasiones sino que cuando lo son, los protagonistas de las escenas de acción son otros. Los momentos de adrenalina protagonizados por el protagonista de la película, valga la redundancia, son extremadamente acotados, y los únicos que interesan. Aún así, para cuando efectivamente llegan al metraje, ya pasó casi la mitad de la película y el espectador termina perdiendo cariño y emoción hacia los pocos personajes buenos.

Los “homenajes” a la célebre John Wick tampoco salvan esta falta de simpatía hacia el protagonista, que están ejecutados de una forma tan burda que en el momento que aparecen en pantalla, se le ven los hilos narrativos (Mads Mikkelsen adopta un perro). Este uso explícito de clichés y elementos vistos anteriormente en otros films no ayudan a la película, ya que a diferencia de otros directores como Tarantino, que usa ideas ajenas para conmemorarlas y recordarlas, aquí son usadas por vagancia imaginativa. Esta poca creatividad no se repite lo suficiente como para que le forme una identidad ni aparece pocas veces como para que quede simplemente como un guiño.

Esta indecisión no solo se ve en la historia, sino que en la fotografía y el color de la película hay cambios tan bruscos que hasta parece ser una búsqueda del director. Lamentablemente, si lo que buscaban era una propuesta estética distinta, encontraron un elemento incómodo que saca al espectador del film y no lo deja acomodarse en ninguno de los estilos que propone. Las escenas protagonizadas por el actor danés tienen una paleta de colores apagada y triste, que terminan favoreciendo más que el guión en contar esta especie de depresión sufrida por el protagonista, decepcionado de algunas decisiones en su vida y lastimado internamente. En cambio, cuando la película se pasa al lado de los que buscan asesinarlo, la historia no solo se cae a pedazos junto al nivel actoral, sino que la paleta de colores se vuelve loca con colores primarios brillantes dignos de una película de Wes Anderson, pero sin formar un mensaje o una identidad real. Las escenas de acción que ellos protagonizan terminan no solo siendo olvidables, sino que predecibles y aburridas, y por lo tanto, principales responsables de que las dos horas de metraje se hagan difíciles de digerir. Por suerte, los momentos de acción de Mikkelsen, pocos, son de lo más interesante y están realizados con un poco más de mano y detalle.

Por último, es importante resaltar negativamente el villano de la película. En las historias de acción los dos elementos más importantes para que la trama se mantenga viva y no decaiga en ningún momento son los momentos de adrenalina creativos, que no los hay, y un villano memorable. En este caso, sea por los errores de guión en la construcción de las motivaciones del malo, o directamente de la mala actuación del interprete, Matt Lucas, cada escena en la que aparece carece de sentido y genera repudio en el mal sentido de la palabra. Un ejemplo de un buen villano podría ser, salvando las obvias diferencias, el villano de la Dirty Harry original, ya que sus acciones te daban tanto asco y odio que hacían que ames más al personaje de Clint Eastwood, pero en esta historia, las decisiones y acciones del personaje opositor no generan nada más que ganas de que la escena acabe y pasen nuevamente a contar la perspectiva del protagonista.

En conclusión, Polar es una película que si se hubiera filmado con una sola perspectiva y una sola intención dramática, podría haber sido una relativamente sólida oferta de Netflix en su catálogo de películas de acción. Lamentablemente, su continua indecisión en el guión, la fotografía, la puesta en escena y su paleta de colores terminan afectando gravemente a la calidad del producto final. Los actores de soporte no ayudan en nada, con actuaciones exageradas y poco interesantes, por lo que Mads Mikkelsen por si solo se encarga de darle los muy pocos puntos que termina ganando el film, que a pesar de llamarse Polar, su calidad está sin lugar a dudas, del polo negativo.

PUNTAJE: 3/10


  • Título original: Polarpolar-poster
  • Año: 2019
  • Duración: 118 minutos.
  • País: Estados Unidos
  • Dirección: Jonas Åkerlund.
  • Guion: Jayson Rothwell (Novela gráfica: Victor Santos).
  • Música: Deadmau5.
  • Fotografía: Pär M. Ekberg.
  • Reparto: Mads Mikkelsen, Vanessa Hudgens, Katheryn Winnick, Matt Lucas, Nia Roam, Johnny Knoxville, Richard Dreyfuss, Robert Maillet, Ruby O. Fee, Sima Fisher, Anastasia Marinina, Inga Cadranel, Fei Ren, Ken Hall, Ayisha Issa, Lovina Yavari, Carla Guerrier, Yana Gold, Pedro Miguel Arce, Josh Cruddas y Julian Richings.
  • Productora: Co-producción Estados Unidos-Alemania; Constantin Film Produktion / Dark Horse Entertainment. Distribuida por Netflix.
  • Género: Acción| Thriller.
  • Sinopsis: Duncan Vizla, conocido como el káiser negro y quien fuera el mejor asesino del mundo, se ve obligado a dejar una vida apacible cuando su antiguo trabajo lo señala como un riesgo que hay que eliminar. En contra de su voluntad, regresa a ese mundo que había dejado atrás para defenderse de un despiadado grupo de jóvenes sicarios que no se detendrán ante nada para acallarlo.

 

Advertisements
Anuncios
Anuncios

1 Trackback / Pingback

  1. [REVIEW] Venganza: Liam Neeson haciendo de Liam Neeson en 2019 |

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.