[REVIEW] Vampire in the Garden

Una miniserie anime que estrenó Netflix el 16 de mayo del 2022, una triste elegía a las ansias humanas y los sueños vampíricos.

Por @mauvais1

No recuerdo cuándo comenzó. Habrá sido tal vez con Anne Rice y sus sensuales criaturas atormentadas dibujadas como héroes byronianos, puede ser. Tiempos donde la misteriosa criatura de la noche, maldita y sacrílega, se transforma en una enfermedad, una epidemia científicamente analizada. Pero más allá de este lapsus, sabemos que los tiempos actuales de la ficción; los señores de la noche, los vampiros, son una plaga a erradicar, bestias voraces como también íconos del placer y la belleza eterna, trágicos inmortales. A partir de esas dos premisas, se desarrollaron drama fascinantes como Déjame entrar (2008) de Tomas Alfredson y Solo los amantes sobreviven (2013) de Jim Jarmusch, frente a Soy leyenda (2007) de Francis Lawrence y Del crepúsculo al amanecer (1996) de Robert Rodríguez.

Hablamos de cine, claro, pero en la animación japonesa también tuvo sus historias: Owari no Seraph de Daisuke Tokudo, Hellsing de Kouta Hirano, Trinity Blood de Sunao Yoshida, Shiki de Fuyumi Ono, y un largo etc. Quizás aquí es donde más se ha dado esa mixtura de ambas corrientes, logrando interesantes historias sobre criaturas que ganaron la inmortalidad a pesar de sus banales espíritus, maldecidas por esa humanidad de la que no pueden desprenderse del todo. La locura de un infinito sobre algo que no se creó para ello como lo es el cuerpo humano.

Filosofar sobre ese oxímoron llevaría mucho más tiempo y mejores mentes, pero resulta que Vampire in the Garden, de Ryōtarō Makihara, tiene mucho de esto, como también, y como es habitual en las producciones animadas japonesas, disquisiciones sobre el sitio de la criatura humana en su entorno, la búsqueda de estos outsiders de su lugar en la compleja y dictatorial maquinaria social. Esta distopía basada en la historia de Tetsuya Nishio, un animador y diseñador de personajes japonés que ha colaborado en proyectos como Jin-Roh: The Wolf Brigade (1999), Millennium Actress (2001)The Sky Crawlers (2008).

La historia transcurre en un futuro, distante tal vez, en tierras que bien pueden identificarse con Rusia y el norte helado del Ártico, un mundo concentrado en una guerra de exterminio entre hombres y vampiros, más allá de que hay sitios donde logran convivir en una especie de tregua de sangre. Comercio que ambos trabajan con mucho prejuicio y una inestabilidad alarmante. Momo, la joven adolescente y protagonista de la historia, es la hija del comandante que lleva adelante la guerra de exterminio. Una joven que todavía siente pena y aversión por esa masacre, que no termina de entender porque no puede haber un entendimiento entre ambas razas.

Al igual que Fine, la vampira heredera al trono de su nación y que aún conserva mucha más humanidad de lo que sus siglos de vida serían capaces de anticipar. Ambas se encontrarán en medio de la línea de fuego, a caballo entre sus anhelos y las responsabilidades. Dijimos que ya habíamos visto bastante sobre estas guerras, pero aquí Ryōtarō Makihara añade a su distopía, tan cercana a las guerras de mediados del siglo XX, una desalentadora visión sobre el hombre, sus derivados fantásticos como son los vampiros, y más aún sobre afán de la victoria, tanto en la batalla como por sobre otros iguales, que no da cuartel, que no reconoce filiación alguna.

A medida que nos adentramos en ese mundo penumbroso y helado, sus habitantes, más aún creemos en la tontería quijotesca con que abrazan el mundo las protagonistas, batallamos sus acciones aunque uno no deje de sentir la inutilidad de todo. El pesimismo es tan fuerte como la melancolía de esa vampira que repite el ciclo en un eterno circulo de sangre y perdidas, de amores insatisfechos. Ambas huyen en búsqueda de un paraíso donde puedan vivir en paz, y en medio de tanto dolor y perdida, de horror y prejuicio, cargan con uno en esos instantes en que si pudieron ser a pesar de todos, justo entre una batalla y la otra. La felicidad que ignoraron es la justa que los humanos obtenemos, pequeñas dosis en un mar de tristezas.

Son tan solo cinco episodios, llenos de acción y un diseño de fondos y personajes fascinante. Una corto relato de vampiros y humanos en guerra, de forajidos, de ilusos. Hay que darle una oportunidad a Vampire in the Garden. No se pierde nada nada y se disfruta mucho.


Título: Vampire in the Garden

Dirección: Ryōtarō Makihara.

Guion: Ryōtarō Makihara.

PersonajesTetsuya Nishio.

Música: Yoshihiro Ike.

ProducciónProduction: I.G, Wit Studio.

DistribuidoraNetflix.

Miniserie de 5 episodios.

Momo y Fine, una humana y una vampiro, se conocen y forman una amistad en un mundo desolador, entrelazadas con el poder de la música, para ayudar a Fine, la reina vampiro, a encontrar un lugar llamado Paradise.

Acerca de Marco Guillén 4037 Articles
Aguanto los trapos a Jordi Savall. Leo ciencia ficción hasta durmiendo y sé que la fantasía es un camino de ida del que ya no tengo retorno.

Be the first to comment

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.