5 razones para ver… «LUCIFER»

La serie ha tenido sus altibajos, pero ahora vuelve de entre los muertos de la mano de Netflix y acá te dejamos algunas razones para que no te la pierdas.

Por @Caty90

Lucifer vive. La serie se salvó del hacha por un esfuerzo compartido entre todos los fans que los llevaron a trending topic casi tan pronto como el anuncio de la cancelación se hizo público. Así que, con la cuarta temporada casi a la vuelta de la esquina, te dejamos un par de razones para ver cómo el diablo vive la vida en Los Ángeles.


Tom Ellis

Si, vamos al punto. Una de la principales razones que puede haber para ver Lucifer es el mismísimo Tom Ellis en la piel del ángel caído. ¿Por qué? Porque pasa de galán de película a literalmente el diablo en segundos (y no estamos hablando de su cara de diablo, que puede poner a más de uno a temblar). No. Simplemente, se mete de forma tal en su personaje que hay momentos en los que es imposible no preguntarse si no es de verdad el diablo. A la vez, tiene momentos importantes donde te muestra sus vulnerabilidades y trae la trama, que de por sí es bastante fantástica, a la tierra (especialmente con sus conflictos familiares).

5b291e74a0eb4.jpeg


La negación

Los que ya hayan visto Lucifer, se habrán dado cuenta que, a diferencia de muchas otras historias, Lucifer no niega jamás lo que es. Nunca lo vas a ver usando una identidad falsa o fingiendo ser otra cosa. El problema es… que nadie le cree. Y considerando la sociedad actual en la que vivimos, se siente como algo muy real.

Una y otra vez vemos a Lucifer decir «Soy el diablo» y todas esas veces vemos a la persona que lo escucha hacer gestos o decir «Sí, claro», asumiendo que miente o que se cree el diablo y está mal de la cabeza. Ni siquiera la detective, su compañera a pesar de todo, le cree eso. Y, seamos sinceros, ¿quién lo creería? Aunque es divertidísimo ver su frustración.

Lucifer 2


La visión del diablo

Creo que todos asociamos al diablo con lo malo, con el ser maligno que causa las cosas. Pero cuando nos ponemos a pensarlo, el no es quien lleva a cabo actos malignos. Su rol, siempre, ha sido castigar a los que cometen maldades, por así decirlo.

En Lucifer, lo vemos lidiando con muchos personajes que, quizá sin saber quien es él, toman al diablo como la encarnación de todo mal. Pero cuando el se explica, es imposible negar que tiene razón. ¿El es quien tienta a todos? Sí, te dirá, pero vos no tenés que hacerme caso. La decisión es del humano. Quizá no sea el punto de vista más original, pero es uno que normalmente se retuerce y malinterpreta.

lucifer.jpg


Su relación con sus hermanos

Cuando se habla del diablo, se suele omitir el hecho de que él es un ángel caído. Aquí, en esta particular visión del cielo y el infierno, nos presentan a los otros ángeles como los hermanos de Lucifer y, ellos junto a dios, como una familia un poco disfuncional (ok, quizá muy disfuncional). Pero es esta concepción de dios y los ángeles como familia que va generando a medida que avanza la historia el mayor desarrollo emocional por parte de los personajes.

Esto es distintivo en la relación de Lucifer y Amenadriel. El primero empeñado en quedarse en la Tierra y hacer lo que le plazca porque se hartó de ser el esclavo de papi, y el segundo representando justo lo opuesto: el hijo que se quedó y que hizo todo bien, solo para ser opacado por el hijo pródigo una y otra vez. Es un proceso lento pero constante que los va llevando a darse cuenta que quizá estar en lados opuestos no es la mejor idea. Eso no quita que se quieran matar de vez en cuando, después de todo son hermanos, pero es interesante verlos salir de sus puntos de vista tan blancos o negros.

Lucifer 4.jpg


Los personajes secundarios

Honestamente, no nos gusta mucho llamarlos así. Pero el punto es que, normalmente, suelen ser personajes que a pesar de que tienen un momento de gloria aquí y allá, tienden a complementar al personaje principal más que nada. Y aunque eso ocurra hasta cierto punto, en Lucifer tienen mucha vida propia.

Un buen ejemplo de esto es Maze, quien se va desarrollando como más que una demonio y quien tiene que lidiar con sentir por primera vez. Especialmente cuando lidia con Trixie, la hija de la detective, o con su nueva mejor amiga, la Dr. Linda Martin. O la mismísima Dra. que va de amante de Lucifer a su terapeuta a tiempo completo y luego a ser uno de los pocos seres humanos que saben de la existencia del cielo y el infierno a ciencia cierta (lo cual casi le causa un aneurisma).

maxresdefault-4.jpg


 

Advertisements
Anuncios
Anuncios

Be the first to comment

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.