Día de la madre 4B: Recordamos a una de las más temibles, Norma Bates

Con la excusa del “Día de la Madre” y en el marco del mes del terror, elegimos recordar a una de las más famosas y temibles del cine: Norma Bates.

Por @giucappiello

En 1960 el maestro del suspenso Alfred Hitchcock, nos regalaba lo que posteriormente se convertiría en una de las películas bisagra dentro del género y un clásico en el mundo del cine, hablamos por supuesto de “Psycho”.

¡Alerta, contiene SPOILERS!

En una tarde/noche lluviosa, Marion Crane (Janet Leigh), una joven secretaria de una agencia inmobiliaria, llega al “Motel Bates” pidiendo una habitación, luego de haber cometido el robo de una suma de dinero con la cual planeaba comenzar una nueva vida junto a su novio John (Sam Loomis).

Nuestra protagonista es atendida por un joven en apariencia simpático y extremadamente amable. Se trata del gran Norman Bates, una magnífica interpretación de la mano de Anthony Perkins, el cual, junto a su madre, maneja este viejo hotel ubicado al costado de una carretera un poco olvidada.

Ya sabemos cómo continúa esta historia –Si no lo sabes y todavía estás leyendo, te recomiendo que vayas a averiguarlo, Netflix tiene esta joyita del gran Alfred– la silueta asomando por la ventana, la mítica escena de la ducha con su gran banda sonora de fondo y luego, el silencio, o casi, sólo el sonido de la ducha acompañando a Marion, que ahora yace en el piso de aquel baño, víctima de Norma Bates, la madre de nuestro empleado modelo.

psycho.jpg
(Norma y Norman, ya todos pensamos el juego evidente que se nos propone con estos nombres ¿No?)

Y es que, pese a todo lo que podamos pensar tras esta afirmación, la joven efectivamente fue asesinada por Norma, la madre, y encontramos el fundamento de esto en el mismísimo título de la película: “Psicosis”. Nuestro protagonista posee dicha estructura psíquica; para caracterizarlo de una manera simple, su desorden implica –entre otras cosas- que cuando está vestido como su madre, en verdad es ella quien acciona y luego, cuando vuelve a ser él mismo, cuando vuelve a ser Norman, no recuerda nada de lo acontecido, y es que ¡Tiene sentido! Realmente no era él en ese momento.

Aunque no seamos psicólogos, cuando la película llega a los créditos finales, todos nos imaginamos que esta madre, mientras vivía, y a lo largo de toda la crianza de nuestro joven encargado de hotel, tuvo que haber tenido una gran impronta, su rol, de una manera u otra tuvo que haber sido decisivo para el desencadenamiento de la psicosis. Y para confirmar nuestras intuiciones llegó “Bates Motel” (2013) como precuela y reimaginación de la película, con una impecable actuación de Vera Farmiga como Norma, una madre posesiva, avasallante, que procuraba controlar absolutamente todo lo relacionado con su hijo –un exquisito Freddie Highmore-  en los zapatos de Norman para esta adaptación.

bates-motel-motel-room.jpgY no dejemos de lado que la peculiar relación que se muestra entre madre e hijo acá, hasta roza lo sensual y/o erótico: duermen en la misma cama, se hacen escenas de celos mutuamente, todo lo deciden en conjunto (o eso es lo que Norma le hace creer a su hijo, ya que la que decide es siempre ella), todo esto, sumado a la ausente función paterna, aunque en la película casi ni se hable de ello y en la serie en cuestión lo traten de determinada manera, sabemos que Norman no tuvo durante su infancia un padre que funcione como tal, su único modelo fue su madre, quien no solo intentó cubrir ambos roles, sino que llegó más allá. En fin, Norma y Norman, muy unidos, como si fueran uno.

Es por todo esto, a pesar de su carácter, de querer controlarlo absolutamente todo, de sobrepasar cada uno de los límites supuestos dentro de una relación madre e hijo, es que hoy le decimos: – ¡Feliz día de la madre, Norma! Porque a fin de cuentas, sin ella, no podríamos disfrutar al oscuro, cínico y retorcido pero querible Norman Bates.


Advertisements
Anuncios
Anuncios

2 Trackbacks / Pingbacks

  1. Día de la madre 4B: Las mamás de la pantalla chica
  2. [4BHalloween] Alfred Hitchcock y el cine |

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.