[RECAP] Star Trek – Discovery: New Eden (T2xE02)

“Hay más cosas en el cielo y la tierra, Horacio, que las soñadas en tu filosofía.”

Hamlet (1.5.167-8)

Por @mauvais1

Más allá de la emoción, si cabe, de tener a Jonathan Frakes dirigiendo este episodio (para quienes no lo reconocen fue y es, a ojos de los trekkies, el comandante William Riker de Star Trek: The Next Generation) ha sido un interesante capítulo que, sin abandonar la trama en que se encamina, nos regala una aventura episódica como hacía tiempo no teníamos. New Eden es en esencia una muestra cabal de por qué Satr Trek sigue siendo la saga sobre ciencia ficción positivista (si cabe el termino) más esperanzadora.

Descubierto el porqué Spock se ha alejado de todos, la tripulación del Discovery viaja al confín de la galaxia detrás de una llamada de emergencia. Una que surge de un pueblo, humano, que atenta contra todos las posibilidades científicas. Porque ellos viven como lo hicieran los colonos ha finales del siglo XIX, en un planeta tan lejano como se puede uno imaginar, y más aún, llegando allí en tiempos en que la velocidad Warp no había sido inventada (tercera guerra mundial, año 2053). La señal llega hasta ellos luego de que persiguieran una de esas luces rojas que se esparcen por la galaxia. Luces que en sueños pesadillescos a visto Spock y dibujado antes de internarse en un psiquiátrico. El caballero sigue eludiéndonos. La tripulación entonces decide bajar al planeta e investigar esa llamada de auxilio antigua en una sociedad pacifica que vive como menonitas.

La aventura, que podríamos enmarcar dentro de lo episódico (es decir, que tiene una conclusión), también es una nueva clave a investigar sobre los ángeles rojos, que ya Michael Burnham vio en el capítulo anterior cuando quedó atrapada en el asteroide. Concluimos que solo intervienen cuando el peligro es inminente. Así lo relatan también los parroquianos a los disfrazados capitán Pike, Burham y la teniente Owosekun. Bajo la primera directiva, que reza que no puede haber ninguna interferencia con el desarrollo interno de civilizaciones alienígenas, que aún no han descubierto el impulso Warp, se infiltran en el pueblo como vecinos de otro paraje, y en la bienvenida les es narrada la historia de un ángel que los rescató cuando se ocultaban dentro de la iglesia y los llevó a otro planeta donde prosperan sin saber el destino de la raza humana. Ese edificio, un templo de madera, tiene como característica única que en ella se conservan gran parte de los credos humanos y en su sótano las respuestas que buscan.

202-pike-bridge-crew-630x420

Mientras tanto en la nave, Stamets lucha con el recuerdo del fallecido doctor Hugh Culber, visto en la red cuando realiza los viajes con el motor de esporas, por eso tanto le cuesta hacerlos. Sylvia Tilly, consciente del dolor, traza un plan para utilizar el pedazo de asteroide y sus componentes como sustituto. Al ser impactada por la energía que este posee, comienza a ver el fantasma de una amiga fallecida y que no ve desde hace años. La gran red se expande absorbiéndola a ella.

Cuando el capitán Pike recita la linea del bardo inglés ante el misterio del pueblo perdido, da inicio a una disquisición sobre la fe y la ciencia, sobre la posibilidad de creer en milagros hasta que se demuestre lo contrario. De hecho traen a colación la Tercera ley de Clarke: “Cualquier tecnología suficientemente avanzada es indistinguible de la magia”. La aproximación que realiza el episodio, siendo superficial y algo redundante, de todas maneras es un motivo que la saga Star Trek ha tratado muchas veces, buscando siempre plantear un debate positivo sobre el progreso como sociedad y sus manifestaciones culturales como la religión y la posibilidad de que esta no sea más que otro de los rostros de la ciencia y no por ello negativo. Realmente algo que siempre apreciamos de esta serie, que es la idea constante discusión sobre el comportamiento moral y/o ético de los tripulantes ante sus aventuras. Sobre la interferencia en el desarrollo de otras civilizaciones, y el impacto que pueda tener. Una pena que no hubo una exploración más detallada de este plot en persecución de una acción que quizás se magnificó para entretenimiento del espectador.

star_trek_discovery_new_eden_1050_591_81_s_c1

Pero más allá de ellos, los planteos que surgen son ricos y la trama general aún no despega del todo, vamos por el 2do episodio recién, pero no por eso deja de ser lo mejor de la ciencia ficción más altruista que conozcamos. Porque Star Trek lo es, siempre lo ha sido. Una aventura capaz de buscar lo mejor en nosotros y magnificarlo, hablar sobre el progreso y sus eventualidades, exploración del espacio exterior, que solo refleja lo interior de sus protagonistas.


Star Trek – Discovery: New Eden (T2xE02)

Director: Jonathan Frakes

Guionistas: Gretchen J. Berg, Aaron Harberts, Sean Cochran

Reparto: Sonequa Martin-Green, Doug Jones, Anthony Rapp, Mary Wiseman, Anson Mount, Mia Kirshner, James Frain, Tig Notaro.

Advertisements
Anuncios
Anuncios
Acerca de Marco Guillén 2215 Articles
Aguanto los trapos a Jordi Savall. Leo ciencia ficción hasta durmiendo y sé que la fantasía es un camino de ida del que ya no tengo retorno.

Be the first to comment

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.