Duro de Cuidar: Una pareja explosiva

Samuel Jackson (Pulp Fiction) y Ryan Reynolds (Deadpool) se unen en esta comedia de acción del director Patrick Hughes (The Expendables 3).

Por @martog23

La fórmula que utiliza Duro de Cuidar (The Hitman’s Bodyguard), con esa penosa traducción de título, es muy conocida y la vimos infinidad de veces. Nos encontramos ante la típica Buddy Movie, donde dos personas bastante disímiles se ven obligadas a convivir o armar una alianza por un fin mayor. En el cine de acción lo vimos en películas como Lethal Weapon (1987), 48 Hours (1982) y más recientemente en Rush Hour (1998) y The Nice Guys (2016). Por lo general, la fortaleza de estos films radica en la química de sus protagonistas más que en el guion o la historia que se presenta.

Hitmans-Bodyguard-The-5-News.jpg

En el caso de Duro de Cuidar, se presenta una premisa apenas un poco más original que en relatos anteriores. Resulta que un prestigioso guardaespaldas, Michael Bryce (Ryan Reynolds), recibe un nuevo cliente: un asesino a sueldo, Darius Kincaid (Samuel L. Jackson), que debe testificar en un juicio en La Haya contra un cruel dictador (Gary Oldman). Bryce supo estar en la cima en lo que respecta a su trabajo, pero luego de una misión fallida se vio obligado a tomar trabajos menores. Su exitoso pasado lo tuvo enfrentándose a Kincaid en varias oportunidades, por lo que su relación será tormentosa en un principio. Sin embargo, ambos tendrán sus motivos para aliarse, el personaje de Samuel Jackson quiere obtener un trato para lograr la libertad de su mujer (Salma Hayek) y por el lado del protagonista que compone Reynolds buscará realizar esta misión que le encarga su ex mujer (Elodie “Elektra” Yung) para volver a ganarse su amor.

jzJnZ.jpg

Como en muchas cintas de los ’90, tendremos grandes secuencias de acción, una dinámica interesante entre los protagonistas, y algunos estereotipos como el del villano y la latina que compone Hayek.

Más allá de ciertas cuestiones relacionadas a la familiaridad del relato en general y ciertos clichés, la química entre Reynolds y Jackson elevan a la película por sobre la media de este tipo de narraciones. La dupla protagónica logra que escena a escena se vaya produciendo una catarata de gags y situaciones cómicas que sacan a relucir en conjunto a sus talentos individuales.

TheHitmansBodyguardpanel.jpg

Por el lado de la técnica, podemos ver la pericia del director para filmar escenas de acción. A veces, éstas cumplirán la función de sorprender a nivel espectacularidad y otras tantas a nivel hilarante. La edición del film también es otro aspecto a destacar, al igual que las coreografías que se pueden ver en algunas escenas (sobre todo las desarrolladas en los dos pequeños planos secuencia del relato).

Resumiendo, Duro de Cuidar es un divertimento modesto y sin grandes aspiraciones más que entretener por medio de la buena simbiosis de sus protagonistas. No esperen una joya a nivel narrativo ni mucho menos, pero aquellos que quieran pasar un buen rato en el cine pueden disfrutar de esta comedia de acción pasatista.

Puntaje: 6.5/10


 

  • Título original: The Hitman’s Bodyguardthe_hitman_s_bodyguard-774704433-mmed
  • Año: 2017
  • Duración: 111 min.
  • País: Estados Unidos
  • Director: Patrick Hughes
  • Guion: Tom O’Connor
  • Música: Atli Örvarsson
  • Fotografía: Jules O’Loughlin
  • Elenco: Ryan Reynolds, Samuel L. Jackson, Salma Hayek, Gary Oldman, Elodie Yung, Joaquim de Almeida, Kirsty Mitchell, Joséphine de La Baume, Sam Hazeldine, Joelle Koissi, Barry Atsma, Abbey Hoes, Halima Nagori, Karl Farrer, Mikhail Gorevoy
  • Productora : Summit Entertainment / Millennium Films / Campbell Grobman Films / Skydance Productions
  • Género: Acción. Comedia | Buddy Film

 

Anuncios